Feliz día, Woody, a ritmo de jazz

Woody Allen está de cumple y lo celebra anunciando su intención de hacer una película sobre un músico representativo de Estados Unidos. Al parecer sería Louis Armstrong el elegido. Pero mientras se cuece esta nueva idea, podemos recordar que el pequeñín Woody es todo un fanático nostálgico de lo más clásicos del repertorio estadounidense. Los días de radio, jazz, big bands y demás, son parte de su particular melomanía que lo a convertido en un cineasta tremendamente referencial y paródico. Vale recordar esos momentos de arrullo en los que se complace (y nos complace) con las voces y acordes de gente como George Gershwin,Cole Porter, Glenn Miller, Frank Sinatra, Enrico Carusso o Bob Crosby. Su mundo contemporáneo trastocado por los extraños lujos de la ilusión, tal vez su único refugio. Aquí algo de ello acompañando al festejado.

Manhattan

Crímenes y pecados

Misterioso asesinato en Manhattan

Sweet and Lowdown

Artículo anterior
Cine iraní en la Universidad Católica de Chile
Artículo siguiente
Porque tú (no) lo pediste: la precuela de "El planeta de los simios"

2 comentarios

  1. 1 de diciembre de 2008 at 16:49 — Responder

    sé que no tiene mucho que ver, pero quería preguntarles a ustedes, amigos de cinencuentro, que andan tan enterados, si saben si la película “la niebla” ha llegado a perú CORTADA, como se asegura en algunos foros de cinescape…

    http://www.americatv.com.pe/forocape/viewtopic.php?p=158516&sid=df77e492bcb6469eb831834d30df63c4

    y

    http://www.americatv.com.pe/forocape/viewtopic.php?p=158512&sid=92fb7d956ab3a1658d0b38a9a1cd77cb

    no dará tanta bronca como la pela de ang lee, pero se está generando un precedente feo. en fin. saludos!

    césar bedón

  2. […] reciente comentario de César Bedón nos pone sobreaviso. La niebla (The Mist) de Frank Darabont, basada en una novela de Stephen King, […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Feliz día, Woody, a ritmo de jazz