Después de su aventura con la aspiradora, Wall-E vuelve a aparecer, esta vez encontrándose un imán. El nuevo personaje de Pixar, sin hablar, ni hacer mucho, muestra su gran personalidad de cara a su pronta llegada a los cines, en junio. No hay más que decir, mírenlo y ríanse:

(Vía /film)