Los primeros minutos de Amahuaca siempre, largometraje documental de Fernando Valdivia, nos sitúan entre los antecedentes más lejanos del siglo XX y la actualidad de la etnia amazónica amahuaca, permanentemente girando alrededor de la sobrevivencia identitaria y física, la exploración de intelectuales occidentales y el mito del mestizaje, presunto icono de la peruanidad, como la aspiración central de las nuevas generaciones.

Esa es la premisa de la obra, que discurre con plena sobriedad. Reflejar las contradicciones entre la preocupación y crítica ancestrales por la continuidad de su cultura que habrá en sus descendientes, con el clásico dilema y reproche, tantas veces visto en el cine peruano, de Madeinusa a Wiñaypacha, al éxodo hacia el amplio afuera en vez de quedarse en la comunidad a hacer las actividades naturales de toda la vida.

Y también la inquietud de la juventud amahuaca por progresar profesionalmente y la conciencia de su representación audiovisual, entre el material accesible de 1960 (Amahuaca, A Tropical Forest Society in Southeastern Peru de Gertrude Dole) y la propia participación en el trabajo que graba Valdivia con testimonios más o menos “directos” y explicativos, y también registros más “casuales” que muestran la cotidianidad de las actividades del pueblo amahuaca y la fricción entre el no contacto y el acceso a la “civilización”, que repercute en la salud, el desplazamiento territorial y otros aspectos vitales.

El mismo Valdivia, que (re)encuentra en la vejez a algunas de las personas  que fueron inmortalizadas en las imágenes del siglo pasado y traza su continuidad, aparece en su labor de docencia y promoción de la creación audiovisual para que las comunidades plasmen la visión de su mundo, más allá de la postal turística y del discurso únicamente occidental. “Si los chicos amahuacas han podido hacer su propia película, qué otra cosa no podrán hacer ellos”, dice orgulloso uno de sus dirigentes. Un grito de identidad contra la amenaza de extinción.

Esta crítica forma parte de nuestra cobertura especial del 2° Festival de Cine Latinoamericano en Lenguas Originarias, que se realiza del 11 al 15 de marzo del 2021.