Octubre, la película de Daniel y Diego Vega, que en mayo último se alzó con el Premio del Jurado de la sección Una Cierta Mirada del Festival de Cannes, viene cosechando buenos comentarios en prestigiosas revistas de cine internacionales. La edición de junio de Cahiers du cinéma en español la comenta en estos términos, en un artículo de Eulália Iglesia sobre las cintas que compitieron en la referida sección:

Octubre Cahiers du cinema

En otra gran capital empobrecida, Lima, se gesta la transformación del protagonista de Octubre, un prestamista con espíritu de Mr. Scrooge que ve alterada su rutinaria vida cuando una prostituta le deja el bebé fruto de sus relaciones. Diego y Daniel Vega saben manejar con madurez sus referentes: aunque en la película pese a la influencia clara de películas estilo Whisky, la verdad es que el film acaba desarrollando una personalidad propia. También fue Octubre la más interesante de las cuatro óperas primas presentadas (dentro de la sección).

Asimismo, vía el Facebook de Octubre, nos enteramos que en la francesa Positif, Yann Tobin califica al filme de los peruanos como “muy prometedor”:

La historia ocurre en el “mes morado” de Lima, durante el cual se suceden las procesiones religiosas del “Señor de los Milagros”. El protagonista (Bruno Odar) es un taciturno prestamista cuarentón, despiadado, solitario y aficionado a prostitutas gordas. Este prestamista es idolatrado por una vecina (Gabriela Velásquez) a la vez piadosa y frustrada. ¿Deprimente? ¡Para nada! Los dos hermanos cineastas, en su primera película, han logrado hacer una pequeña joya de “humor negro”. El usurero hereda un bebé y su mundo bien ordenado se pone patas arriba. El sentido de la observación lacónica está reforzada por una composición trabajada del encuadre y del color (monocromática verdosa insistente pero apropiada), construyendo una serie de cuadros de la vida cotidiana en Lima, bajo la fachada de una fábula social de moral ácida, interpretada a la perfección hasta en los papeles más ínfimos. Muy prometedor.