Algunas confesiones de Scorsese

Encontré en youtube este sustancioso video de una entrevista realizada el año pasado al director de Taxi Driver y Buenos muchachos, y en el que el norteamericano revela algunos datos, que intuyo, serán las delicias de sus fans.

El gran Martin, con el buen humor que lo caracteriza, comenta sobre su pasión cinéfila, cómo es que nacieron sus inquietudes como realizador, sus influencias directas, por qué nunca rueda escenas de sexo, etc. Así, podemos escucharlo diciendo cosas como éstas: “En realidad, no hace falta asistir a una escuela de cine para saber cómo hacer una película. Puedes aprender mucho de Orson Welles, cuatro horas de su cine te enseñan todo acerca del uso de la cámara (…)”. “Tienes que estar un poco loco, tener un carácter obsesivo para dedicarte a esto. Tienes que querer hacer películas por encima de todas las cosas. Sí, siento decirlo… Quizá, otros puedan además tener una vida personal, una familia. Que Dios los bendiga! No es mi caso (…)”. ¡Bravo!

Artículo anterior
Wanted | Se busca (2008)
Artículo siguiente
Festival de Lima 2008: Spot de Toronja

7 comentarios

  1. John
    3 de agosto de 2008 at 0:08 — Responder

    Leny!, qué prolífica. Cuidado con esas yemas.

  2. 3 de agosto de 2008 at 3:06 — Responder

    Hola, felicitaciones por tu blog, lo sigo hace ya bastante tiempo, y es uno de los mejores, no se si te interesa hacer un intercambio de enlaces, el mio es http://www.perunotas.com, suerte y muchos éxitos.

    Victor Hugo.

  3. Jorge Esponda
    3 de agosto de 2008 at 18:40 — Responder

    Frase estupenda que resume a todo un cineasta como Scorsese tan arriesgado como experimentado. No hay por qué tener reparos para afirmar algo así cuando las convicciones, la pasión y las obsesiones están claras.

    Algo inspirador para los que vamos dándole con tal de hacer de esto más que una afición

  4. Carlos Lazo.
    3 de agosto de 2008 at 21:53 — Responder

    Scorsese es un genio, de eso no hay duda, pero no babeen tanto por él porque también es algo traidor, yo recuerdo que cuando hizo Pandillas de Nueva York, le mintió al productor sobre lo que estaba haciendo y cuando éste se dio cuenta que el Tío Martin dirigía algo que no estaba en el plan, el productor se quitó con su plata y lo mandó ya saben dónde, lechero estuvo Martin porque Leonardo Diçaprio puso 20 millones de dólares de su bolsillo para salvar la situación, así que no lo idealicen tanto a Scorsese, porque también tiene sus trapos sucios.

  5. crashito
    4 de agosto de 2008 at 9:03 — Responder

    Godard confesó que robó para hacer cine ¡Carambas! Eso demuestra algo, que la convicción de hacer cine,su cine, es mucho más grande que cualquier “otra cosa” (etiqueta). Indudablemente, eso es de pocos.

  6. Jorge Esponda
    4 de agosto de 2008 at 9:57 — Responder

    Carlos, con ese dato solo reafirmas lo que dice Scorsese en el texto.

    Recuerdo en cierta ocasión cuando, recordando a Cassavetes, dijo algo así como: “apredimos que tenemos que vender la casa, la esposa, el perro y hasta robar para poder hacer una película, y Cassavetes nos enseño eso”.

    No se trata de si se pone el asunto a un nível así de dramático o no. Se trata de una manera de expresar la naturaleza terca y obsesiva del trabajo del artista, o de un aspirante a serlo. Aunque extendería que ello no se limita a los grandes y consagrados talentos, basta con recordar la figura del alunado Ed Wood. No en vano gente como Lynch, Burton, o el propio Marty se cuentan entre sus fervorosos fans. Con el comparten esa visión que solo la práctica logra hermanar entre los más diversos creadores y sus posibilidades. Claro que eso solo lo llegaríamos a constatar verdaderamente si tomásemos la cámara.

  7. Daniel
    4 de agosto de 2008 at 15:13 — Responder

    Scorsese es uno de los paradigmas del cineasta apasionado, capaz de todo con tal de hacer cine.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Algunas confesiones de Scorsese