Categoría Artículos

Las películas peruanas del 2011

Este año no solo vimos las nueve películas que se presentaron en cines comerciales, sino una producción un poco más amplia y variada, de por lo menos 25 largometrajes más.
La revisamos a continuación.

Amazonía peruana: clásicos fílmicos

Paco Bardales nos presenta algunos clásicos que no deberían faltar en toda antología de cine sobre la Amazonía peruana.

La Amazonía peruana en el cine

Ahora que la Amazonía ha sido elegida como una de las 7 Nuevas Maravillas del Mundo, tenemos la excusa perfecta para darle una mirada a esta región nuestra.
Una mirada a través del cine peruano, que le ha dedicado una importante cantidad y calidad de películas a lo largo de los años. Empecemos el recorrido:

Leonardo Favio, Nazareno, el lobo y los cuentos que nos contaban de chiquillos

Nazareno Cruz y el lobo, estrenada en 1975, resulta una de las cumbres de la carrera cinematográfica de Leonardo Favio, que incluye entrañables títulos como Crónica de un niño sólo (1964), El romance del Aniceto y la Francisca (1966) y Juan Moreira (1973), entre otras. En su momento “Nazareno” consiguió más de 3 millones de espectadores.

Favio se basa en la leyenda popular de la maldición que cae sobre el séptimo hijo varón, condenado a convertirse en lobo en noches de luna llena y desatar el caos y el temor entre los habitantes de los campos.

Jodorowsky: “Santa sangre”, o el esperpento perpetuo

Esta cinta posee varios de los mejores momentos de la obra de Alejandro Jodorowsky en el cine. Para cuando se estrenó, todo esos entretelones y humaredas provenientes de la edad de la contracultura, que alimentaran su mito subterráneo, ya se habían disipado. Eran las postrimerías de los años 80 y hasta cierto punto era más que un reto esta nueva tentativa fílmica del gurú-autor.

Seguramente eso fue lo que motivó que ‘Jodo’ inclinara la balanza hacia una mayor aproximación al cine de género, en una extraña película ambientada en un México donde todos los personajes hablan en inglés y se adaptan al tronco del giallo.

“Fando y Lis”, el primer Jodorowsky con la pata en alto

Esta película es, entre otras cosas, un cuento de hadas; cuento negrísimo, provocador, brutal, pero cuento de hadas al fin y al cabo. Es a la vez una declaración de principios jodorowskiano, un manifiesto transparente que desde el primer momento muestra sus cartas. ¿Qué podemos decir de ese plano inicial donde una blanquísima Lis se come entera una flor? ¿Nos seduce esa imagen? ¿Nos perturba?

Jodorowsky: “El ladrón del arcoiris”, o un remedo de Alejandro

El ladrón del título no es el típico personaje de Jodorowsky aunque haga su intento.
Vive en un mundo subterráneo y dislocado con el que se intenta emular a los de sus antecesores en la filmografía del chileno, pero cuando escapa a la superficie nos revela que el director se mudó para esta ocasión a los incómodos espacios de una producción menos personal, incluso tan amable que sabe a una imitación de algún admirador anglosajón de su universo bizarro.

Jodorowsky: “Tusk”, o la vida luego de “Dune”

Tusk, la película que Jodorowsky asumió tras el fracaso de Dune (los derechos serían comprados por Dino de Laurentiis y su realización terminaría consumada por David Lynch).

Basada en una novela del británico Reginald Campbell, Tusk es una película tan aparatosa y técnicamente tan defectuosa como las anteriores. Pero a diferencia de aquellas, donde esa apariencia poco profesional se convertía en efecto perfecto para desenvolver esa vocación de artista underground, brutal y alucinado, en esta cinta de producción francesa se ve a Jodorowsky carente de ese aliento trasgresor, que filma por cumplir y sin urgencias propias.

« Entradas anteriores Entradas siguientes »

© 2005 - 2021 — Cinencuentro — Funciona gracias a WordPress

Tema realizado por Anders NorenIr arriba ↑