Moon (2009)

moonDir. Duncan Jones | 97 min | Reino Unido

Intérpretes: Sam Rockwell (Sam Bell), Kevin Spacey (voz de GERTY), Matt Berry (Overmeyers), Robin Chalk (Sam), Dominique McElligott (Tess Bell), Kaya Scodelario (Eve Bell)

Estreno en España: 9 de octubre de 2009

La ganadora del Festival de Sitges 2009, es la opera prima de Duncan Jones. Con tomas cautivadoras que crean una atmósfera lunar bien real, nadan cuestiones filosóficas que hacen del ser humano lo que es, a diferencia del único compañero de Sam Bell/Rockwell, el robot GERTY (más humano de lo que cabría suponer). Jones trabaja el interior con una opresión degenerativa que desorienta al personaje astronauta, cuyo escape es su constante comunicación y pensamiento en la familia que le espera en la Tierra, que le confiere la humanización necesaria para resistir un contrato de tres años en una base lunar minera, dedicada a extraer Helio-3 para una multinacional energética.

Moon Sam Rockwell

Lunaris

Poco tiene que ver la calidad de su opera prima y lo que ha sorprendido en varios festivales, entre ellos los de Sundance, Seattle, Edimburgo y Sitges 2009, donde ha arrasado al hacerse con los premios a mejor película, mejor guión, mejor actor (Sam Rockwell) y mejor diseño de producción, con la anécdota que se repite hasta la saciedad de que Duncan Jones sea hijo del gran Bowie. A no ser, quizá, cierta herencia genética de genialidad. Pero como no están en una revista amarillista, este tema lo obviamos por nada interesante. Aterricemos, pues, directamente en el insólito trabajo de este británico de treinta y ocho años, Moon, una incursión en la ciencia ficción con la finura que pocas veces se ve en la gran pantalla.

Al apreciar estos trabajos pequeños pero consistentes, se cuestiona el espectador lo poco que recurre el cine al fantástico en serio, que automáticamente le trasladan mentalmente a esas incursiones de antaño que marcan un repunte en los mejores libros sobre cine: desde el primero de Méliès, Le voyage dan la lune, llegando a 2001: odisea del espacio; Solaris de Tarkovski, Alien, el octavo pasajero de Scott, o un poco más lejanas en similitud como Apolo XIII de Howard y Cowboys del espacio de Eastwood. La proliferación de criaturas antropomórficas y polimórficas que hacen de las sesiones de cine un peligro de ataque epiléptico para cualquiera compone el menú actual. Me comentaba un amigo cinéfilo que esa sci-fi que asomaba en los años setenta y ochenta trataba la soledad del hombre y sus relaciones a distancia, con sus consecuentes estados de paranoia y confusión. Eran personajes que hacían de tipos duros y valientes que viajan al espacio para una misión en la que, a pesar de la soledad y la distancia, luchaban para mantener su humanidad en remotos escenarios extraterrestres, reflexiones de la evolución del hombre truncadas con la llegada de Star Wars y secuelas, dirigiendo el género a un camino de perdición que nos deja con las retinas quemadas y la desaparición del discurso, algo recuperado -¿una vuelta quizá?-, con la última Distrito 9 del sudafricano Blomkamp, en un cóctel de reflexión y efectos especiales.

Moon Sam Rockwell 3Moon, ambientada en un futuro (descrito por Jones en una entrevista: “Verás, el futuro que nos imaginamos ahora, con la tecnología actual que tenemos, sinceramente, me parece aburrido. Esto (un teléfono móvil)… este teléfono es aburridísimo. Me interesaba la idea de hacerlo todo muy industrial, más sucio que toda esta estética tan limpia que tenemos hoy en día) en el que la búsqueda de energía sigue siendo una prioridad, y un elemento de enriquecimiento expansivo para las grandes empresas, cuyos nuevos campos de extracción se sitúan en la fascinante luna. Ya en el comienzo del filme, Duncan Jones nos confunde por unos segundos, al lanzar un chocante advert en el que no sabemos muy bien si pertenece a la cinta o es la habitual publicidad de cine. Touché, el interés del espectador se ha despertado. Y eso que disponemos de un solo actor, es decir, Moon está interpretado por Sam Rockwell y Sam Rockwell, con un cameo de Sam Rockwell. Pero no desesperen, Jones ha conjugado bien las piezas, haciendo un intenso estudio en películas de un solo protagonista: Náufrago, Taxi Driver, o Soy leyenda, entre otras, junto al gran trabajo de actor tan polifacético y mímico que compone un mismo yo con diferentes personalidades, todo un merecimiento de nominación a mejor actor para el próximo Oscar.

No puedo dejar pasar las influencias de Blade Runner que se intuyen en este proyecto con guión del mismo realizador, centrado en la caducidad de aquellos replicantes que nos conmovieron. Con unas tomas cautivadoras que crean una atmósfera lunar bien real, en la que se puede apreciar la tierra en su azul vital, nadan cuestiones filosóficas que hacen del ser humano lo que es, a diferencia del único compañero de Sam Bell/Rockwell, el robot GERTY (por otro lado más humano de lo que cabría suponer). Jones ha trabajado el interior con una opresión degenerativa que desorienta al personaje astronauta, cuyo escape es su constante comunicación y pensamiento en la familia que le espera en la tierra, lo que le confiere la humanización necesaria para resistir un contrato de tres años en una base lunar minera, dedicada a extraer Helio-3 para una multinacional energética. Cerca ya de expirar su contrato, Sam ve cómo empieza a sufrir extrañas reacciones que conducirán a un desarrollo y final de la historia sorprendente y con un punto de denuncia suficiente que enfoca las prácticas nada éticas de las grandes corporaciones muy al estilo de lo mostrado por Gilroy con Michael Clayton.

Moon Sam Rockwell 2

Estupefacta y emotiva reflexión, confrontando el yo con el yo, (un “ser o no ser” shakespeariano) ambientada en otros mundos sobre nuestra condición y lo que el progreso nos puede deparar, tanto de bueno como de malo. Emprendido el camino del buen cineasta, esperamos de Jones una evolución benemérita.

Artículo anterior
Tráiler de "Toy Story 3", en la guardería
Artículo siguiente
"The Space Between", alrededor del 11-S

8 comentarios

  1. […] en la 42ª edición del festival catalán, hecho que coincide con su estreno comercial en España. Moon, no solo resultó siendo considerada la mejor película del Festival, sino que también su […]

  2. […] su primera película, Moon, sigue recibiendo una buena respuesta del público y especialmente de la crítica, el cineasta […]

  3. loco
    13 de febrero de 2010 at 20:09 — Responder

    alguien me puede explicar el final de la película y no lo entendí o por lo menos no le encuentro sentido, gracias

    • 21 de octubre de 2010 at 15:33 — Responder

      Preciosa película, la he visto esta tarde y me ha encantado, he llorarado y todo Y_Y

      No sé si “loco” volverá por esta página pero por si alguien no entendió el final aquí aporto mi punto de vista.
      spoiler
      ………
      ………..
      ….
      ………….
      Lo que yo entendí es que el segundo Sam consigue llegar a la tierra mientras que el 1º muere en el vehículo, pero al menos con la alegría de ver a su hermano que podrá tener una vida decente. Siendo clones tienen una vida corta al tener el material genetico deteriorado y aparentemente muere de un cancer o una especie de vejez prematura.
      El 3º Sam tiene la oportunidad de tener comunicación en directo gracias al 2º Sam que destruyó el inhibidor.
      Aparentemente el 2º Sam denuncia la situación de los clones producidos por la empresa de extracción del h3 (que creo que en el fondo es tritio).
      Al fin y al cabo son personas, con sentimientos, estos clones son seres humanos con el material genético de otra persona, y como individuos desarrollan diferente personalidad a pesar de tener el material genético idéntico y esos recuerdos implantados.

      Y como es de final abierto en mi opinión el Sam 2º luchará por los derechos de sus hermanos y a lo mejor tiene la suerte de poder tener una vida algo más larga si tiene tratamiento médico.
      Lo que ya no creo es que se atreva a visitar a Eve (la hija del Sam Original) pero es muy posible que busque la tumba de la esposa que tiene en sus recuerdos….

  4. […] Para quienes no quedamos satisfechos con La isla siniestra de Martin Scorsese, esta noticia nos viene bien. Entre fines de los años 50 y principios de los 60, el aún hoy inacabable Stanley Kubrick emprendió el proyecto de Lunatic at Large, thriller sobre la fuga de un paciente de una institución mental, pero perdió el guión en su famosa y definitiva mudanza a Londres, y nunca lo recuperó en vida. Hace una década aproximadamente, luego de la muerte del creador, su yerno Philip Hobbs lo encontró entre sus pertenencias y se lanzó a buscar sin éxito la manera de producirlo. Finalmente, ahora parece encaminado a realizarse, contando con la participación de Scarlett Johansson y Sam Rockwell, el actor de Moon. […]

  5. […] Bureau”. Source Code viene de la mano de Duncan Jones, quien le dio al mundo la aclamada Moon. Con actuaciones sólidas de Jake Gyllenhaal, Michelle Monaghan y Vera Farmiga, así como con […]

  6. […] Es por ello que fui a ver esta adaptación cinematográfica dirigida por Duncan Jones (Moon, “Código fuente”) con la mente abierta. No sabía qué esperar porque no tenía […]

  7. […] ciencia ficción. Directores contemporáneos, como Christopher Nolan (Interstellar), Duncan Jones (Moon) y Daniel Espinosa (Life) son solo algunos de los autores que han citado la obra de Ridley Scott […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Moon (2009)