Archives

Eduardo Coutinho buscaba el anónimo, esos sujetos hacedores de historias populares, de barrio, de callejón, de esquina, de personajes outsiders y malandros, de amas de casa, trabajadores y una variopinta de personajes y tejidos que forman la gran población excluida de las modernidades y de los procesos globalizantes que nos venden en los medios tradicionales. Darle voz, imagen, nombre, espacio a toda una gama de colores y opciones. Una forma de encarar el proceso audiovisual, documental que exige posicionamiento, que demanda colocar el acto documental más allá de mercado y producto. Es un proceso que desencadena imaginarios, conexiones y gana por su libertad y humanidad.

Tres jóvenes peruanos, los realizadores Alejandro Burmester y Víctor Manuel Checa Belaunde, y el crítico y periodista Jaime Akamine, han sido seleccionados para participar en el 9º Talents Buenos Aires, que se llevará a cabo del 4 al 8 de abril próximo, en el marco del Festival Internacional de Cine Independiente BAFICI 2014, que empieza el 2 y termina el 13 del mismo mes.

Operación Monumento (The Monuments Men, 2014), el quinto largometraje dirigido por George Clooney, es una película correcta, sobria, meridiana, tributaria de hechos reales y de su fuente libresca, sobre la búsqueda de grandes obras del arte y la cultura mundial que un grupo de expertos internacionales realizaron en el marco de la Segunda Guerra Mundial para salvarlas de la destrucción nazi.

En la edición del sábado 22 de febrero de Cinema Paraíso, bloque que conduce Gabriel Quispe en el programa Caras de la Cultura que emite el Canal JN19, el entrevistado fue Hamilton Segura, director del cortometraje Manariqsisqa, soldado desconocido (2014), recreación de la Batalla de San Juan y Chorrillos de 1881, librada contra el ejército chileno en el marco de la Guerra del Guano y el Salitre.

American Hustle, filme dirigido por David O. Russell (The Fighter, Silver Linings Playbook), es un cuento de estafas, simulacros, trampas, traiciones y dobleces, escrito por el director junto con Eric Warren Singer, el guionista de la cinta de espionaje The International de Tom Tykwer, que también era un relato lleno de apariencias, ambigüedades y bifurcaciones.

El equipo de producción se esmera en ostentar la acumulación de vestuarios y utilería en general de la época, y subraya las caracterizaciones como si fueran actos de transformismo, haciendo irreconocibles a ciertos actores, como Bradley Cooper, Jeremy Renner y principalmente Christian Bale.

Cuando iba a ver The Master, a veces prefería ver a la gente mientras medía por dónde andaba la película por el audio. Esperaba ver su reacción cuando se avecinaba un momento que me ha afectado. Por ejemplo he hecho el ejercicio de no parpadear mientras Freddie Quell es sometido a la primera sesión de pruebas de Dodd.

He tratado de ver si alguien más lo ha hecho, en esos momentos, mientras espero el gesto de mi vecino, todo desaparece, pienso tanto en lo que he sentido como en lo que puede sentir el otro en ese fragmento, que no me alcanza a pensar en nada más. Por esos momentos tengo la sensación de que el hombre no debe ser solo. Empiezo a creer que tal vez eso, que alguien trató de definir como punctum, de tan personal, sea lo más vinculante entre los hombres.

Una mujer de edad madura y gestos refinados que experimenta un desequilibrio económico y emocional serio, visita después de largo tiempo a su hermana menor, que sobrevive también en la austeridad financiera aunque es menos conflictuada, y tiene un novio de modales más bien toscos que no simpatiza con su cuñada, en medio de una serie de iniciativas y desajustes de ambas mujeres por encontrar un orden en sus vidas.

¿Les resulta familiar? Podríamos estar hablando parcialmente de la clásica obra de Tennessee Williams Un tranvía llamado deseo, llevada al cine por Elia Kazan al teatro en 1947 con Marlon Brando, Jessica Tandy, Kim Hunter y Karl Malden y al cine en 1951 con el ingreso de Vivien Leigh por Tandy. Eso es correcto, pero también estamos refiriéndonos a Blue Jasmine, la película del 2013 de Woody Allen. Llama la atención el parecido de la estructura argumental, siendo Allen un narrador de tanta experiencia y creatividad.

Otra participante peruana en el Berlinale Talents 2014 es la actriz Muki Sabogal, que entre otros trabajos escénicos ha actuado en la película Videofilia (y otros síndromes virales), de Juan Daniel Molero, aún por estrenar. Tuvimos esta conversa en la que nos cuenta su paso por el festival germánico.

¿Cómo valoras tu paso por el Talent Campus?
Como actriz en el Talent Campus fui parte del Acting Studio, donde se formó una promoción de 20 actores de diferentes países.

Uno de los cineastas peruanos que han participado en la Berlinale 2014 como Talent es el realizador Diego Sarmiento, que además presentó su reciente cortometraje Hijos de la tierra en la sección Generation del festival alemán. Tuvimos la oportunidad de conversar con él sobre esta importante experiencia.

¿Podrías hablarnos de tu experiencia en el Talent Campus?
El Talent Campus está conformado por talleres prácticos en cada área de la producción cinematográfica. Asistí al de dirección de actores para aprender técnicas de manejo ante cámara. Asimismo, hay conversaciones con productores, distribuidores, directores, entre otros profesionales de la industria del cine. También hay acceso a cámaras Canon y asesorías. Asistir a este festival es poder aprender cómo se mueve la industria cinematográfica para aplicarlo mejor en el Perú, siento que está desarrollándose cada vez más. Por otro lado, una de las cosas más importantes fue hacer contacto directo con profesionales de todo el mundo que están en experiencias similares a las mías.

Convertido en el primer estreno comercial peruano del 2014, El vientre, segundo largometraje de Daniel Rodríguez Risco, es un relato clásico de suspenso que se desarrolla con mucha solvencia y minuciosidad. Es la figura del maquiavélico plan, el acoso sistemático y el enfrentamiento mortífero. El guión, elaborado por el director y su hermano Gonzalo Rodríguez, muestra desde la primera secuencia un personaje calculador, sutilmente glacial, que busca, escoge, sustrae de un espacio preexistente –un camal, en precoz metáfora de su propósito– y compra prácticamente un cuerpo, un recipiente, una incubadora móvil.

Con Aloft, la cineasta peruana Claudia Llosa regresa al Festival de Berlín tras ganar el Oso de Oro en 2009 con su segunda película, La teta asustada. Se trata del primer largometraje que filma fuera del Perú, en inglés, y con estrellas internacionales. Protagonizada por Jennifer Connelly, Cillian Murphy y Mélanie Laurent, el filme cuenta la historia de una madre y un hijo separados por un hecho traumático. La estructura se mueve entre pasado y presente, ambos marcados por la soledad de los protagonistas y avanza hacia los conceptos del perdón y las segundas oportunidades.

Ya fuera de la sala aún no me cerraban las nociones de tiempo en la diégesis. Adèle canta I folow rivers en su fiesta de cumpleaños 18. Por la fecha del hit eso debería ser al menos el verano del 2011. Entonces probablemente Adèle arranca a los 15 con sus cuestionamientos sexuales, digamos como mínimo en el 2008. Después de esa larga elipsis donde estudia una carrera, se muda con Emma y ésta se cambia el color del pelo, deben haber pasado unos tres años. Si La vida de Adèle se estrenó en mayo del 2013, estaba haciendo futurología Abdellatif Kechiche para los próximos 5, 7, 10 años mientras la montaba, una sensible diferencia al comic del que se basa la película, publicado en el 2010, que textualiza que la historia de Clémentine, su protagonista, comienza en 1995 para acabar en el 2008.

Hoy fue un día importante para el cine peruano. Fernando Vílchez presentó su cortometraje Solo te puedo mostrar el color en la Berlinale 2014. Se trata de su segunda participación en el festival (en 2011 mostró su anterior corto, La calma).

El filme aborda un asunto señalado de la historia reciente del Perú: el conflicto en la región de Bagua entre miembros de la etnia awajún y las fuerzas gubernamentales, que en 2009 dio lugar a un incidente dramático, conocido como El Baguazo. Un episodio al que el cine, irremediablemente, tenía que asomarse.

En Her, último filme de Spike Jonze, Theodore Twombly, personaje interpretado magistralmente por Joaquin Phoenix, se gana la vida en un futuro no tan lejano escribiendo cartas físicas para las personas, en un mundo en el cual ya nadie se escribe cartas. Trabaja para un empresa que se dedica a ello y él es el escritor estrella de cartas, porque tiene la capacidad de meterse en la emoción de otras personas, de transmitir sus sentimientos por escrito, plasmarlos en un papel y meter este papel en un sobre. Pero lo más importante en Her es que nuestro personaje principal, que hace poco tiempo ha roto con su esposa y está en proceso de divorcio, se enamora de un sistema operativo, un OS que se llama «Samantha» y está interpretado por la voz de Scarlett Johansson. Y este es el detonante de la trama principal de la película, del conflicto de Theodore, quien tiene una vida común en el futuro pero un día se enamora de una voz sensual e inteligente que sale de su computadora y su celular.

Nuestra amiga y colega, la crítica de cine argentina Lorena Cancela, entrevistó recientemente a la realizadora Lucía Puenzo, cuya película Wakolda es una de las nominadas a los Premios Goya que se entregarán este domingo 9 de febrero.

En este diálogo, Lorena, que ha escrito con permanente sensibilidad sobre el estado transitorio del cine actual, nos cuenta, entre otras cosas, qué proyectos ha desarrollado y cuáles tiene previstos, como incursiones radiales, publicaciones que reflexionan sobre el arte cinematográfico y ambiciosas enciclopedias del cine argentino.

Back

Estrenos Peruanos