[Crítica] “Apprentice” (Singapur, 2016), de Boo Junfeng

Al igual que en “El hijo” (2002) de los hermanos Dardenne, Apprentice (2016) inicia con una similar intriga. Un hombre sigue con cierta distancia a otro, solo que en esta ocasión es más bien el aprendiz quien reconoce al maestro como el perpetrador de un evento violento que aconteció años atrás.

apprentice-singapurEl filme de Boo Junfeng relata la historia de Aiman (Fir Rahman), un joven guardián que luego de instalarse en una penitenciaría malaya conocerá a Rahim (Wan Hanafi), el ejecutor de los condenados a muerte en dicha institución. A pesar de la relación cordial que se va estableciendo entre ambos personajes, una incertidumbre se va germinando, tal vez un posible resentimiento a propósito de un secreto que el aprendiz oculta no solo a su nuevo jefe directo sino incluso a toda la institución.

“Apprentice” es un filme que se nutre a partir del dilema y cuestionamiento moral que llega del propio Aiman (y su intención por redimir su estirpe) y que se extiende al razonamiento sumamente estricto de las normativas estatales aplicadas en los penales. La ópera prima de Boo Junfeng, así como gran parte de la fílmica de los Dardenne, explora los comportamientos morales que se tornan impredecibles dentro de sociedades que modulan los conceptos preliminares.

Vean “Apprentice” en la Semana del Cine este miércoles 9, a las 9:00 p.m., en la Sala Ventana Indiscreta de la Universidad de Lima.

Artículo anterior
Cineclub UCH presenta ciclo de películas peruanas, en Breña
Artículo siguiente
[Crítica] "Sieranevada", de Cristi Puiu (Rumania), en la Semana del Cine U.Lima

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

[Crítica] “Apprentice” (Singapur, 2016), de Boo Junfeng