isla-faro-bergman-y-actores

Casi coincidiendo con el primer año de su muerte, acaecida el 30 de julio de 2007, se ha dado a conocer que próximamente será subastada la mítica residencia de Ingmar Bergman en la isla báltica de Fårö, de acuerdo a su última voluntad expresada de puño y letra.

“En el testamento consta que hay que vender todo al mejor postor, preferiblemente en una subasta, para evitar un procedimiento irregular. Y estamos de acuerdo en seguirlo al pie de la letra”, declaró su hijo Daniel Bergman, uno de los nueve herederos del artista.

El cineasta compró la propiedad en los años ’60, cuando ya era uno de los grandes autores del mundo, y poco después realizó varias construcciones, como casas y bosques, y una sala privada de cine. Incluso, sirvió de locación para la extraordinaria Persona, una de sus obras mayores.

En una subasta no hay mayor control del destino de las joyas, y de eso es consciente Daniel Bergman. “Sería una pena que todo fuera a parar a un particular”, comentó, y agregó que el archivo de su padre constituye “parte imprescindible” de la cultura sueca. Démosle un vistazo a la residencia en este corto sobre el maestro, en sueco y sin subtítulos:

(Vía The Guardian)