El centenario de Joseph Losey

joseph losey

Esta semana, específicamente el 14 de enero, se cumplieron cien años del nacimiento de un cineasta mucho menos promocionado que otros, pero de carrera notable durante los 60 y 70, cuyo trayecto también fue en si mismo tan extraño y apasionante como los universos y ritos que retrató. El estadounidense Joseph Losey nació en 1909 en La Crosse, Wisconsin. Durante años se forjó una carrera como director de teatro y de cine, con gustos y tendencias definidas tras un largo periodo como estudiante en Alemania donde se hizo gran amigo de Bertold Bretch. El suyo fue un caso de aprendizaje lento puesto que muchos de sus films realizados en Hollywood no causaron tanto interés a la vista de otros de su generación. Durante los años 40 se especializó en producciones de diverso estilo como cintas de suspenso criminal o comedias dramáticas. Fue recién a comienzos de los 50 que su carrera daría un cambio rotundo y doloroso pero con el cual daría incio también a una carrera extraordinaria.

En la persecusión del mccartismo, Losey se vió rapidamente involucrado debido a sus tendencias de izquierda. Como muchos otros profesionales, al cineasta se le cerraron las puertas de los estudios y demás contactos. A mediados de aquella década tuvo que exiliarse en Europa, específicamente a Gran Bretaña, nación en la cual tuvo que bregar durante unso años para darle estabilidad a su trabajo debido a la mala fama con la que había llegado. En aquellos años se las arregló para hacer un cine oficioso donde se distinguían sus virtudes como director de actores. Ese fue el caso del drama romántico The Gypsy and the Gentleman, protagonizado por Melina Mercouri. Rápidamente, las condiciones del cine británico le permitieron desarrollar proyectos personales en los que su entrenado oficio dio paso a una riguroso tratamiento de historias dramáticas y alegóricas sobre esa sociedad que llegó a conocer a profundidad. En este aspecto juega un papel importan su colaboración el gran dramaturgo –recientemente fallecidoHarold Pinter. Con él Losey trabajó en sus películas más celebradas: El sirviente, Accident, y la triunfadora de Cannes The Go-Between. Este conjunto de películas debe de ser de los mejores retratos que se hayan hecho de la sociedad británica. Un universo de ceremonias, intrigas, y ambiciones como puede concebirse en un mundo de jerarquías definidas por la tradición, observado en un momento de crisis. Claro que como todo director afiliado a una industria, Losey tuvo que conceder en proyectos menos rigurosos como la extravagante Modesty Blaise o la extremadamente alegórica Figures in a Landscape. Pero su talento y gusto se impusieron en otros proyectos de adaptaciones literarias y teatrales, así como de la extraordinaria Monsieur Klein, que realizó en Francia con uno de los mejores papeles de Alain Delon. Algo que solo podremos imaginar es como hubiese sido la versión de En busca del tiempo perdido -esa novela que le fue evasiva también a otros maestros como Visconti y Truffaut- la cual estaba trabajando con Pinter. A continuación les mostramos unso cuantos momentos de su cine tan especial y apasionante.

El sirviente: La película que puso el nombre de su autor en la boca de todos. Film personal y de atmósfera siniestra en el cual se explora desde una particular perspectiva el universo jerárquico inglés. Amos y sirvientes, todos forman parte de una órbita de ritos y sentimientos contrariados. Dirk Bogarde está espléndido aunque Sarah Miles, en uno de sus primeros papeles, no se queda atrás.

Accident: Tal vez la más laberíntica de de las pelícuals de Losey, aunque practicamente sucede mucho menos que en otras de sus películas. Casi el sueño entrecortado de este catedrático de existencia cómoda pero secretas inquietudes. Todo hasta que se produce un accidente. Nuevamente la mirada crítica a la sociedad y las clases servida en un barroco retrato.

The Go-Between: Otra joya en la cual la prohibida mezcla de clases llega a su punto de ebullición. bien dicen que “pueblo chico infierno grande”. Esta es una de las mejores películas al respecto. La relación de Marian y Ted vista a través de los ojos del pequeño Leo, una especie de complicidad se establece entre ellos como alegoría de la entrada del nuevo siglo.

El asesinato de Trotsky: Con su habitual estilo calculado y determinista, Losey narra los últimos días en la vida del líder soviético. Richard Burton como Trotsky y Alain Delon como su confundido asesino hacen un dúo interesante. Romy Schneider aparece en uno de sus roles más atípicos.

Monsieur Klein: Alain Delon y Losey en una colaboración brillante. Drama de misterio digno de Poe, retrato existencial ambientado en la ocupación nazi de Francia. El señor Klein pasea en medio del caos como una gran incógnita, incluso para el mismo.

Artículo anterior
El final alternativo de "Piña Express"
Artículo siguiente
El "Pibe" Valderrama tendrá su película

1 comentario

  1. 201.230.248.157
    15 de enero de 2009 at 15:50 — Responder

    Jan 15, 2009:
    Competition of Berlinale 2009 Almost Complete

    26 films will participate in the Competition programme of the 59th Berlin International Film Festival, 25 of which have already been confirmed. In addition to the eleven titles announced earlier (see press releases from November 28 and December 12, 2008), another 14 films have now been invited.

    These include productions from Argentina, Denmark, Germany, France, Greece, Great Britain, Italy, Iran, Peru, Poland, Romania, Spain, Hungary, Uruguay and USA.

    Adivinaron que PELICULA PERUANA va a competir OFICIALMENTE…..? No se ha visto nada igual despues de La Muralla Verde…..Nada que hacer, ya se confirma, por fin, un director(a) con verdadero talento…tamare, ya era hora!!!

    http://www.berlinale.de/en/presse/pressemitteilungen/alle/Alle-Detail_4793.html#4793

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

El centenario de Joseph Losey