Conseguir financiamiento ha sido siempre uno de los mayores sufrimientos para un realizador peruano. Entre los productores tenemos gente que apuesta “a lo seguro”, con cintas de corte comercial, ahí está Jaime Carbajal y la gente de Alpamayo Entertainment o Inca Films; otro grupo que se inclina por un cine de autor: Chullachaki Producciones de Pinky y Josué Méndez, o Argos Interactiva de Augusto Tamayo; cómo olvidar a los entusiastas productores de provincias y otros, independientes, que sacan sus proyectos a pulso. Ahora, se suma al panorama nacional, un inesperado nuevo productor: El Ejército Peruano.

Firma de convenio Vidas Paralelas

Gracias a un convenio celebrado con la Universidad Alas Peruanas, el Ejército Peruano se encuentra desarrollando el proyecto cinematográfico Vidas paralelas. Las firmas del General de Ejército, Edwin Donayre Gotzch, Comandante General del Ejército, y el Dr. Fidel Ramírez Prado, Rector de la casa de estudios, sellaron el acto realizado el 15 de mayo pasado.

Al celebrar el convenio, el General Donayre indicó que “este es un evento importante para la historia del Ejército y para la historia del Perú. De igual manera permite un acercamiento con la población, que verá reflejada en esta película lo que pasamos durante la Pacificación Nacional”. A su vez, el Rector de Alas Peruanas se comprometió a apoyar la producción del largometraje “para reflejar la historia que vivieron los soldados en la lucha contra el terrorismo, que es la verdad de lo ocurrido (sic).

El guión, escrito por el Cap. Carlos Freyre, narra aspectos de la lucha antiterrorista que graficarían el sacrificio del cuerpo militar en pos de la Pacificación Nacional. La producción, que se encuentra en estado avanzado, proyecta el inicio del rodaje para las próximas semanas de julio, en escenarios andinos y de la amazonía nacional. La dirección del proyecto correría a cargo de Rocío Lladó, catedrática de la Universidad Alas Peruanas y ganadora del concurso de cortometrajes de CONACINE del 2004 con “La visita”.

Esperamos que esta incursión militar en el ámbito cinematográfico sobrelleve los obstáculos propios de la opera prima y culmine sin muertos ni heridos. Esta es una aventura sin precedentes en las que las Fuerzas Armadas se comprometen con la filmografía nacional. Tal auspicio sólo se recuerda en el régimen de Odría y sus noticiarios nacionales en los 50s, y que contrasta con la actitud acre de los militares para con otras producciones sobre la Guerra Interna como La Boca del Lobo, Paloma de Papel o La vida es una sola. Por lo demás, llama la atención que el Estado Peruano pueda solventar la producción de una película a través de sus cuerpos militares, y no tenga los fondos para cumplir con el presupuesto del ente oficial, el CONACINE.

Actualización (4 de noviembre): Es bueno seguir recibiendo comentarios, pues a veces arrojan datos que no teníamos antes, en este caso Patty nos avisa que el Cap. Carlos Freyre, autor del guión de Vidas Paralelas, tiene cierta vena literaria en la web, buscando dimos con que había publicado varios cuentos en Yoescribo.com, ahi va el enlace.

Actualización (30 de setiembre de 2008): Lean la crítica de Vidas paralelas, con la confirmación de las peores sospechas.