Alerta solar (2007)

SunshineSunshine
Dir. Danny Boyle | 107 min. | Inglaterra

Intérpretes:
Rose Byrne (Cassie)
Cliff Curtis (Searle)
Chris Evans(Mace)
Troy Garity (Harvey)
Cillian Murphy (Capa)
Hiroyuki Sanada (Kaneda)
Mark Strong (Pinbacker)
Benedict Wong (Trey)
Michelle Yeoh (Corazon)

Estreno en España: 20 de abril de 2007

Con “28 días después” Danny Boyle comenzó a probar las mieles de la fantasía pura y dura, pero esta película de terror no convenció a los entendidos del séptimo arte. Cosa que sí ha ocurrido con la gélida delicatessen de ciencia-ficción que es Sunshine, en un equilibrio constante entre lo creíble, con bastantes anotaciones científicas, y un más que correcto acabado técnico y audiovisual exento del tipo de barroquismos que conducen directamente a la papelera de los bodrios de ciencia-ficción.

Sunshine

Sólo somos polvo

Si metemos en una coctelera por orden de antiguedad, 2001: odisea del espacio de Kubrick; Alien 3 de David Fincher y Solaris de Soderbergh, ¿qué nos da?: un producto luminoso, elegante y notable en su concepción heredera, pero a la vez independiente, de esas tres grandes obras madres de ciencia ficción, Sunshine. Espectáculo visual metasedativo que parece haber absorbido los lugares comunes de las tres, a mi personal entender, mejores películas cuyo escenario transcurre en esa atmósfera lejana soñada por casi todos, espectadores y personajes: el espacio.

Su director, el británico Danny Boyle no conseguía superar el éxito alcanzado, en plena década de los noventa, por la famosa y soberbia Trainspotting. Lo intentó con alguna incursión hollywoodense, de la mano del escritor y guionista Alex Garland (a quién recurrirá igualmente para Sunshine) que le llevó a poner en imágenes La isla, una original historia que yo disfruté mucho en su formato libro, pero llevada a la gran pantalla adolecía de casi todo, y se quedaba varada en la mitad del libro. Con 28 días después Boyle comenzó a probar las mieles de la fantasía pura y dura, pero esta película de terror no convenció a los entendidos del séptimo arte. Cosa que sí ha ocurrido con la gélida delicatessen de ciencia-ficción que es Sunshine, en un equilibrio constante entre lo creíble, con bastantes anotaciones científicas, y un más que correcto acabado técnico y audiovisual exento del tipo de barroquismos que conducen directamente a la papelera de los bodrios de ciencia-ficción.

Alex Garland ideó el concepto de Sunshine al haber leído un artículo, en 2004, en una revista científica americana. A partir de ahí todo se deslizó deprisa, puesto que Boyle se enamoró del proyecto. Y juntos ligaron a la perfección, en este viaje espacial y especial en busca del sol, la ciencia extremadamente razonada (lo que le da un punto más que interesante) y los efectos especiales, supervisados por Tom Wood, donde Boyle hace alarde de un perfecto despliegue técnico de ardid elegantemente sofisticado y brillante, acompañada de una banda sonora de retoques electrónicos que hace que como espectador levites unos centímetros de la butaca.

SunshineEl omnipresente protagonista, casi Dios en su concepción, es el gran astro Sol. De él parecen nutrirse los 8 tripulantes a bordo del Icarus II (en referencia al míto) cuyo poder de atracción les provoca más de un trastorno psicológico, claramente mostrado en el encuentro con la perdida nave Icarus I, enviada 7 años antes.

En una tierra cincuenta años más vieja que la actual, la actividad solar va perdiendo fuelle, dando como resultado un florecimiento de los hielos en todo el planeta, (a imitación de la edad de hielo prehistórica). Una nave es enviada al espacio, con 8 tripulantes ingenieros de muy diversa background cultural (la futura sociedad multicultural). Aunque sólo uno de ellos es el mimado científico que conoce a la perfección la utilización de la bomba que pretende insertar nueva vida en el astro rey. A Boyle le gusta moverse entre actores de una cierta generación energiplex, jóvenes y suficientemente preparados, modelos generacionales del nuevo siglo. Sin embargo este Robert Capa (¿quizá un guiño al más famoso corresponsal de las guerras del siglo XX?), científico sobre el que recae tanta responsabilidad, hubiera requerido de un actor con más años encima, (algo así como un Clooney en Solaris) que los que luce Cillian Murphy, que todo hay que decirlo, no hay que quitarle el mérito de su performance. Todos dan la talla en una igualdad de talento y género, en el que destaca asimismo el personaje Corazón, la bióloga que mantiene con extremo amor su jardín de oxígeno.

Por el lado más filosófico, la película se mueve en una claustrofóbica mezcla de misterio negro espacial y exploración de las inquietudes que siempre han acompañado al hombre, ¿de donde venimos? ¿a dónde vamos?

Una fantasía científica dorada (yo ya me he agenciado uno de los trajes de salida al exterior para Carnavales) con un final que da a entender que somos una mínima partícula en el universo. Interesante resulta ver a Júpiter alrededor del Sol en casi todo el metraje, sabiendo que éste contiene más del 99,8% de la masa de todo el sistema solar completo y Júpiter contiene la mayoría del resto.

Una película muy apropiada en un momento en que saltan todas las alarmas sobre la caducidad de la biodiversidad natural de la tierra. Una película acerca de preservar nuestro futuro y los sacrificios que se van a tener que hacer.

Artículo anterior
Jack cumple 70
Artículo siguiente
“Being John Malkovich” en la Cinemateca

12 comentarios

  1. 26 de abril de 2007 at 5:18 — Responder

    Interesante película que podría haber sido mejor.
    Le falta algo, aunque no es desdeñable.
    Muy bien los efectos de luz y no tan bien el guión.

  2. 1 de mayo de 2007 at 15:08 — Responder

    es muy buena e interesante y es bueno que saquen pelculas de este tipo para informarnos mas acerca de la tierra

  3. Claudia
    22 de mayo de 2007 at 12:11 — Responder

    Después de fallidos blockbusters de ciencia ficción, esta película le da una bocanada de aire fresco a este género tan maltratado en Hollywood. Los efectos especiales son impecables, sin embargo los verdaderos protagonistas son los personajes. Boyle logra mantener a la audiencia en suspenso, dirigiendo su atención a los conflictos y la angustia personal, al menos en lo que a los personajes centrales se refiere. Hay buenas actuaciones, Cillian Murphy, extraordinario como siempre, y Chris Evans sorprende gratamente en este filme. Si bien la película decae un poco en el final, no deja de ser altamente recomendable para todos los amantes del buen cine.

  4. Jose Andres
    30 de mayo de 2007 at 12:15 — Responder

    Pues a mi la pelicula me gusto mucho, aunque por momentos me daba la impresion que estaba cortada para que encaje con el tiempo promedio que duran las pelas… por ratos me parecia un mix de odisea en el espacio meets alien… pero igual me gusto mucho. desearia que salgan mas peliculas de este genero

  5. pintxo
    6 de junio de 2007 at 1:49 — Responder

    para mi tuvo algo inpirado en la esfera y otras peliculas del mismo tipo, creo que el argumento fue excelente, la myor parte de la pelicula es predecible.

  6. 8 de junio de 2007 at 11:09 — Responder

    Una historia muy interesante, que conforme va llegando al final se va apagando (como el sol, aquí supuestamente).
    tecnicamentes marcha de forma irregular, mas las actuaciones muy estupendas y el quebradizo guión (en la ulyima media hora, donde se ve su torpeza) diseñan una síntesis masomenos provechosa, adele sumamos el final que le da el toque intenso, algo que carece en gran parte esta cinta futurista.

  7. Lourdes Vásquez
    20 de junio de 2007 at 1:41 — Responder

    Quedé gratamente emocionada al ver ésta última película de David Boyle, de veras.
    Da gusto cuando un director va mejorando conforme cobra experiencia.
    David nos contaba (en un clip que posteára Cinencuentro) que su intención al hacer SUNSHINE, mas que ahondar en el asunto del calentamiento terráqueo y todo eso, era la de hacer una historia que nos hiciera pensar en la arrogancia a la que puede llegar la ciencia creyéndose capaces de dar solución a cualquier problema. En éste caso, nos propuso claro, la quizá no muy lejana situación de la extinción solar ante la altruista decisión de 8 científicos (todos de diferentes nacionalidades) de, por medio de una bomba, inducir una hecatombe que permita al sol, Oh preciado sol!, seguir ardiendo, aunque éste proyecto les significase talvez perder la vida en ello, como les ocurrió a sus antecesores, pero eso uds, los que todavía no la miran, lo verán.
    Son alucinantes los alcances a los que ha llegado la tecnología para poder hacer frente, de manera casi perfecta, la diagramación del sol en su majestuosa e imponente figura, éste era precisamente uno de los mayores retos de Boyle al comenzar la construcción de la película, y vaya que lo logro.
    Otra cosa que vale recalcar son las escenas en las que se utiliza distorsiones focales cortas de los ojos para crear escenas de tensión y locura.
    Bueno, ¿qué escena me gusto más de Sunshine?…sorprendente aquella en donde pasan al lado de mercurio, es una escena muy lograda, te transmite el sobrecogimiento necesario para sentirnos, entre menos que un grano de arena y a la vez parte de esta monstruosa creación de la que formamos parte, ¿para qué?..he allí el dilema, mis estimados.

  8. […] paréntesis volvemos a lo nuestro. Comienzo comentándoles que la muy solicitada banda sonora de Sunshine -en la que participa el genial John Murphy, entre otros- aun no está disponible, recién saldrá a […]

  9. venus
    9 de julio de 2007 at 10:57 — Responder

    sushine buena pelicula me gusto mucho ok vealan me encantan la astronomia voy restudiar eso ok es probable de que recalentamiento de la tierra bloqueamos la entrada de luz solar tambien hipotesis de una nuecva glaciacion de la tierra quue es renovacion de la vida cmbios drasticos anivel planetario señales apolopiticas ok muy buena no va apasar hora ok pero la biblia es clara la ciencia logica nosostros destruimos la tierra no cuidados todo es posibe mi lema cuida la vida a los animales a nuestros semejantes alos niños y en especial nuestro recursos naturales agua no contaminemos el aire y especialmente no guerra bomba nuclares seria fatal para el ecosistema que esta bastante deteeriorado ok la capa ozono todo es pobable mi viata cientifica lo ve asi pero chicos dios sobre todas la cosas el creador del universo no lo duden ok bye vero

  10. […] en francés. Dante 01 es el título y casi siguiendo los pasos del británico Danny Boyle en Sunshine, se anuncia como todoun resumen de la ciencia ficción más oscura y bizarra que se pueda […]

  11. […] que Danny Boyle regresa en plena forma después de la bastante menor Sunshine, con Slumdog Millionaire, una cinta que viene cosechando muy buena crítica y respuesta del […]

  12. ashly
    24 de septiembre de 2009 at 14:28 — Responder

    hola muy buena la pelicula me emociono y hubo un chavo guapo muy buen relato cuidense

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Alerta solar (2007)