En una ocasión el director cusqueño Luis Figueroa, comentando en broma sobre la trascendencia de los “vladivideos”, dijo que Vladimiro Montesinos era el cineasta más famoso del Perú porque aparecía como director y actor en más de tres mil películas.

Lo cierto es que tanto el ex asesor del SIN como su compinche Alberto Fujimori, hoy extraditado por crímenes de lesa humanidad y otras trapacerías, figuran en un puñado de filmes que de distintos modos se han aproximado al decenio fujimorista, una de las páginas más oprobiosas de la historia peruana.

Tenemos las imágenes de Francisco Lombardi Ojos que no ven y Mariposa negra, filmes ambientados en las postrimerías del régimen, y en los que el ex gobernante tiene una presencia televisiva y tangencial.

En La caída de Fujimori (The Fall of Fujimori), sesgado y complaciente documental de Ellen Perry que causó cierto revuelo cuando se estrenó durante el 9º Festival Elcine. La realizadora norteamericana hace un panegírico del ex mandatario comparando su historia con una tragedia shakesperiana. Quizás esta sea la película que más se conoce sobre Fujimori en el extranjero.

Actualización 2016: Incluímos también el documental Su nombre es Fujimori, de Fernando Vílchez, estrenado en internet días antes de la segunda vuelta electoral, que finalmente perdería Keiko Fujimori, la hija del sentenciado por corrupción, secuestro y crímenes de lesa humanidad:

Tampoco podemos olvidar la inclasificable Lima: la verdadera historia (Lima: Breaking the Silence, 1998). Ahí el ex dictador fue interpretado por un tal Robert Ito, quien hacía del “Presidente Fujimoro”.

Otro documental que debemos mencionar, aún si Fujimori no es un protagonista directo, es Estado de miedo (State of Fear, 2005). Ahí se narran los hechos sucedidos en el Perú, durante la guerra interna en un período que incluye los años de dictadura de los 90. Aquí pueden ver el tráiler: