James Cameron viene impulsando y publicitando la nueva tecnología de 3D con la que está filmando su nuevo proyecto Avatar. No se trata de los clásicos lentes rojo-azules (anaglifos), sino de algo más ambicioso, emular la visión humana de la manera más real posible. Problema complejo, pero de una solución simple, al menos en el papel: Hacer dos imágenes, como la de los dos ojos, y después dejar que el cerebro haga su parte del trabajo.

Para ello se necesitan dos cámaras (de alta definición) y un sistema que resuelva la diplopía fisiológica, en cristiano, el conjunto de angulaciones y enfoques que nos permiten ver dos imágenes en foco en el espacio. Pueden leer más de estereoscopía por aquí, aquí, o aquí. O ver el video que presenta esta nueva tecnología. Para exhibirla se necesitan también de lentes y proyectores especiales (dobles), por eso vale preguntarse si llegará a nuestros países latinoamericanos, la respuesta la sabremos a mediados del 2009, aunque podemos ir ensayando el no desde ahora.