Todo un parto (2010)

El aún joven cineasta Todd Phillips viene perfilándose como hábil narrador de historias trepidantes, que transcurren en un día o dos a lo largo del territorio norteamericano y oscilan entre la acción y la comedia, provistas de accidentadas incidencias y personajes contrastados, que muestran humanidad y desventura en medio de torpezas y dislates. Autor de nada menos que nueve largometrajes, empezó a llamar más la atención con el remake de la serie de TV de los setenta, Starsky & Hutch, luego con Escuela de idiotas, y últimamente con ¿Qué pasó ayer?, que ya tiene secuela en camino.

Todo un parto (Due Date) narra la travesía de dos hombres de edad intermedia que se conocen circunstancialmente y se ven envueltos en una sucesión de accidentes que termina hermanándolos. Ethan Tremblay/Chase, interpretado por Zach Galifianakis (¿Qué pasó ayer?), es un ansioso actor que aspira a destacar en Hollywood, que tiene una notable vocación por el enredo y carga las cenizas de su padre. De otro lado, Peter Highman, encarnado por Robert Downey Jr., intenta llegar desesperadamente a Atlanta, al nacimiento de su primer hijo.

El guión de Alan R. Cohen, Alan Freedland, Adam Sztykiel y el propio Phillips, que recuerda otra dislocada y agridulce road movie de fines de los ochenta, Planes, Trains & Automobiles de John Hughes, que desde el título adelantaba las muchas peripecias por las que pasaban Steve Martin y John Candy en el Día de Acción de Gracias, plantea desde el inicio una clara antinomia en la dupla que conforman Ethan y Peter. El primero es obeso, extravagante, sin mayor compañía familiar y busca deliberadamente atraer las miradas; Peter es altivo, sofisticado y práctico, su interés se concentra en acompañar a su esposa en el proceso de parto. Es el clásico esquema del dúo disparejo masculino, que polariza el físico, la sensibilidad y el comportamiento en un conjunto de situaciones límite, que encontrara en Jack Lemmon & Walter Matthau una de sus más talentosas expresiones. Downey y Galifianakis se lucen, y son acompañados correctamente por Jamie Foxx, Juliette Lewis –habitual actriz del director– y Michelle Monaghan.

Entonces empiezan a surgir los despropósitos y con ellos, entre otras cosas, asoman el clima paranoico en que se desarrolla la actividad aérea en Estados Unidos, que les hace perder el avión y proscribe a Peter de la posibilidad de volar, además de recibir una descarga eléctrica; el drama de los veteranos de guerra, víctimas soterradas y agresores repentinos que pasan la factura de la cruenta estadía en Irak; el desplome de la autoridad fronteriza y la conversión de un cómodo ciudadano en un sospechoso de castigable intrusión.

Al cabo de tanto despelote, Phillips logra una mirada cálida, que cuestiona el vértigo deshumanizante del american way of life, en pausas que sirven de hallazgo o despedida a los protagonistas y los acerca a una paulatina mimetización. Es el registro del desacomodo y la marginalidad, un péndulo que va de la carcajada al pesar, de la elegancia al despojo y la fisura ósea, del look estrafalario que alcanza al perro de Ethan hasta el culto por la imponente geografía que el Gran Cañón simboliza como depositario de los restos paternales. El mejor chiste de Phillips y compañía: “Jamás he probado drogas”, dice Downey. Insertar risas grabadas.

Due Date

Dir.: Todd Phillips | 100 min. | Estados Unidos

Intérpretes: Robert Downey Jr. (Peter Highman), Zach Galifianakis (Ethan Tremblay/Chase), Jamie Foxx (Darryl), Juliette Lewis (Heidi), Michelle Monaghan (Sarah Highman), Todd Phillips (Barry).

Estreno en el Perú: 4 de noviembre de 2010

Estreno en España: 5 de noviembre de 2010


Artículo anterior
Inauguración del Auditorio ING del MALI (Ex Filmoteca de Lima)
Artículo siguiente
Hachiko: Siempre a tu lado (2009)

2 comentarios

  1. […] país de Dino Risi y Ettore Scola, por citar un par de referentes cercanos de su cine. Junto con Todo un parto y Siempre a tu lado, hace un trío de cine familiar de muy digno […]

  2. […] el tirón del nuevo descubrimiento del (humor) absurdo, Zach Galifianakis, para hacer con él Due Date (2010), resultona y divertida. El problema viene al no dejar un éxito tal como está, e intentar […]

Deja un comentario

Back
COMPARTIR

Todo un parto (2010)