Dalmer Quintana, director huancaíno

Revisando El Comercio del último domingo, encontramos un interesante reportaje a un novel director huancaíno: Dalmer Quintana. Dalmer, abogado de profesión, cineasta por convicción, promueve la asociación JADE (Juventudes en Alianza para el Desarrollo), proyecto que junto a otros emprendedores de su ciudad, les permite tentar sus sueños, en su caso, el cine. Dalmer es todo un descubrimiento, pues el joven realizador ya cuenta con tres largometrajes en su filmografía, su último trabajo Identidad será estrenado el próximo viernes 15 en su natal Huancayo.

El argumento cuenta de unos universitarios que, gracias a las enseñanzas de su profesor del curso de Realidad Nacional, descubren una nueva forma de mirar su ciudad y los problemas que la afectan. El problema es que el maestro es argentino. “Al principio no lo respetan, lo cuestionan por enseñar ese curso sin ser peruano y él debe ganárselos; en una escena el maestro sale a repartir pan entre los pobres y con eso les va revelando lo que pasa. Se gana a los alumnos siendo más peruano que ellos”, explica Dalmer. “Identidad” es una cinta edificante. “El que la vea se va a sentir feliz de ser de donde es, feliz de ser huancaíno”, insiste.

De sus cintas anteriores podemos leer:

La primera vez que lo hizo fue para la cinta “Corazón joven”, otra de sus historias con mensaje social y su debut como cineasta. Cuenta la historia de dos primos, uno que vive en Huancayo y otro que ha hecho su vida en la capital. Cuando este último llega de visita, muestra los prejuicios y las actitudes despectivas de quien proviene de la gran ciudad. “Como se siente cosmopolita, actúa como si Huancayo fuera un pueblito donde todo el mundo anda con llanques. Pero ésta también es una ciudad cosmopolita, hay mucho movimiento comercial, la gente es emprendedora”.

La segunda vez, fue para el filme “Seis rosas de amor”, una comedia romántica que le ha traído más satisfacciones. En este caso, bajo una historia de enredos amorosos, Dalmer desliza el tema de los prejuicios sexuales: dos amigos muy cercanos tienen problemas con sus conocidos y familiares cuando se sabe que uno de ellos es homosexual. El argumento plantea el respeto a las diferencias. “Muchos hacen cine sólo para entretener, pero nosotros lo hacemos para educar”, señala el solitario director.

Artículo anterior
Bill Murray regresa en “City of Ember”
Artículo siguiente
Modern Love, mauvais sang

4 comentarios

  1. cesar pereyra ravello
    12 de junio de 2007 at 14:42 — Responder

    seria bacàn, que cinencuentro pudiera coordinar con el director para exhibir en un ciclo las peliculas de dalmer quintana. ojalà se pudiera . nos vemos.

  2. javier ANCALLE VASQEUEZ
    16 de septiembre de 2007 at 15:03 — Responder

    …..Seria bueno y justo que conacine organice mas concursos de cortos para los directores de provincias,asi desentralisando se van descubriendo nuevos talentos del septimo arte.aca en huancayo no solo es jade hay muchas mas productoras q se dedican a eso,

  3. […] de Dalmer Quintana Vila […]

  4. […] a Flor de Retama pero no logro estar en la producción. De ahí me presenté a un casting que hizo Dalmer Quintana donde sí logro ser el […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Dalmer Quintana, director huancaíno