Mis recuerdos del 2008 (Laslo Rojas)

En la ciudad de Sylvia

Primero las que en realidad pertenecen a lo mejor del año pasado pero que, gracias a los premios, recién vimos a inicios de este 2008: No Country for Old Men, There Will Be Blood y Atonement. Todo lo bueno que han leído y leerán sobre estas películas es cierto.

En Marzo presentamos un puñado de películas argentinas. Si me obligo a elegir una tendría que ser Capital (todo el mundo va a Buenos Aires): la joyita del cine “indie” argentino. Me temo que hay que pertenecer a cierta generación para disfrutarla plenamente. Por ratos me hace recordar a High Fidelity (que volví a ver, por enésima vez, hace un rato en el cable).

Abril. BAFICI. A la cabeza va el díptico de Guerín, lo mejor de este año, de lejos: En la ciudad de Sylvia / Unas fotos en la ciudad de Sylvia. La secuencia en la terraza del café (la foto de arriba es una muestra) debe ser analizada y estudiada minuciosamente por cualquiera que piense hacer una película en algún momento de su vida. Para ver(las) miles de veces.

Allá también disfruté mucho Joy Division (documental que resulta siendo mucho mejor que la decepcionante Closer). La experiencia de verla junto a sus fans me pareció más cercana a un tributo que a una función matutina. Volví a ver Luz silenciosa, esta vez en pantalla inmensa, a sala llena y con presencia de Reygadas. Para qué más. La brasileña Jogo de cena, una meta-película, la valoró además por ser mi primer contacto con una sala de cine en Buenos Aires. La ví sentado en las escaleras, por llegar tarde. Y Liverpool, tuvo un gustito especial ver una cinta antes que se presente al mundo en Cannes. Me quedo con la sabia frase de una señora al salir de la sala, “es la película menos autista que le he visto a Lisandro”.

Agosto. Festival de Lima (también conocido como “lo que debí ver y no ví en el BAFICI”): Leonera, la Angelina Jolie argentina se luce en pleno. Intimidades de Shakespeare y Víctor Hugo, ¿Te acuerdas de Lake Tahoe?, Los bastardos; lo que se trae México es en serio. Y con En el cielo, la tierra y la lluvia; Chile también se pone en primera fila.

Algunas películas que todos incluyen en sus listas, y por coincidencias de la vida, yo también:

The Dark Knight: Me quedo con la imagen de un hombre desorientado, perseguido, incomprendido, engañado y siempre engañando. Imágenes que se repiten en la filmografía de Nolan, uno de mis favoritos.

We Own the Night: como dice Mónica Delgado, la escena de la persecución en autos es de antología. Sensacional. Añadiría además la mejor escena inicial del año.

Before the Devil Knows You’re Dead: Philip Seymour Hoffman es de otro lote. Fue además lo único rescatable en Charlie’s Wilson War, frente a los insufribles Tom Hanks y Julia Roberts, ugh.

Wall-E: un filme más al que la categoría “Película de animación” le queda muy pero muy chico.

Juno: Algo que debimos ver hace mucho. Me imagino la cantidad de chibolos que corrieron a bajar Suspiria y The Wizard of Gore.

Paranoid Park: Me encanta toda la secuencia en la que Alex pasa finalmente de Jennifer a Macy. Ella y su bicicleta. Él y su skate.

The Host: calculo que verla en pantalla grande en fílmico debe ser aún más impresionante que verla en la pequeña Sala Azul en DVD.

Tropic Thunder: tan sólo los tráilers iniciales pagan la entrada. Robert Downey Jr. y Jack Black son una combinación harto peligrosa. Que se repita.

Eastern Promises: un Cronenberg al año nunca hace daño.

4 meses, 3 semanas, 2 días: Tengo que ver más cine rumano.

Una pela que dejé de ver en el Bafici (la programaron en un horario imposible, tipo domingo en la mañana) fue Encounters at the End of the World de Herzog. Recién la bajé. Es extraordinaria, por los extraordinarios paisajes, criaturas y personajes que el director alemán encuentra en esa tierra helada.

Me quedan pendientes Luces al atardecer, Shine A Light, Historias extraodinarias, American Gangster, Gone Baby Gone, Pineapple Express. Y a estas horas aun no veo In the Valley of Elah, del gran Paul Haggis.

La mejor peruana fue Dioses. La peor peruana, Vidas paralelas. Lo peor que vi en el cine: Meteoro. Primera película que veo en un avión: August Rush. Consejo final: no ver películas en un avión. The End.

Artículo anterior
Así fue el 2008 en Cinencuentro
Artículo siguiente
Top Ten 2008 (Blanca Vázquez)

2 comentarios

  1. 27 de diciembre de 2008 at 17:23 — Responder

    ´Luz silenciosa´ fue estrenada comercialmente en una sola sala de Cineplanet con escasísimo público

  2. 27 de diciembre de 2008 at 20:21 — Responder

    Nosferatus, Luz silenciosa se estrenó en dos salas en Lima, en Cineplanet Primavera y en el CCPUCP logrando, es cierto, poquisima taquilla
    http://www.cinencuentro.com/2008/03/27/imprescindible-luz-silenciosa-se-estrena-en-lima/

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Mis recuerdos del 2008 (Laslo Rojas)