8 1/2 (1963), una de las cumbres de Federico Fellini, emblema de la crisis personal y creativa de un cineasta, un artista contemporáneo fatigado por la presión mediática y social y los conflictos existenciales, se convirtió en un exitoso musical de Broadway en 1982. Veintisiete años después, lo adapta Rob Marshall, el director que no ganó el Oscar a pesar de que Chicago consiguió seis estatuillas en 2002 (el premiado fue Roman Polanski por El pianista), y que luego realizó la discreta Memorias de una geisha. El reparto de Nine es muy atractivo y pródigo en ganadores del Oscar, con Daniel Day-Lewis como Guido Contini, recogiendo ecos del inolvidable Guido Anselmi de Marcello Mastroianni. Alrededor de él, una constelación de actrices jóvenes y maduras: Penélope Cruz, Marion Cotillard, Nicole Kidman, Kate Hudson (la única que aún no se lleva el trofeo de la Academia), Judi Dench y la inacabable Sophia Loren, que vuelve a hacer una película después de cinco años y sigue sorprendiendo por lo bien que se conserva. Ella es la mamma, de Guido y de todos. El estreno es el 25 de noviembre. Aunque el original es inalcanzable, no se ve mal el tráiler, con importante despliegue coreográfico y presencias actorales imponentes.

(Vía /film)