La marcha de los pingüinos (2005)

La marche de l’empereur
Dir. Luc Jacquet | 85 min. | Francia | Documental

Intérpretes:
Versión en francés:
Charles Berling (Narrador, pingüino padre), Romane Bohringer (Narradora, pingüino madre), Jules Sitruk (Narrador, pingüino bebé)

Versión en inglés:
Morgan Freeman (Narrador)

Estreno en Perú: 5 de octubre de 2006

El francés Luc Jacquet sorprendió gratamente con este documental en el cual con investigación y pasión nos presenta el rito vital de una especie aislada en la helada Antártida. Se trata del pingüino emperador, el más terco habitante del continente del sur y al cual conoceremos en detalle a partir de su tradicional lucha por la supervivencia, cristalizada en una peregrinación hacia las tierras más resistentes al poderoso invierno. Lo interesante del asunto es la forma en que el realizador se acerca a este fenómeno anual. Nos encontramos con un retrato humanizado de esta tribu que logra el detallismo pero además supera el distanciamiento del ojo científico de los programas que como este film tienen el apoyo de la National Geographic. Mérito de su realizador que nos entrega un retrato cinematográfico espectacular y a la vez lírico. Acaso sea la prueba de que el documental es una expresión más personal que didáctica, esencia misma del arte.

Estamos en presencia de un lujoso y paciente trabajo en el cual el director se revela como un más que atento observador del comportamiento animal. Pero rápidamente nos encontramos más allá de ello. Estamos ante una mirada muy personal en la que Jacquet se convierte en cronista entusiasmado por la maravilla, ahí donde el ojo común o mas bien desatento no contempla sino las faenas cotidianas de la reproducción y alimentación. Los sentidos del director están completamente abiertos a lo que la naturaleza le comunica y resulta más extraordinario de lo que parecía. Así vemos el inicio del viaje invernal hacia “hielo firme” del protagonista masivo que son uno y miles al mismo tiempo. Desde el inicio del peregrinaje estamos inmersos en un estudio y relato de un símil de nuestros propios intereses, cooperación y necesidades. La cámara es contagiada por este entusiasmado retrato y no se pierde ni un solo detalle de la conducta plural o individual de los personajes.

Se trata hasta cierto punto de una comunión de extraña alquimia entre la ficción y la verdad o al menos como se han establecido los códigos de ambos supragéneros (no tan fáciles de separar uno del otro como ha parecido desde siempre). En un trabajo como este quedan paradójicamente reveladas las dimensiones más complejas que definen con las justas un lado del espejo del que se encuentra mas allá. Jacquet está convencido de la magia de ese pedazo de realidad que presenta ahí escondida en el lugar más remoto y nos la presenta reprocesada con todas las ventajas a las que puede acceder un realizador de nuestro tiempo. Así es que sentimos a cada cambio o paso del ritual un testimonio auténtico de vida y todo lo que contiene como si fuera una versión paralela de la historia de la humanidad. Es un resumen de tradiciones y modos de interactuar transmitidos con el paso de los siglos. Idea común de tantos especiales sobre la vida animal pero superada de todo el simple didactismo y acercamiento de rutina.

El espectáculo de fríos tonos no está ajena al colorido y la emoción de una batalla peleada en desventaja pero hasta las últimas consecuencias. Su cámara bien acompaña por el narrador (en este caso vi la versión en inglés a cargo de Morgan Freeman) nos presenta así la lenta y torpe marcha hasta la meta que apenas será la primera de tantas difíciles circunstancias a las cuales deberán hacer frente. La aglomeración y búsqueda de pareja coincidirá sincronizadamente con la llegada de los primeros vientos, heraldos anunciantes de los potentes golpes que darán inicio a la guerra contra los meses de noche invernal en la que las dificultades por concebir y proteger a la nueva generación se desarrollarán ante nuestros ojos como en la más vívida ficción argumental.

Y en cierta medida eso es lo que hace un documentalista convencido, incluso el más cerebral y distanciado. Ofrece su particular perspectiva imposible de quedar afuera por más que lo nieguen las voces que reclaman el purismo en la especialidad. La realidad no se capta tal cual en su totalidad pues siempre será alienada por la mirada particular de su creador desde el momento mismo en el que su cámara (invención artificial) se planta y corre la cinta (que a su vez reproduce esta “realidad” para crear su propia “verdad”). De ello se ha ocupado el cine de todo tipo y calidad desde la aparición de aquel tren llegando a la estación presentado por los hermanos Lumière. El también francés Jacquet hace lo que su oficio e intereses le indican y el resultado es en resumidas cuentas una película interesante y emocionante, lo mejor que podemos pedirle al cine.

Jorge Esponda

Artículo anterior
2º Festival de Video Documentales “Asi es mi Perú”
Artículo siguiente
Trailer en español de Eragon

15 comentarios

  1. 24 de noviembre de 2006 at 17:08 — Responder

    me gusto

  2. Ricardo
    27 de noviembre de 2006 at 12:13 — Responder

    la pelicula esta un poco aburrida pero en algunas imagenes es impresionante la formacion de los pinguinos

  3. brigitte
    28 de noviembre de 2006 at 18:07 — Responder

    es una pelicula pa bebes no me gusta para nada prefiero comprar dvd!

  4. Pablo Cádiz
    25 de diciembre de 2006 at 20:28 — Responder

    Simplemente notable, es sin lugar a dudas una de las cinco mejores peliculas q alguien puede ver, es completísima, tanto la historia, como la fotografía y la música , q en su conjunto…

    Porfavor si alguien tiene la banda sonora de esta obra de culto, agradecería q me la enviaran a kdiz_mmo@hotmail.com

  5. […] La marcha de los pingüinos […]

  6. […] Si bien es una de esas películas que se disfrutan al máximo en la amplia pantalla del cine, de todas maneras les recomiendo que no se pierdan La marcha de los pingüinos ahora que la dan en Cinemax (canal 73 de Cable Mágico). Espero que en la tele sí la pasen en versión original, con la voz de los tres actores franceses, los que hacen de los pingüinos padres, y del recién nacido. Aunque, me cuentan, la versión americana con Morgan Freeman de narrador también puede ser una buena opción. El documental ganador del Oscar 2006 va en los siguientes horarios: […]

  7. Elena
    19 de febrero de 2007 at 18:25 — Responder

    Creo que es un documental merecedor del premio que ha recibido. Su fotografía y producción, pero sobre todo el mensaje que estos pinguinos dejan con su comportamiento, compromiso, lealtad y amor es un ejemplo para la hunamidad. Muchos humanos no conocen de estos principios y sería bueno que aprendieran de estos animalitos ejemplares.
    Es simplemente…¡excelente!

  8. 7 de julio de 2007 at 19:20 — Responder

    El documental “La marcha del Emperador”, es algo realmente hermoso tengo la suerte de haber visto éste documental es su idioma nato, que es el francés, me agradó mucho, es un trama en donde cada verano, los pingüinos emprenden una marcha hasta su lugar de nacimiento. Es ahí donde ponen sus huevos cuidadosamente. Mientras los papás los “empollan”, las mamás vuelven a buscar el alimento. Cuando regresan, les toca el turno a los machos.
    Las marchas son largas, los animales están hambrientos y, así como algunos adultos no sobreviven el trayecto, algunas crías mueren si la comida demora mucho en llegar. Es un documental muy bueno, bien elaborado que te llena esperanzas, al ver todo lo que sufren estos animalitos para poder sobrevivir y de esa manera poder conservar su especie. Muy buen documenta y lo recomiendo así que véanla.

    Saludos Saya JSx

  9. edwar villarraga
    25 de agosto de 2007 at 13:21 — Responder

    es muy buena

  10. […] la moda de los documentales “verdes”. Luego de La marcha de los pingüinos y La verdad incómoda, llega La última hora (The 11th Hour, 2007). Creado, producido y narrado por […]

  11. […] tendrá su central en París, estará a cargo Jean-François Camilleri, uno de los productores de The March of the Penguins, documental ganador del Oscar en el […]

  12. jesus ulises
    29 de mayo de 2008 at 1:10 — Responder

    ES MUY MOTIVADOR A LA MENTE HUMANA VER COMO LOS ANIMALES PROTEJEN A SUS CRIAS, Y COMO DEFIENDEN EL DERECHO A LA VIDA, LO QUE A VECES LOS HUMANOS QUE RAZONAMOS NO HACEMOS POR DEFENDERLA, CONSERVARLA, NOS DESTRUIMOS, ETC, ETC,

  13. […] Día de la tierra. Earth se deja ver como una repetición de documentales tan promocionados como La marcha de los pingüinos o La verdad incómoda, pero el mensaje nunca esta demás, aunque para ello se sacrifique el […]

  14. adriana
    2 de enero de 2009 at 0:25 — Responder

    me gusto la marcha de los pinguinos porque es una demostracion de como los ping[uinos protegen a sus crias. la verdad es que ellos son mas protectores que nosotros.bye

  15. pia valentina
    8 de julio de 2009 at 17:45 — Responder

    nesesito ayuda sobre el emperador solo 4 caracteristicas
    envia tu comentario aqui o sino en edu_t-amo o macaruchiuchiuchi@hotmail.com

    envien!!!!xao

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

La marcha de los pingüinos (2005)