El nuevo mundo (2005)

El nuevo mundoThe New World
Dir. Terrence Malick | 135 min. | EE.UU.

Intérpretes:
Colin Farrell (Captain John Smith), Q’orianka Kilcher (Pocahontas), Christopher Plummer (Capitán Christopher Newport), Christian Bale (John Rolfe), August Schellenberg (Powhatan), Wes Studi (Opechancanough)

Estreno en Perú: 29 de junio del 2006

La historia de Pocahontas y el invasor-explorador John Smith es el material del que se vale el director Malick para entregarnos su tan particular visión del orden y la armonía del mundo en contacto con los elementos, la moral y la tecnología que conlleva la civilización. Y lo presenta nuevamente de manera notable. En sí la historia de la conquista del nuevo mundo daba la talla precisa para expandirse en este tema sobre el cual siempre ha reflexionado. Pero con gran talento se aleja de las fórmulas fáciles y complacientes para hacer de su película una vasta y compleja mirada sobre el cruce (o mestizaje) de dos mundos distintos alrededor de la bella y enigmática protagonista quien lleva consigo todo el peso de esta transformación, aliado al cambio natural de su crecimiento como mujer. Q’orianka Kilcher (la gran revelación de esta película) es la que se encarga de darle vida a esta princesa, testigo de todo un momento crucial de la historia de la humanidad. Pero en manos de Malick adquiere una dimensión distinta como reflexión acerca de lo malo y lo bueno (a partes iguales) del muy antiguo y cada vez más acelerado proceso de globalización.

El nuevo mundo

Terrence Malick ha hecho de su cine una indagación de la relación entre el hombre y su entorno natural. Su capacidad de crear infiernos a medida en vez de negociar con la armoniosa naturaleza que contempla sus pasos silenciosamente como madre esperanzada y paciente. Acaso si los llamados salvajes que presenciaron la llegada de los galeones no eran ya seres tan civilizados al punto de la convivencia mimética con su generosa y rica tierra. La portentosa llegada de los hombres dominadores del metal y de la pólvora sucede violentamente quebrando este equilibrio.

Pero los naturales no resultan acá los arrebatados e irrazonables animales que se pintaron por siglos. Observan con cuidado pero también con curiosidad al primer contacto alienante de sus tierras con los pies extraños (en este caso ubicada en la todavía casta Virginia). Pero la naturaleza humana siempre va por el mismo sendero, la desconfianza y el instinto de supervivencia son las responsables del inevitable choque, las diferencias mínimas que a veces provocan las guerras más gigantescas. El plano étnico-social es probablemente el más obvio camino por el que llevar alguna ilustración sobre este encuentro entre seres de un mismo planeta pero divididos por mundos distintos. Tal no es el caso de la película y he ahí la mayor de sus virtudes. El caos propiciado es tan sólo el inevitable efecto de toda una transformación.

El nuevo mundoMalick desenvuelve toda su película como un sentido poema alrededor de la triste despedida de ese mundo de silencioso transcurrir (a no ser por la propia naturaleza) y la llegada de este otro importado del otro lado del océano y que inevitablemente habrá de cambiar también. El observador de esta convulsivo cambio, el capitán Smith se convierte en el resignado profeta de esta nueva era. La fusión de ambas olas vitales las proyectará en la protagonista autentica de esta historia, quien es la esencia misma de este mundo aparte (paraíso terrenal que le regala algunos pocos instantes de felicidad al decepcionado visitante). Viaje a un lejano país de ensueño a punto de desaparecer y que contrasta con su fortaleza en ciernes, en la que habrá de encontrar a los castigados invasores del oasis convertidos en toda una manada de hambrientos y desarrapados, incapaces de hacer fructificar las tierras que pisan convertidas en pantanos nauseabundos y repletos de pestes (estigma del gran pecado de ir más allá).

Pero nada puede detener el curso ya iniciado, los pocos son ahora los más y la naturaleza sacudida habrá de acostumbrarse a sus nuevos habitantes. La princesa crecerá en medio de este experimento cultural. Aprenderá a leer, a vestirse como la gente (decente) y será bautizada en la nueva fe. Kilcher se convierte entonces en el centro absoluto de la película y proyección misma de esta mixtura en maduración, reto para la novel actriz cuyo desarrollo asume con capacidad innegable. Su mirada pasmada, sorprendida y dolida es captada por el lente siempre en contacto con su entorno cambiante. Ella se remueve como la naturaleza a su alrededor en los diferente pasajes que habrá de tener su vida, la ilusión, la soledad, y el fortalecimiento. El encuentro con el colono y la familia que establecen es la total entrega de la madre tierra a sus nuevos hijos (adoptivos), cada vez más asentada con el transcurrir del tiempo en el que llegan más y más barcos, más familias, y lo que era el fortín a duras penas resistente se convierte en una bisoña ciudad. La tierra recibe amorosamente los granos por bondadosas manos, muy distintas a las salvajes pisadas pioneras.

The New WorldEl amplio espectro que abarca Malick calza a la perfección con la espectacular visión que le otorga a cada imagen. No solo como proyección de la futura desaparición de sus gigantescas extensiones (la mirada ecológica no es tal en Malick o al menos no la única) sino también como evoluciona y hace lo mismo con extraña alquimia en quienes caminan erectos sobre ella. El paso final de este cambio lo habrá de experimentar su hija allá en las lejanas tierras inglesas. La tierra de piedras uniformes y castillos recibirá su visita así como la manifestación de su domesticación, sometimiento tal vez (aquella memorable secuencia de la recepción real en la que contempla al pequeño animal enjaulado). La transformación completada no interesa en función de a quien declara como ganador sino el condicionante que ha marcado el rumbo a seguir a partir de entonces.

Transformación que heredarán los que vengan después. Su pequeño hijo habrá de ser el continuador (como muchos otros) de este viaje. Pequeña semilla que recibe la bendición de su madre para dar inicio a una nueva cultura, un nuevo pueblo. El viaje de regreso se iniciará rumbo al nuevo mundo del cual no volverán a separarse, aún virgen para que estos nuevos exploradores le den forma a la historia americana. Memorable y difícil visión de un creador como Malick absorto casi siempre en su autismo pero dispuesto a compartir algo de vez en cuando.

Artículo anterior
Animagyc 2006: Programación del jueves 29 de junio
Artículo siguiente
Fallece Fabián Bielinsky, director de “Nueve reinas”

15 comentarios

  1. 7 de julio de 2006 at 0:29 — Responder

    En este 2006, año de lamentables remakes y secuelas hollywoodenses, aparece en nuestra cartelera “El nuevo mundo” y es un gran alivio saber que la creatividad está viva paradójicamente en un director norteamericano, Terrence Mallick, con esta pequeña joya visual y sonora, la poesía hecha cine, intimista y real al mismo tiempo.

    Asimismo es agradable comprobar que Q’Orianka Kilcher no es solo un estrella fugaz, sino una actriz con una belleza fresca y natural y con un talento nato que prevee un futuro promisorio.

  2. Omar
    14 de julio de 2006 at 11:22 — Responder

    Larga, densa y mal promocionada, es cierto que se aprecia mucho y hay bastantes cosas que rescatar, pero la promocion que muchos recibieron fue POCAHONTAS y el cine, a pesar de ser 9.30pm estuvo lleno de niñas que a los 15 minutos de pelicula estuvieron corriendo por toda la sala, ya que obviamente se aburrieron de no ver un perro y un pajaro que hablen…
    No me gusto, sin embargo Q’Orianka Kilcher da mucho de si, sus razgos sin lugar a duda denotan lo oriundo del Peru, puedes salir a la calle, ir a agua dulce y ver miles Q’Oriankas, ojo no es una critica racista, sino que tenemos mucho que ver aca..

  3. 14 de julio de 2006 at 14:04 — Responder

    Q’orianka Kilcher es preciosa y ademas hace creible un papel tan complicado, no creo que muchas chiquillas de por alli, nisiquiera actrices de nuestro chollywood pudieran hacerlo con lo disforzadas y superficiales que son(no todas, claro)
    me gusto la pelicula, es melancolica y bella, pero deja un tanto de desolación en el corazon.

  4. VeRoNiC@
    28 de septiembre de 2006 at 23:08 — Responder

    Me parece genial ..wenu a mi me encanto esa pelicula .. io la vi en el kole mi profe de arte nos las puso…. me encantaria saber mas sobre esa chica orianka kilcher…ella es peruana asta el punto ke io se .. sus familia aca en el peru ..son todos serrantios … ( ella vino una vez al peru …pero le hicieron una entrevista .. a ella y a su familia …. y no saben komose sentia incomoda y avergonsada la pobre .. no sabia donde meter la cara.. pero wenu … acaso debemos de tener verguensa si nuestros padres fueran cholos ?…. io kreo ke no…..pero ella si se sintio incomoda ..wenu eso mi madre me lo dijo …. porke en ese tiempo niskiera la konocia …

    a wenu komo te decia aca faltan fotos de la infacia de esa chica .. para ke le de mas vida .. de komo a ido cambiando .. porke ella era trigeñita .. pero ahora se a refinado ..(uf) .. wenu bye

    agregenme :
    seykrim_love2@hotmail.com

  5. ESTHER
    29 de noviembre de 2006 at 12:53 — Responder

    YO PIENSO QUE ELLA COMO ACTRIZ ES LINDA HA HECHO MUY BIEN SU PAPEL ELLA TIENE SANGRE INDIA Y ESO LO HA ESPRESADO EN LA PELICULA DONDE SE DEMUESTRAN TODOS LOS SENTIMIENTOS MAS LINDOS QUE PUEDEN EXISTIIR COMO LA PUREZA HACIA OTRA PERSONA LA LEALTAD Y FIDELIDAD COMO CON CARICIAS MIRADAS SONRIAS SE PUEDEN ESPRESAR TANTAS COSAS MARAVILLOSAS COMO LA NATURALEZA Y EL AMOR VAN UNIDOS QUE BELLO ES LA DIVERSIDAD DE RAZAS LA NATURALEZA Y PURO AMOR

  6. […] El nuevo mundo. Terrence Mallick vuelve otra vez con una película para cinéfilos, pero una gran película al fin. ¿Lo mejor del film? Sin dudarlo, Q’orianka Kilcher […]

  7. […] Otras cintas que no quisiera dejar de mencionar son Flores rotas, Bill Murray deja Tokio por los traspatios de una norteamérica pocas veces visitada. Días de campo, surrealismo lírico, el chileno que vuelve a casa nos hace soñar despiertos. V de venganza, dos nombres claves Hugo Weaving y Natalie Portman, más una máscara. Buenas noches y buena suerte, George Clooney un director a seguir de cerca. El nuevo mundo, hola Q’orianka, saludos maestro Malick. El mercader de Venecia, ya puedo decir que he visto en el cine un Shakespeare como se debe. El aura, un “chorro” frustrado y con epilepsis, in memoriam. La dama en el agua, Shyamalan, no hagas caso a los ‘entendidos’, tu fábula sí me cautivó. Capote, Philip, ha sido un largo camino pero por fin lograste que te conozca el gran público. Bien por eso. Miami Vice, Gong Li, cubana, salsera, castellana, nada de eso importa al final. El plan perfecto, “shieeet!”. […]

  8. […] De The New World me gustó la concepción visual, pero el mensaje era demasiado “bien” intencionado. […]

  9. norayda
    2 de enero de 2007 at 14:28 — Responder

    me encanta las actuaciones ueno todas las esenas son buenicimas y no solo lo digo yo todos mis amigos calro todas sus pelis de colin son buenasas mis respetos siempre los seguire

  10. Veronika
    3 de junio de 2007 at 20:13 — Responder

    komo ia abia dixo ..eso si me guto ..pero ia jue ..ya paso de moda..
    wenu kambiando de tema …. les paso mi msn ps amios tengo 14 años y soy de peru ..si soy bonita ps y limeñita …si kieren verme ..los chikos k tengan hi5 o space ..agregenme mi msn es seykrim_love2@hotmail.com
    y ese mismo es mi hi5..okas cdtm.okas solo patas menores ps menores de 18 okas bye

  11. […] a trabajar juntos después de La Delgada Línea Roja (en la foto). Colin Farrell, protagonista de El nuevo mundo, cinta anterior de Malick tentó participar del proyecto, pero no llegó a concretar un acuerdo. […]

  12. […] The Tree of Life, con el que retoma la dirección en un tiempo relativamente corto, luego de El nuevo mundo, su película menos lograda, algo lejana del nivel alcanzado en Badlands, Días del cielo y La […]

  13. […] protagónico de la actriz de raíces peruanas. Recordemos que su primero fue como Pocahontas en El Nuevo Mundo de Terrence Malick, en la que compartió roles con Colin Farrell. Sólo queda esperar a esta […]

  14. […] jurado de la sección de competencia de cortos nacionales. La actriz suizo-peruana, protagonista de El nuevo mundo de Terrence Malick, envió un video con las disculpas del caso y prometió al público que el año […]

  15. […] la propuesta de Malick ha incluido su debut, “Malas tierras” (o Badlands) de 1973, y El nuevo mundo, del 2005. Con “El árbol de la vida” suma su quinto largometraje en casi tres […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

El nuevo mundo (2005)