Así es, el cine del sureño país se entona con la remoda de los muertos vivientes. El impulsor de este proyecto es el cineasta Jorge Olguín quien se ha especializado rápidamente en el género con películas como Ángel negro y Sangre eterna (esta última protagonizada por Blanca Lewin). Descendents (Solos) viene siendo alistada para su estreno en los próximos meses pero ya Olguín viene cocinando dos nuevas aventuras cinematográficas. La primera es Caleuche, el llamado del mar; la cual cuenta con el apoyo de Guillermo Del Toro. La siguiente sería su debut en Hollywood con Clock tower (inspirado en el juego de video). Por lo que se puede ver en este avance, el cine de terror chileno tiene la chace de conseguir alguna repercusión internacional (objetivo buscado desde el mismo título).

(Vía Twitch)