El aviador (2004)

The Aviator

Estreno en Perú: 10 de febrero de 2005

The Aviator

Las mas reciente mega producción de Martin Scorsese es una notable película, en el que se impone su madurez creativa y su meticulo trabajo tanto con los actores como con los detalles de producción (visual effects incluídos). Pero lo más valioso es como adecúa este proyecto (que pasó por varias manos) a sus propias, caras y tan conocidas obsesiones.

Ahí tenemos la figura central del omnipotente y megalómano Howard Hughes (ya lo hubieramos visto a lo mejor como un personaje wellesiano) tambaleandose en la cumbre de su palacio de fantasías, acero y concreto. Del éxtasis y la embriaguez del mundo de Hollywood al estado más patético al que lo llevan sus delirios.
Sin decir nada nuevo con respecto a la gloria y miseria del ser humano, Scorsese se las arregla para introducir su particular sabiduría y crear nuevamente un retrato de autopunición tan fascinante como aquellos que protagonizara pare él Robert De Niro.

El Hughes de este film es un tipo soñador, ambicioso pero ingenuo, que mas de verlo gozar de sus paseos por las nubes, se lo intuye queriendo ser dios. Tales pretenciones segun Scorsese tendran que estrellar contra la realidad en algún momento paradojicamente casi como un castigo divino, que si bien no lo destruirá, lo dejará marcado para siempre.

En el centro de este espectáculo sobresale indudablemente Leonardo Di Caprio convertido en el nuevo actor – fetiche scorsesiano, de a pocos y sin sobresaltos se esta convirtiendo en un actor a considerar, desde su acento tejano y su absorvente pasión por los aviones hasta sus maniaticos cambios de humor y las tensiones de su obsesión por la higiene. Además destaca Cate Blanchet como Katherine Hepburn, la unica a la que la pelicula deja buen espacio para lucirse a diferencia de Gwen Stefani como Jean Harlow ó Kete Beckinsale como Ava Gardner que son habilmente colocadas como presencias fulgurantes del oropel alrededor del protagonista. Aunque si a destacar el pequeñisimo papel de Jude Law como el desfachatado Errol Flynn.

No puedo dejar de hacer acotación a la manera en la que magnificamente da una lección a todos los nuevos cineastas cultores del uso de los espectáculos de los vissual effects, los de The Aviator son breves pero precisos y originales basta citar tres: los del rodaje de Hell’s Angels (momento visual impresionante), el vuelo nocturno con Kate Hepburn y los del accidente sobre los cielos de Beverly Hills.

Espermos que con su nueva y fascinante pelicula Scorsese, cineasta admirado consiga todos los reconocimiento (vanos es cierto para quien no los necesita) que se le negaron a sus obras mayores.

Jorge Esponda.

Artículo anterior
Kill Bill Vol. 2 (2004)
Artículo siguiente
El polaquito (2003)

11 comentarios

  1. […] El Aviador (The Aviator) de Martin Scorsese Creo que esta cinta es una buena noticia en la carrera de Sorsese, si la comparamos con Gangs of New York, The Aviator tiene más nervio y solidez argumental. El relato de un personaje particular y maniático como en vida fue el mismo Howard Hughes es francamente apasionante, otros puntos altos son el buen trabajo de Leonardo Di Caprio y una buena reconstrucción de época (escena memorable esa en que Hughes enfrenta a la prensa caminando sobre los bombillos rotos de las lámparas, alfombra adecuada para su azaroso camino). Espero con ansia The Departed, que es un remake de la cinta honkonesa Infernal Affairs, como pusimos en esta noticia. […]

  2. Jonatan
    10 de marzo de 2006 at 15:30 — Responder

    Esta sí que es una obra maestra, una producción exquisita para el cine, ‘El Aviador’ está muy bien ambientada en su época, con un despliegue sorprendente de escenarios, dirección artística al máximo, fotografía ni hablar, este filme nos muestra de una manera muy interesante, la vida de Howard Hugues, retratada excelentemente por el a veces bueno, Lonardo DiCaprio. Me olvidé de decir que el guión es muy bueno y simplemente los diálogos están demasiado bien elavorados, aunque para algunas personas pueden resultar poco interesantes. Quizá lo peor de la película, que es muy poco, está al último, en el contraste de la entrevista a Hugues y sarpo del ‘Hércules’, creo que es muy buena esa parte pero la hicieron un poco lenta para mis gustos, después el filme es muy bueno, lástima que no ganó el Oscar, muy buena competencia con ‘Million Dollar Baby’, bien merecido su Oscar, por cierto.

  3. […] El director de Los infiltrados compitió en esta oportunidad con Gonzales Iñarruti por Babel, Bill Condon por Dreamgirls, Stephen Frears por The Queen y la dupla Dayton – Faris directores de Little Miss Sunshine. El buen Marty habia sido nominado anterioremente por The Aviator (2004), Gangs of New York (2002), The Age of Innocence (1993), Goodfellas (1990), Raging Bull (1980) y Taxi Driver (1976), pero no había logrado llevarse el premio a casa nunca. Sin embargo, en el 2003 fue condecorado con el Lifetime Achievement Award (for distinguished achievement in film direction), el máximo galardón, que es otorgado a un director por toda su obra. […]

  4. Ariel Batres V.
    9 de marzo de 2007 at 2:09 — Responder

    Pandillas de Nueva York y El Aviador, me parecen dos excelentes películas, que lograr retratar situaciones especiales y específicas en tiempo y espacio, amén de que permiten profundizar un tanto en los fantasmas de los personajes en la vida real. Ambas películas, protagonizadas por Di Caprio, deberían ser utilizadas por estudiantes de psicología para examinar aspectos que preocupan al hombre, así como a determinar qué es lo que hace que éste se arriesgue, aún contra sus detractores.
    En “Pandillas de Nueva York” el personaje principal lucha contra un fantasma, el asesino de su padre; trata de emular a su padre y casi lo consigue.
    En “El Aviador” sucede algo parecido: un megalómano viéndose en el espejo -casi al final de la película- repitiendo incesantemente que logrará su nuevo proyecto, la propulsión a chorro, aún cuando no está concluido el anterior, el avión Hércules del que solo han hecho una prueba, pues su fantasma le persigue desde niño.
    Al contrario de los historiadores, preguntémonos ¿que hubiera pasado si Hughes no hubiera insistido tanto con el proyecto del Hércules? Sencillamente no existiría.
    La pelea personal que tiene contra la Pan Am refleja en sí el ansia de ésta por monopolizar el mercado, comprando senadores, colocándolos donde quiere, toda tras la máscara de la democracia. Igual sucede en la actualidad. Si Hughes no hubiera peleado contra dicho monstruo, tendríamos monopolios por todos lados.
    Lastima que la película queda inconclusa; no describe el triste final del personaje ni que fue de sus nuevos proyectos.
    Independientemente de lo que pensemos del capitalismo como sistema, y de los capitalistas como sus representantes, estimo que el retrato de Hughes es un logro, toda vez que permite que apreciemos el interior del personaje, no solo lo que en su tiempo se publicó en los medios.
    Si las dos películas que menciono tienen anacronismos, no nos preocupemos por eso; sucede con muchas, como por ejemplo “Apocalypto”. Lo importante es que nos ponen a reflexionar, a escarbar en la historia: lo que está mal ubicado ya nos encargaremos de desecharlo y lo bien logrado, de aprovecharlo.

  5. […] Sin ser exhaustivo en el recuerdo, en este momento me vienen a la mente imágenes de Tucker, un hombre y su sueño, de Francis Ford Coppola, El aviador, de Martin Scorsese, y, cómo no, Fitzcarraldo, de Werner Herzog, incluso filmada en el Perú, como ejemplos de estos líderes de emprendimientos ambiciosos y delirantes. […]

  6. […] del propio realizador, lo viene llevando a cabo John Logan, conocido por títulos como Gladiador, El Aviador y Sweeney Todd. Así también, el apartado técnico estará bajo responsabilidad de Industrial […]

  7. […] practicamente esta hecho. Es lo que pasa muy a menudo y en diversos tipos de proyectos: Troya, The Aviator, Ray, por ejemplo. Ahora es el turno de Cadillac Records, una película que nos hace retroceder […]

  8. paco
    22 de noviembre de 2008 at 13:58 — Responder

    leonardo, no se parese en nada a Howard Hughes y mucho menos la istoria

  9. […] en años recientes. Así, este rol me recuerda mucho a otro muy diferente, el de Howard Hughes, en Aviador, de Scorsese. En ambos casos tenemos personajes masculinos dominantes pero sometidos a situaciones […]

  10. […] lo pronto ha sido confirmado en el equipo el guionista John Logan (Gladiador, El último samurai, El aviador), y aunque vive felizmente atareado, el veterano Ridley Scott vienen sonando fuerte como el hombre […]

  11. […] sólida filmografía gracias a colaboraciones audaces con autores que sacan lo mejor de ella, como Martin Scorsese, Woody Allen y ahora Todd […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

El aviador (2004)