A doce días de la repentina desaparición que conmocionó al mundo, en la ceremonia realizada en honor de Michael Jackson, su hermano Jermaine entonó uno de los temas favoritos del rey del pop. Se trata de Smile, composición de otro superastro del espectáculo, Charles Chaplin, que la incluyó en la película Tiempos modernos (1936), emblema del esplendor de su carrera y de su ruidosa fricción con el sonido. El inglés nunca imaginó que la canción integraría, seis décadas después, el disco de uno de los cantantes más populares de su tiempo –HIStory: Past, Present and Future, Book I (1995)-, y que catorce años más tarde formaría parte de esa especie de funeral artístico que acompañó hoy una incalculable audiencia planetaria. Veamos la interpretación de Jermaine:

Recordemos la versión de Michael:

Y revisemos un fragmento de Modern Times, de Chaplin.