gonzalez-inarritu-del-toro-cuaronRodrigo García me sorprendió gratamente con Things You Can Tell Just by Looking at Her, hace algunos años ya. Luego, a pesar de no ser estrenada -algo que a estas alturas no debería extrañar a nadie-, tuve la oportunidad de ver Nine Lives (2005), cinta en la que retomaba el tono íntimo de su opera prima, narrando historias de personajes femeninos en torno a la soledad, el desamor y la añoranza utilizando extensos planos secuencia que me dejaron con un buen sabor de boca y con ganas de enterarme sobre sus siguientes proyectos.

Ahora el director colombiano, además de estar próximo a estrenar Passengers en Estados Unidos, con la que se anima a explorar, los últimamente muy visitados, territorios del horror, se alista para rodar Mother and Child, un drama que se acerca más a los retratos personales a los que nos tiene acostumbrados, pues mostrará tres historias que tendrán un inevitable punto de encuentro en la trama: la de una mujer de cincuenta años, la de la hija a la que dio en adopción treinta y cinco años atrás y la de otra mujer que desea adoptar un niño.

La producción estará a cargo de los cineastas y amigos Alejandro González-Iñárritu, Guillermo Del Toro y Alfonso Cuarón, que con su casa Cha cha cha, han conseguido la financiación de Focus Features para este proyecto que llevaba más de siete años en los planes de García, quien ha señalado que si no fuera por el trío mexicano, dado el carácter realista y directo del producto, hasta ahora estaría intentando financiarlo con escasa fortuna.

Bien por Rodrigo García, a quien se le va reconociendo cada vez menos solo como el hijo del gran Gabo y más como el director con convicción que es. Y bien por los realizadores-productores mexicanos que con Cha cha cha, también estrenarán pronto Rudo y Cursi de Carlos Cuarón, interpretada por Gael García Bernaly Diego Luna.

(Vía The Hollywood Reporter)