Caché

Dir. Michael Haneke | 115 min. | Francia – Austria

Intérpretes
Daniel Auteuil (Georges Laurent), Juliette Binoche (Anne Laurent), Maurice Bénichou (Majid), Annie Girardot (madre de Georges), Lester Makedonsky (Pierrot Laurent), Bernard Le Coq (Jefe de Redacción), Walid Afkir (hijo de Majid), Daniel Duval (Pierre)

Estreno en Perú: 11 de enero de 2007

Videos

Críticas

Juan José Beteta: “Georges es un exitoso conductor de un programa literario televisivo, casado y con un hijo en la pubertad. De pronto empieza a recibir mensajes y videos misteriosos que la policía se niega a investigar. Aquí empieza un relato sobre el origen de este asedio a un acomodado personaje mediático que lo lleva a remontarse hasta su infancia, rememorando un doloroso trauma, humano y político, que se mantiene hasta la actualidad.” Sigue leyendo la crítica.

 
Gabriel Quispe: “Caché es una de esas películas cuya visión no se resiente por recibir información detallada de ella, incluido el desenlace, antes de apreciarla. Existe una intriga, un misterio, que incluso perdura fuera de la sala, pero su resolución no es lo más importante. Haneke narra un persistente y extraño acoso a una familia de clase media alta francesa, provisto de vídeos, dibujos infantiles de degollaciones y alguna llamada sin nombre. Haneke supone en el “otro”, un peligro, una amenaza, y la incomprensión humana puede convertirlo indistintamente en víctima o victimario.” Sigue leyendo la crítica.

Jorge Esponda: “El austriaco Haneke siempre se ha dedicado a presentarnos el aspecto más perturbador de la unificada y todavía reluciente sociedad europea, pero es con esta cinta que consigue elevar aún más lo implacable de su punto de vista. Un extraño caso de aparente acoso a Georges Laurent y su familia será el hilo conductor de una posible intriga en los vericuetos del thriller. El asunto no es tan sencillo como promete pues nos encontramos ante un film complejo, atípico, que juega con los códigos del género para armar su discurso a base del desconcierto. Estamos, como en la mayor situación límite, ante una odisea existencial en la cual la critica demoledora a la acomodada forma de vida y de pensar se manifiesta en un constante aguijoneo hasta de la conciencia. Caché es un film extremadamente riguroso y exigente que nos envuelve en una condición paradójica pues resulta esencialmente incomodo (como toda su obra) aunque a la vez nos deje servida la vista a placer para la labor de contemplar. Se establece la condición básica del suspense: el mirar, espiar, el morbo congraciado hasta la saciedad con lo que irá a suceder a continuación, aunque podríamos en algún momento desear no haberlo hecho. Reflexión así misma sobre el cine y su condición esencial de rito de la modernidad.” Sigue leyendo la crítica.