Festival Cine Ceará: «Canción sin nombre» en Brasil | Cinencuentro | Artículos

Festival Cine Ceará: «Canción sin nombre» en Brasil

El 29° Festival Iberoamericano de Cine de Ceará se inauguró el viernes 30 de agosto con discursos de autoridades del Estado de Fortaleza (donde ganó el PT en las últimas elecciones) que enfatizaron los logros de las políticas públicas en apoyo a la promoción de un cine plural, la formación de audiencias y la educación en cinematografía. Asistieron a la ceremonia los ex candidatos presidenciales Fernando Haddad (PT) y Ciro Gómez (PDT).

El filme que dio a inicio al evento (presentado fuera de concurso) fue, significativamente, “La vida invisible de Eurídice Gusmão”, melodrama feminista recientemente triunfadora en la sección “Una cierta mirada” de Cannes, y postulada por Brasil para el Oscar. Su director, Karim Aïnouz, nacido en Fortaleza, se declaró enfáticamente a favor de la educación gratuita, recibiendo la ovación de estudiantes que se manifestaron en contra del arbitrario nombramiento del nuevo rector de la Universidad Federal de Ceará por parte del presidente Bolsonaro. La actriz Fernanda Montenegro, quien tiene un papel en el filme de Aïnouz, fue también muy aplaudida.

Quedó la impresión de Ceará como espacio de respuesta y resistencia cultural a declaraciones amenazadoras de Bolsonaro contra la actual política cinematográfica (que viene de regímenes anteriores) y Ancine, la agencia estatal que regula el apoyo al cine en este país.

El sábado 31 se presentaron la película brasileña “María do Caritó” de Joao Paulo Jabur (fuera de concurso) y la peruana “Canción sin nombre” de Melina León. La primera es una comedia basada en una obra de teatro sobre una mujer madura cuya virginidad ha sido ofrecida por su padre a un santo cuando nació, y que desea intensamente tener marido. El filme no luce una puesta en escena inspirada y su humor es elemental; pero incluye alusiones a circunstancias bastante actuales, pues incluye a un político ex militar en campaña electoral, y a un negocio turbio montado sobre mentiras que explota la fe religiosa de la gente. “María do Caritó” permite, también, el lucimiento de la actriz Lilia Cabral, que recibió un homenaje a su trayectoria, y dejó una frase celebrada por la audiencia: “Los gobiernos pasan, el arte queda”. Al día siguiente, en la conferencia de prensa, retomó la frase y se preguntó cómo sobrevivir mientras pasan los gobiernos; la respuesta fue: “Luchando”.

Melina León (directora), Pamela Mendoza (actriz) e Inti Briones (director de fotografía), en la presentación de «Canción sin nombre» en Cine Céara.

“Canción sin nombre” fue bien recibida. Hubo elogios para la fotografía de Inti Briones y la actuación de Pamela Mendoza. Melina León e Inti Briones explicaron, en el diálogo con la prensa, los motivos de la fotografía en blanco y negro (“la falta de color es la falta de vida que se percibía en aquella época”) y el formato 4×3, que alude al de los televisores de entonces, a la ausencia de horizonte que había y a la humildad tanto de la protagonista como de la película misma que –según la directora- busca evitar toda ostentación.

Pamela Mendoza vinculó el drama de su personaje, a quien le roban su hija apenas nacida en una clínica clandestina dedicada al tráfico de niños, con las historias de pishtacos y saca-ojos que escuchó de pequeña de parte de su madre y vecinas ayacuchanas desplazadas durante el conflicto armado interno. Melina León admitió nexos que se establecían en el filme, a través de los nombres de algunos políticos, entre el tráfico de menores y la esterilización forzada llevada a cabo durante el régimen de Fujimori, en cuanto en ambos casos se ejercía control sobre cuerpos tratados como mercancía.

Conferencia de prensa de «Canción sin nombre» en el Festival Cine Ceará. (Foto: Rogerio Resende)

El lunes 1 de setiembre se exhibieron dos películas brasileñas, “Ressaca” de Patrizia Landi y Vincent Rimbaux, y “Noticias do fim do mundo” de Rosemberg Cariry. La primera es un documental sobre la crisis sufrida por los trabajadores del Teatro Municipal de Rio de Janeiro, a quienes se les llegó a deber varios meses de sueldo durante el gobierno de Temer. Los documentalistas siguen solidariamente a tres personas afectadas: una bailarina que emigra a Europa, un bailarín que tiene que hacer servicio de taxi para sostener a su familia, y un anciano conserje cuyo hijo ha sido asesinado, víctima de la violencia urbana. Además de los dramas personales, el filme transmite preocupación por el abandono de una política cultural que favorecía a las mayorías, y que se halla en la base de la crisis.

“Noticias do fim do mundo” es una parodia profética sobre un país llamado Jenipapoacu (parecido a Brasil) donde un grupo subversivo encabezado por un ex actor shakesperiano, que admira a Antonio Conseheiro, secuestra al embajador de Golam (país parecido a Israel) con resultados apocalípticos. El filme combina género con vanguardia soviética, found footage y cine brasileño de los 60; mezcla que Cariry denomina “transbarroca”, y que logra representar formalmente el caos relatado. Cariry comentó al día siguiente que en América Latina estamos marcados por una tragedia histórica que parece cíclica: la conquista dejó ruinas y muertos, y hacia ello parece que nos encaminamos hoy. No obstante, lo cerebral de su planteamiento, “Noticias do fim do mundo” apela más a la persuasión a través de la metáfora sencilla, la fascinación de las imágenes y la emoción creada por el montaje que a la reflexión y el pensamiento crítico.

Directores de «Ressaca»: Vincent Rimbaux y Patrizia Landi.
Artículo anterior
Ciclo de cine: 170 años de inmigración china al Perú
Artículo siguiente
Festival Cine Ceará 2019: Un reporte desde Fortaleza

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

Festival Cine Ceará: «Canción sin nombre» en Brasil