[Entrevista] IDFA 2020: una nueva normalidad, un nuevo reto

El Festival Internacional de cine documental de Ámsterdam (IDFA) apuesta este año por una versión híbrida. Esta 33ª edición, del 18 al 29 de noviembre (online hasta el 6 de diciembre), ofrecerá su programación en 15 salas de cine, aunque con una capacidad limitada, siguiendo las medidas sanitarias adoptadas por la pandemia y considerando los cambios que permita la “nueva normalidad”, para esas fechas. Paralelamente a la programación en cines se ofrecerán proyecciones y eventos online, desde tres salas virtuales que se están implementando. En respuesta las dificultades económicas surgidas este año, el IDFA anunció que un porcentaje de lo recaudado en la venta de tickets será para los directores/agentes de ventas de los filmes proyectados. 

Al estreno en salas de cine de las películas seleccionadas le seguirá un número determinado de proyecciones online. Las entradas y los horarios tendrán fechas fijas. “La gente verá las películas en streaming a un tiempo específico, como si fueran de verdad al cine”, me comenta Raul Niño Zambrano, programador senior del IDFA, en una entrevista que concedió a Cinencuentro. Conversamos con Raul -profesional de origen venezolano radicado en Holanda- sobre temas de actualidad, de eventos próximos, y también de la evolución de la presencia del cine documental latinoamericano en el festival. En sus 12 años de trabajo, ha podido seguir de cerca los cambios que ha ido experimentando este sector. 

Raul, ¿cómo estás llevando el trabajo desde casa en estos meses? Bien, dentro de todo. Para nosotros esto no tuvo consecuencias drásticas porque, justo en este periodo, estaba siempre en casa viendo películas. La normalidad de mi trabajo no ha cambiado mucho. Lo que sí no hemos tenido, y se echa en falta, es el tiempo en el que viajamos para buscar películas, para eventos, para workshops, para fórums. Igual hay muchos fórums online, hay muchos workshops en línea, entonces igual ahí hemos estado participando. Por ejemplo, estuve en el fórum Panamá Film Match con tres proyectos documentales, había un pitch, había un one to one meeting. Hace poco estuve participando en Docs Barcelona, también con pitches y meetings. También hay festivales que han puesto sus librerías online, entonces también viendo ahí películas para este año. 

Raul Niño Zambrano (izq.) durante un conversatorio en una edición pasada del IDFA.

Coméntanos los cambios previstos para la edición de este año. Estamos apostando por una versión híbrida, en la que vamos a proyectar películas en teatros y también online. Entonces vamos a tener los dos en paralelo. En salas de cine, con las restricciones que haya, ahorita son 30 personas por sala, esperemos que para entonces sean 100 personas. En la parte online, no pondremos la película por un período de tiempo para que se vea, lo que queremos es que la gente vea las películas en streaming a un tiempo específico, como si fueras de verdad al cine. Va a ser una “sala digital”: compras tu boleto y deberás estar a una hora determinada para ver la película y nosotros veremos que haya un Q&A, con invitados, o una introducción. La idea es hablar con gente, así no esté físicamente en Ámsterdam. Es una plataforma que estará dentro de nuestro propio website, y la estamos desarrollando todavía. Se ve bien y creo que va a funcionar.

Los invitados intervienen desde casa, ¿pero el evento se transmite desde algún lugar específico? Sí, los directores, los panelistas, los expertos o los personajes intervienen desde casa, y nosotros vamos a estar en estudios, donde tendremos nuestros equipos, ahí estarán los programadores y moderadores para presentar la película. Por otra parte, el segmento de industria: Forum y nuestro mercado Docs for Sale, van a ser solamente online. Si hay personas acreditadas que quieran estar en Ámsterdam, son bienvenidos y posiblemente tengan acceso a los estudios, podrán estar físicamente, pero la idea es tenerlos online. Todo esto es más que todo con la idea de que no es justo que solo puedan venir profesionales que vivan cerca. No tiene sentido. Para nosotros es importante que todo sea inclusivo, para todo el mundo.

Como programador, ¿trabajas solo con material hispanohablante? No, veo de todo. Yo estoy más enfocado a dos competencias: Competition for Student Documentary y Competition for First Appearance, para quienes hacen su primer largo de más de 70 minutos, entonces ahí llega de todas partes del mundo.

Pero te vinculas bastante con los realizadores latinos, por ejemplo. Sí, seguro. Son los países a donde más viajo, es la gente con la que tengo más conexión. Conozco mucha gente de Latinoamérica. Regularmente veo sus trabajos también, pero independientemente veo de todas partes del mundo. Sí hay gente que me gusta específicamente, porque yo participo mucho en fórums en workshops.

Raul Niño Zambrano (der.) en una sesión one-on-one en un evento del Doha Film Institute, el 2017 en Qatar.

¿Hay iniciativas específicas de colaboraciones con festivales en Latinoamérica? Más que todo hablando, compartiendo experiencias con amigos realizadores, productores en Latinoamérica, para ver cómo están, cómo les está yendo. Hubo eventos que se cancelaron, el Festival de Guadalajara por ejemplo. Ver en qué podemos colaborar, en eso soy bien generoso, si me necesitan para que, de una charla, claro hagámoslo.

Estamos tratando también de levantar el ánimo porque hay muchos directores y productores que están sin trabajo. La situación es complicada. Si tienen alguna idea, este es el momento para sentarse a escribir, de sentarse a pensar cómo quieren filmar. Cada país tiene una realidad propia, algunos tienen un lockdown terrible donde nadie sale. El sector audiovisual en Brasil tiene una de las situaciones más complicadas, porque al tema de incentivos, que ya no existen o que están paralizados, se han sumado la pandemia y la crisis política.

¿Hay algún cambio en la admisión de películas? Las inscripciones están en este momento en el mismo nivel que el año pasado. El segundo y último deadline para enviar películas es el primero de agosto, para todas las películas completadas después del 30 de abril de 2020.

¿Será posible ver en esta edición documentales hechos en tiempos de la pandemia? Sí terminan a tiempo y quedan seleccionados, claro. Como se trata de filmar con poco [recursos técnicos], la gente está filmando en casa, con su cámara. Los editores pueden editar también solos en casa. Sí, es posible. Sería interesante por supuesto porque sería también una nueva forma de hacer cine, hacer cine con restricciones.

En estos meses de pandemia, ¿el IDFA está ofreciendo semanalmente sets de películas online? Cuando empezó la pandemia nuestro sitio web experimentó un tráfico gigantesco porque la gente estaba buscando mucho contenido. Había unas 300 películas para ver, entonces la gente se preguntaba; dónde comienzo. Ahora armamos un set de filmes cada semana, con respecto a un tema, o a una ocasión en especial. Pueden ser gratuitos o de pago. No ponemos nada que no haya sido seleccionado. El último set es Live in Europe.

Ahora ofrecen un set dedicado a la Escuela Internacional de Cine, de Cuba. Sí, EICTV x IDFA: celebrating student documentaries. Viendo que este era un buen momento de ser solidarios con la escuela, que tuvo que parar y mandar a la gente fuera, porque son estudiantes que vienen de toda Latinoamérica, que tenían que volver a casa. No hubo chance para ellos de terminar lo que estaban haciendo o continuar. Tuvieron que graduarse precipitadamente y están ahora en un mercado muy complicado. Entonces se me ocurrió armar algo con las películas que han llegado a estar dentro de la competencia para estudiantes, en el IDFA. Busqué y son 12 películas, eso es algo que hay que celebrar. Esto nos da una buena base para compartir. Cuando me comuniqué con la escuela ellos también muy animados, porque son tiempos sumamente difíciles. Es una cuestión de solidaridad, con esta escuela específicamente, pero creo que es algo simbólico que relaciona a todas las escuelas de cine.

La escuela es muy internacional; algo que siempre me ha llamado la atención es que cada película cuenta con un equipo muy diverso, un productor que viene de República Dominicana, el director es panameño, el de fotografía viene de Colombia. Y eso siempre lo he visto como muy enriquecedor, cada uno con la perspectiva de su país, pero trabajando juntos; en una escuela donde, “viven, comen, duermen cine”. Además, los estudiantes siempre tienen esta cosa de hacer sus películas con mucho coraje, se atreven a mucho más. Están también jugando, están comenzando a generar su propio estilo. El set está conformado por 12 películas que podrán verse gratuitamente online desde esta semana.

En los doce años de trabajo en el IDFA, has podido seguir de cerca la evolución de la presencia del documental latinoamericano. Así es. Creo que Latinoamérica siempre ha tenido una buena historia con el documental en general, y el documental de reportaje que también ha llegado mucho a televisión. Pero creo que en los últimos años sí he visto un crecimiento mucho más rico en lo que es hacer documentales creativos, donde el estilo, la forma, los elementos cinematográficos juegan un rol bien importante. Y cada país lo hace a su manera, a su propio ritmo. Es complicado generalizar porque en cada país de Latinoamérica suceden cosas diferentes, hay incentivos diferentes. En algunos países hay temas muy urgentes que se tienen que hablar. 

Lo otro es la calidad. Se están informando más, [a los realizadores] los veo mucho más en workshops, en pitches, entonces se dan cuenta que a nivel internacional pueden sacar cosas. Creo que se han desarrollado un poco mejor las coproducciones dentro de Latinoamérica, para entrelazarse y no estar solo dependiendo de fondos de fuera de la región.

En el IDFA, cada vez hay una presencia maravillosa y qué mejor ejemplo que la película que ganó el año pasado, In a Whisper, de Heidi Hassan y Patricia Pérez Fernández, dos chicas cubanas que estudiaron en la EICTV. Entonces se ve ese espíritu, se está llegando al nivel de competencia también. Nuestro invitado especial el año pasado fue Patricio Guzmán, el mejor pódium que puede tener dentro del festival, es ser el invitado de honor. Un latino que siempre ha tenido sus películas en Cannes. Entonces sí, se respira algo muy sano y fuerte, y creo que esto también entusiasma a los demás. En eso estoy muy orgulloso de que el IDFA ha puesto su granito de arena también para darles esta plataforma, y que sigan haciendo cine. 🎬

Entrevista realizada por María N. Domínguez, en Amsterdam via Zoom, el 15 de junio del 2020.

Artículo anterior
[Crítica] "Voz dinamitada" (2020), de Miguel Vargas Rosas
Artículo siguiente
[Disney Plus] "Artemis Fowl": Kenneth Branagh nos decepciona

1 comentario

  1. […] Entrevista completa con Raul Niño Zambrano publicada en […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos

COMPARTIR

[Entrevista] IDFA 2020: una nueva normalidad, un nuevo reto