300Dir. Zack Snyder | 117 min. | EE.UU.

Intérpretes:
Gerard Butler (Rey Leonidas), Lena Headey (Reina Gorgo), Dominic West (Theron), David Wenham (Dilios), Vincent Regan (Capitán), Michael Fassbender (Stelios), Tom Wisdom (Astinos), Andrew Pleavin (Daxos), Andrew Tiernan (Ephialtes), Rodrigo Santoro (Jerjes)

Estreno en Perú: 29 de marzo de 2007

300, la historia de Leonidas y sus huestes en la Batalla de las Termopilas, narrada desde la afiebrada imaginación de Frank Miller, ve su adaptación a formato fílmico; pero a pesar de su fidelidad a la imagen insuflada en el libro original, no logra apasionar entre su efectismo y el estiramiento de la historia.

300

En 300, el planteamiento es claro, semejarse al cómic original tanto como sea posible, traslapar el trazo grueso, la paleta cromática, el color saturado, el sentido exacerbado del heroísmo, los textos inflamados, tal cual fueron impresos en esa aventura alucinada que es la novela gráfica homónima. Hablar de su falta de rigor histórico y verismo, no viene al caso en esta oportunidad. La cinta se puede sostener sobre su propia verosimilitud.

La adaptación sigue las peripecias de la tropa espartana, en un orden alterado con respecto al original; una narración múltiple que en la gráfica se presentaba con sugerentes flashbacks, que revelaban de forma lenta y hasta mítica a los personajes, es abandonada a favor de un orden cronológico lineal y explicativo. Se retiran detalles de convivencia militar, que brindaban carácter a los guerreros, para presentarnos nuevas situaciones y personajes: senadores lujuriosos y traicioneros, esposas comprometidas y revolucionarias. La intriga política que implica a la presencia femenina de la cinta está ausente en el libro, y es un agregado oportunista, que responde (como siempre) a intereses extra-cinematográficos. La anécdota de los manejos políticos de la guerra alarga la trama en minutos, pero nunca en intensidad, antes más, obstruye la montaña rusa del combate de los guerreros griegos. Si se cortansen estas secuencias, probablemente, la historia avanzaría de manera más disfrutable.

En lo visual, Zack Snyder y su equipo busca representar la viñeta al pie de la letra y lo logra, al punto de mover cielo y tierra, literalmente, para concretar el objetivo, pero no se preocupa de recrear la fuerza del combate, no llega a emocionar, recibimos, en cambio, un efectismo que hermana la cinta con la saga Saw o con La pasión de Cristo, cintas que se regodean en la cantidad de sangre vertida y la truculencia de un tratamiento de videoclip. Videoclip que regala música a casi todas las escenas de la manera más prefabricada y estándar posible.

300El abuso de CGI aporta a la afectada espectacularidad con la que cuentan las imágenes, pero que siempre se sienten artificiales, antes que en su forma, en su fondo. Con su arena sintética y sus soldados de videojuego empaquetan una violencia pop lista para consumir, lista para el “pause” en cada estocada y degollamiento que genere el beneplácito del respetable. Qué lejos está de la imaginería de The Lord of the Rings, por ejemplo, la que también volaba en fantasías, pero transmitía nervio. La representación del mal a la que se enfrenta la falange espartana termina viniendo de más allá de la ya inflamada imaginación de Miller, estas huestes asiáticas bisexuales, aberradas, transformistas, monstruosas y cobardes, son la quintaesencia de lo réprobo. Todo matiz que podía mostrar el libro para el enemigo ha sido arrancado en pos de un mensaje más claro, directo, burdo, decididamente light y simplista. Queda fuera, por ejemplo, el intento de suicido de Efialdes tras el desplante de Leonidas, frustrado, enrumba hacia Xerxes, hecho simple, que aporta complejidad al contrahecho personaje.

300 termina siendo un envase lustroso, con gladiadores generados por computadora, listos para el consumo, nacidos junto a sus muñecos de acción; y que, por eso, tienen por dentro menos, que el comic que lo engendró. Entretenimiento de pop-corn. El siguiente encargo del director, Snyder, es Watchmen, la novela gráfica por excelencia, mucho más compleja y profunda que esta historia griega, esperemos que la realice con tanto ojo en la forma, como en el fundamental fondo, o que pase el proyecto a manos más comprometidas.

Extra: Para que puedan comparar las imágenes de la película con la novela gráfica, incluyo el primer libro de los cinco en que fue publicado para descargar. Para poder verlo, instalen CDisplay, un visor de comics.

» Lee más sobre 300