“Loco cielo de Abril”, una mirada lúdica

Abril padece de cáncer y tiene un esposo estéril que le es infiel con su propia hermana; es decir, cuenta con motivos suficientes para desencantarse de la vida o coger una pistola que ataje su estadía en el mundo. Bruno, un muchacho chileno con aspiraciones de escritor, trabaja en el departamento legal de una empresa limeña, propiedad del padre de su novia, pero no se siente a gusto.

La intimidad amical en 'Loco cielo de Abril'.

Una noche, Abril y Bruno se conocen de manera fortuita y él queda encantado por la forma despreocupada en que ella afronta la vida sin pensar en el futuro. Evidentemente, Abril no le ha contado a Bruno sobre su enfermedad. Así, poco a poco y con alguna resistencia por parte de ella, llegan a ser amigos intercambiando impresiones sobre sus recientes rupturas sentimentales y el proceso de maduración de la mujer y del hombre.

Loco cielo de Abril enfoca una situación dramática desde un punto de vida más lúdico. El director, Sandro Ventura, no se esfuerza por presentar la tragedia humana con un arsenal plañidero. Por el contrario, sabe sacar provecho a la desgracia sin caer en un tratamiento ligero y guarda la tensión para los momentos precisos. Ni abusa, ni se desentiende del trasfondo. La enfermedad de Abril sobrevuela durante toda la película cambiando de cariz sin que el espectador se detenga en cuestiones piadosas. Mérito de Ventura es darle un vuelo de humor negro al personaje central y rodearlo de otros que desarrollan sus propios conflictos sin que alguno de ellos pierda trascendencia o se diluya con el paso de los minutos.

Esta comedia dramática –o comedia romántica si se quiere acercar más a los cánones estadounidenses– funciona, más allá de que su propuesta no sea del todo genuina y apele a fórmulas previsibles. Sin embargo, la cuota de humor se siente espontánea y cercana. Tiene en Fiorella Rodríguez (Abril) a su punto fuerte dentro del elenco, muy alejada de los disfuerzos televisivos que acostumbra ofrecer. La actriz está bien secundada por el sureño Ariel Levy (Bruno), Adolfo Aguilar (Renato, esposo de Abril), Valeria Bringas (Carla, novia de Bruno) y Ximena Diaz (Viviana). Ventura distribuye bien los roles de cada representación sin dejar que se invadan entre sí o dupliquen acciones que atropellen la trama. Cada quien en su función, guarda una personalidad.

El empleo de las locaciones es otro punto positivo del filme. El trabajo en exteriores es depurado, tanto de día como de noche. Las tomas panorámicas son para el lucimiento de las áreas verdes, quizá como contrapunto a la esencia de la enfermedad que sufre Abril. Las secuencias de caminatas por las calles armonizan con los diálogos que entablan los dos protagonistas. De alguna manera, la diferencia generacional entre éstos –ella le lleva poco menos de diez años, aproximadamente– se nota en el transcurso de los paseos por parques y avenidas cuando se desenvuelven de manera no verbal. En definitiva, Loco cielo de Abril es una película distinta si se la integra al bolsón de la oferta de producciones nacionales, mas no a lo que la cartelera de Hollywood plantea cada cierto tiempo. Su frescura y naturalidad ganan terreno dando pie al esbozo de una risa sincera.

Artículo anterior
"La cara del diablo", silbido atosigante
Artículo siguiente
Entrevista a Andre Ocampo, director de "Ciudadanos astrales", más cine en Iquitos

4 comentarios

  1. […] Helfer contó que, luego de asumir la dirección artística de Loco Cielo de Abril y Afuera, otro título aún inédito de la productora Big Bang Films, está debutando como […]

  2. […] de situaciones dirigida por Coco Castillo, cuenta con un elenco conformado por por Adolfo Aguilar (Loco cielo de Abril), Michelle Soifer, Christopher Gianotti, Gonzalo Revoredo (Teresa, la novia del libertador), […]

  3. […] Alva ha trabajado como directora de arte de Loco Cielo de Abril y Poseídas, además de dirigir uno de los segmentos de la comedia Japy Ending. “El beneficio […]

  4. […] a mi juicio, tales como “Talk Show”, El Buen Pedro, “Japy Ending”, Loco Cielo de Abril o Poseídas, sentí cierta desconfianza. A pesar de esto me arriesgué en el día de su estreno y […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

“Loco cielo de Abril”, una mirada lúdica