Entrevista con Christopher Day

Christopher DayXp no llega a los tres minutos. Le basta una locación interior, casi no pronuncia palabra. Hasta el título parece una abreviatura. Los recuerdos culposos de un sacerdote irrumpen en medio de la confesión de un niño. Es todo. Y sin embargo, logra mucho más que centenares de películas peruanas de diferente tamaño y pretensión. El debut de Christopher Day, hermano de Jason (el actor de Mañana te cuento y la miniserie Esta sociedad), es prometedor. Merecidamente ha ganado premios en La Noche de los Cortos y el FENACO, y justifica esta no tan corta conversación.

Pueden ver la entrevista en dos partes: Parte 1 y Parte 2

Xp o el flashback perturbado

Christopher, cuéntanos de tu experiencia audiovisual.
Este cortometraje es el primer trabajo audiovisual que hago en mi vida. Estudié administración de empresas, trabajé un corto tiempo en varias empresas y recién hace cerca de tres años descubrí el cine. Había estudiado publicidad, así que algo por ahí tenía que ver con lo audiovisual. Pero lo que estudié fue publicidad y comunicación empresarial, como que tenía que ver mucho con la empresa, sobre todo dedicado a la parte investigativa.

¿Has hecho campañas de TV?
No, he hecho proyectos de marketing. Sí eran bastante visuales pero nunca he creado ni he diseñado ni producido campaña alguna en la televisión.

Lo preguntaba porque el corto tiene un pulso, una mano, inusual en un debutante. La síntesis, la narración tan precisa y el look muy profesional parecen de alguien que ha dirigido muchos spots, que enseñan al realizador a ir directo al punto.
No, no… (risas).

Más valioso todavía entonces el corto. Dinos, ¿por qué se llama Xp?
En realidad el nombre es en parte producto del azar, Xp es la marca de una de las bancas que encontramos en la locación. Ahora, el nombre lo he cambiado como diez veces.

¿Grabaste en una parroquia?
Es un convento de monjas que queda en Lince. Salió de ahí, de la misma grabación.

¿Cómo viene a tu mente la idea de hacer el corto?
Cómo viene, es algo que me he preguntado mucho, porque no he estado en un colegio religioso, no he experimentado lo que significa estar en medio de una jerarquía que maneje dogmas, leyes y creencias, etc. El personaje es cura, en realidad lo que buscaba era alguien que perteneciese a una institución, o sea un tipo militar o un cura. Me es difícil contestar por ejemplo por qué es cura y no un general. Tendrá que ver con cuestiones internas inconscientes que hasta ahora no puedo descifrar (risas).

Puede ser también por razones prácticas, porque era más fácil encontrarle una locación a un cura que a un militar.
Sí, tal vez también tenga que ver con eso.


Christopher Day
Además el sacerdote es todo un icono, ¿no?
Sí, además en esta idea de la pertenencia a una institución jerárquica, el tema de lo religioso, a diferencia de lo militar, busca tallar más en la existencia humana, ¿no? Entonces los curas son personas que buscan de alguna forma dar respuesta a las preguntas de qué hacemos acá, por qué estamos acá, etc., más que cualquier otra institución. Entonces creo que era más puntual para precisar cierta condición humana.

¿Cómo fuiste perfilando el personaje de Paul Vega? El corto dura menos de tres minutos, él aparece veinte segundos, habla diez segundos. ¿Los tiempos siempre fueron así? ¿O hubo una permanente simplificación?
El corto siempre fue minimalista, ah. Pero sí hubo un proceso de resumen. La idea era ir al punto, para no distraerse en otras cuestiones. Además creo que en el diseño del corto eso es un plus, se podía causar una especie de tensión con algo que fuera tan rápido, tan relampagueante.

Existen algunas lecturas a partir de esa historia tan sintetizada. A primera vista el cura recuerda un episodio de su niñez, en la que ya tenía una intensa ligazón con la religión, con la fe, pero cuando este niño se confiesa en el presente, puede estar confesando lo mismo o algo totalmente distinto. El sacerdote se ensimisma en su recuerdo culposo, no presta atención al niño, responde de manera mecánica y automática, y sale del paso.
Claro. Sí, a veces me es difícil responder. Qué habrá estado confesando el chico, no sé, tal vez en esa confesión había algo que conectara al cura con su pasado, de repente sí, de repente no, quizá simplemente él vive su propio pecado cada vez que está ahí, en el confesionario. Traté de plantear una estrecha relación entre los chicos, hasta ciertos visos de homosexualidad, tampoco es que fuera imprescindible que sean homosexuales, simplemente que haya una cierta atracción, algo que ellos compartían y que se prohíbe. Para mí no es un corto homosexual, sino sobre el hecho de no respetarse, no reconocerse uno mismo, no traicionarse, saber qué es uno.

Para mí el detalle más interesante es lo que contesta al niño que ha confesado. Es una respuesta automática que muestra a una iglesia anquilosada, congelada en el tiempo, que se maneja con fórmulas, con un nomenclatura invariable, y que cualquier pecadillo o acto más o menos discutible puede tener la misma penitencia. Pero vayamos a la imagen, que es muy destacable. Cuando aparece Paul Vega, la fotografía de Fergan Chávez coloca su rostro como suspendido en el aire, rodeado de negro.
Sí, fue una creación de Fergan. Me dijo mira, a ver qué te parece, y me encantó la toma. Paul está en medio de la nada, con la oscuridad que lo rodea.

Refuerza la idea del congelamiento de la iglesia.
Sí, y había que darle un ambiente al mismo confesionario de enclaustración, como que está metido en este… clóset iba a decir (risas), lugar aislado, solo, con sus propios miedos, como si estuviera atrapado.

Parece una celda.
Sí, en el afiche se hace referencia a una celda, que está representada por las mismas rejillas del confesionario.

Xp, de Christopher DayEstá logrado con sutileza. ¿Cómo fue la dirección actoral?
Los actores estuvieron muy bien, fue bastante sencillo. No se invirtió mucho tiempo, porque era muy rápido lo que se tenía que hacer. Era cuestión de miradas. Ahí me ayudó bastante mi hermano Jason Day, que estuvo como asistente de dirección. Los niños no habían tenido prácticamente experiencia, apenas un comercial por ahí y nada más.

Los gestos son tan precisos y toda la secuencia es tan breve, que se me ocurre que no es tan difícil.
Sí, en realidad no hay que hacer las cosas tan difíciles. Al menos, a mí se me complicaría horrible si lo intentara. Sólo voltear y mirar, y ya lo dices todo. A veces el contexto es lo que completa el sentido de la escena, para saber qué está mirando, a quién, por qué así. El niño que hace de Paul había hecho un comercial. El otro y el del tiempo presente, no.

¿Cómo los encontraste?
Por Bárbara Acosta, que hizo el cásting. Le di las características básicas, sexo, edad, y los vi por vídeo. El cásting me parece muy importante. La próxima vez quisiera estar presente, viendo a cada actor cómo se desenvuelve.

¿Cuánto duró la grabación?
Dos días enteros, que era lo previsto. La toma de acercamiento a la rendija del confesionario fue la más larga, la que más tiempo nos demandó. Parecía mentira, pero nos costó la mitad de un día, porque se movía la cámara, creo que el dolly no estaba bien regulado, la cámara vibraba y se acercaba a la rendija con temblor.

No sé si hubiera quedado mal, ah, (risas)
No, no era lo que estaba buscando.

¿Grabaste en digital?
Sí, en DVCam.

Con una locación y pocos actores, supongo que el cortometraje no ha costado mucho.
Bueno, en realidad costó siete mil dólares.

¿Siete mil?
Sí, creo que es necesario acostumbrarnos a asumir los costos reales de nuestra profesión. A cada uno se le remuneró como correspondía. En mi opinión, es la única manera de que valoremos nuestro trabajo y de que los demás lo valoren también.

Christopher DayA propósito, ¿cómo ves la actualidad cinematográfica? Por ejemplo, la campaña Perú en Pantalla?
Ha estado bien ese esfuerzo, es valioso. En este país todo el mundo está en una situación de necesidad, pero hay que pelearla. El cine como toda expresión cultural ayuda muchísimo al desarrollo de un país. No sólo es importante el agua, el desagüe, la luz, las carreteras. En otros países ha habido desarrollo cultural porque los gobiernos se preocuparon de implementar un proyecto cultural que les ayudase a generar una identidad nacional.

¿Cuáles son tus referentes cinematográficos?
Me gustan Wong Kar-wai, Andrei Tarkovski. Recientemente me ha llamado mucho la atención la argentina Lucrecia Martel, la directora de La ciénaga. Hay más nombres, pero las obras de ellos me fascinan.

¿Qué corriente del cine peruano te atrae?
Lo que pasa en el cine peruano es que recién todo se está forjando. Me gustó lo que hizo Josué Méndez. También me interesó lo de Antonio Fortunic, lo conozco y sé su visión de las cosas. Pero en general falta mucho. Hay que hacer más películas, tenemos que forjar más cultura. Las visiones cinematográficas se desprenden de la cultura de un país, y eso está en proceso, cada uno recién está viendo qué vetas hay. Ahora estuve en Cusco, por el FENACO, he visto cortos, empieza a haber más producción, la gente va en familia a las proyecciones del festival.

Lima, 20 de noviembre del 2006
Entrevista y transcripción: Gabriel Quispe Medina
Video y Fotos: Rolando Jurado
Producción y Edición de Video: María Panta
Edición: Antolín Prieto y Laslo Rojas

5 comentarios

  1. […] Xp no llega a los tres minutos. Le basta una locación interior, casi no pronuncia palabra. Hasta el título parece una abreviatura. Los recuerdos culposos de un sacerdote irrumpen en medio de la confesión de un niño. Es todo. Y sin embargo, logra mucho más que centenares de películas peruanas de diferente tamaño y pretensión. El debut de Christopher Day, hermano de Jason (el actor de Mañana te cuento y la miniserie Esta sociedad), es prometedor. Merecidamente ha ganado premios en La Noche de los Cortos y el FENACO, y justifica esta no tan corta conversación. Lee la entrevista con Christopher Day. […]

  2. 28 de diciembre de 2006 at 13:41 — Responder

    No puedo creerlo! Me parece o han cortados los comentarios críticos a este artículo? Me sorprende.

    Este cortometraje, mi querido Gabriel, es indefendible. “Merecidamente” ganaría el premio a obra sobrevaluada del año si Madeinusa no brillara con la luz del ande.

  3. 29 de diciembre de 2006 at 2:35 — Responder

    No Fernando “notelopuedocreeer”, los comentarios críticos estan en el post de portada, aquí.
    Veremos la manera de que este tipo de confusión no se dé a futuro.

  4. 29 de diciembre de 2006 at 17:29 — Responder

    Perfecto, Laslo, ya me parecía extraño. Gracias por la aclaración.

  5. […] internacional); Escuela militar de Cristian Alarcón (Premio animación nacional) y XP de Christopher Day (Mejor ficción […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos