El director francés Michel Grondy, cuando no está haciendo películas alucinadas, se dedica a completar un cubo de Rubik como quien no quiere la cosa, es más, lo hace con los pies:

Actualización: La genialidad de Gondry más bien parece radicar en su capacidad para engañar y entretener. Vean este video luego del que aparece debajo. Yo caí redondo. ¿Y tú?

Enlaces relacionados: