cannes-2008-serbis-01.jpg

El domingo pasado, Brillante Mendoza se convirtió en el primer realizador filipino en 24 años que participa en la competencia oficial de Cannes, con su cuarto filme Serbis (Servicio). El anterior fue su compatriota Lino Brocka, que compitió en 1984 con Bayan Ko (Mi país).

Fiel a su estilo, Mendoza nos presenta esta vez el retrato de la familia Pineda en la ciudad filipina de Ángeles, que vive y regenta una sala de cine porno. Fellatios, escenas de sexo explícito, hétero y homosexual, y otras de corte escatológico fueron las que han recibido los mayores comentarios, de todo calibre, de la prensa internacional. Lean algunas en GreenCine Daily, donde, entre otras cosas, la consideran material digno de un “seudo Tsai Ming-liang” (arriba un fotograma de la cinta, pueden ver más en Septimo Vicio). Serbis fue grabada con una cámara digital con un mínimo presupuesto, con un plan de rodaje de tan sólo doce días.

De Brillante Mendoza pudimos ver, bueno pudo ver Daniel, Tirador (2007) en el último BAFICI. Y no olvidar que su compatriota Raya Martin, otro exponente del (re)naciente cine filipino, presenta este jueves 22 Now Showing en la Quincena de Realizadores.

Un clip de la película a continuación, y aquí una escena más reveladora de Serbis:

Extra: Vean esta entrevista a Brillante Mendoza (en inglés) durante el Cinemanila 2007, la fiesta de cine en su natal Filipinas. Otro dato suelto: su película El masajista (2005) se puede encontrar, créanlo o no, en los mercados de Lima. En Polvos seguro encontrarán más.