El cine peruano apoya oficialmente a los damnificados del sur

Desde distintos frentes, la comunidad cinematográfica peruana colaboró con las víctimas del trágico y desolador terremoto del miércoles 15 de agosto, pero hay que destacar especialmente la actividad conjunta que hicieron ayer, en la Sala Mohme del Palacio Legislativo, el Consejo Nacional de Cinematografía (Conacine) y el Comité de Damas del Congreso de la República.

El acto, que representa oficialmente el apoyo de la cinematografía peruana a la población afectada por el desastre, dio a conocer la organización de una función benéfica, a realizarse el próximo viernes 21, a las 7:40 p.m., en el cine UVK de Larcomar, de la película Una sombra al frente, de Augusto Tamayo, que se estrenó ayer en las salas comerciales.

Tamayo, Luciana, LGP, Oliart y elenco

Participaron en la presentación el titular del Congreso, Luis Gonzales Posada, la vicepresidenta del Conacine, Rosa María Oliart, la presidenta del Comité de Damas de ese Poder del Estado, Marilú Cossio de Gonzales Posada, el director Augusto Tamayo, la actriz Vanessa Saba y la legisladora aprista Luciana León, que a estas alturas parece ser una de las pocas parlamentarias interesadas en los temas culturales (antes puso en agenda los excesivos impuestos que pagan los espectáculos artísticos).

Nos parece un hecho significativo que la cinematografía peruana formalice públicamente su presencia en un asunto de emergencia nacional, colaborando con una causa noble y al mismo tiempo dejando esa condición de cotidiana invisibilidad que tiene ante la opinión pública, interrumpida sólo cuando pide el cumplimiento de la ley 26370.

Por supuesto, salvo la asistencia del ex ministro de Educación, Javier Sota Nadal, a la premiación de un concurso de Conacine, y la proyección de Ojos que no ven, de Francisco Lombardi, en el mismísimo Palacio de Gobierno, donde el ex mandatario Alejandro Toledo ofreció “todo su apoyo” al cine peruano (¡!), no tenemos memoria de otro acto público en el que hayan participado una autoridad cinematográfica, elegida por su comunidad, y un representante del Estado al nivel de un presidente del Congreso. Buena coordinación de nuestro organismo oficial y la empresa productora. Por ahora es tan sólo un gesto del gobierno, pero algo es algo. Luciana León agradeció la colaboración del Conacine y se animó a comprometer su apoyo para que se cumpla la ley a favor del cine peruano. Ojalá no sea una promesa más, como tantas otras. Le tomaremos la palabra.

Y vayamos el viernes 21 a Larcomar.

Artículo anterior
Críticas de la semana: Bourne, el espía que corre y convence
Artículo siguiente
James Cameron y sus nuevas cámaras digitales 3D, en "Avatar"

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

El cine peruano apoya oficialmente a los damnificados del sur