[10 directoras peruanas] Rossana Alalú

Rossana AlalúA pesar de ser una de las directoras más jóvenes del grupo con un postgrado en cine, su decisión por estudiarlo no fue nada clara al inicio: “Yo primero estudié Administración y Márketing en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, después de haber elegido Arquitectura en esa misma universidad y haber entrado a Derecho en la Universidad Católica, y pese a que mi test de orientación vocacional dijo que debía ser veterinaria ¡porque puse que me encantaban los perros!”, cuenta Rossana Alalú, cual trabalenguas. En pocas palabras, “no tenía ni idea de qué quería hacer”.

Efectivamente, después de estar un año estudiando Administración y Márketing en la UPC, un día se cansó de los cursos de finanzas y contabilidad y se rebeló: “Entré a Publicidad en la Católica, pero me pareció un poco parecido a lo que vi en la UPC, así que un amigo me explicó que Comunicación Audiovisual era más para crear y realizar y eso me entusiasmó. Lo bueno de la Universidad Católica es que como puedes llevar cursos de las distintas especialidades me metí a hartos de actuación [con Luis Peirano, Bertha Pancorvo, Alberto Isola, Teresa Rally y Bruno Odar], y eso como directora creo que fue una de las cosas que más me sirvió para descubrir que lo que más me gusta, conjuntamente con las historias, son unas buenas actuaciones. Los planos son importantísimos en el cine para reforzar los sentimientos y la historia; pero sin una buena actuación, creo que todo el mundo creado se puede caer”.

Es así como empezó a formarse un criterio de lo que significaba para ella ser una directora de cine, más preocupada por dominar las artes y herramientas actorales que la tecnología cinematográfica. “Creo que si a uno no le llama la atención mucho [los aspectos técnicos,] ni los cursos de audio y cosas mecánicas de la cámara o luces, uno debería tener un conocimiento básico para poder dirigir al que lo haga, pero no tener que aprender a manipular cada cosa o ¡tener exámenes del botón de la consola de audio que se debe apretar!”. Empezó a darse cuenta que lo que más le gustaba era contar sus propias historias, sin dejar de admirar, claro está, a directores “puros”, como la mayoría de Hollywood, directores que “agarran un guión que no es de ellos y lo llevan al cine de una manera magistral. Yo me siento más una contadora de cuentos y como quiero contar mi cuento me pongo a dirigirlo.”

"1, 2, 3, digan chiiis", de Rossana Alalú

Y el primer cuento que nos contó fue el cortometraje ‘1, 2, 3… digan chiiis’, el cual escribió, produjo y dirigió en el 2004. Hecho cuando aún estudiaba la carrera de Comunicación Audiovisual en la Católica, el corto fue producido fuera de la universidad, y se mostró en Perú, Argentina y España. Su segundo trabajo, ‘Ego’, un mediometraje de una hora, fue seleccionado para el Short Film Corner del Festival de Cannes 2007 y le permitió trabajar con actores para quienes Rossana no escatima halagos: Ricardo Fernández, Paloma Yerovi, Ursula Kellenberger, Oscar Beltrán, Johan Mendoza “Chacaloncito” y Carolina Barrantes.

En el 2006, un año después de haberse graduado de la Católica en Comunicación Audiovisual, y con ‘Ego’ bajo el brazo, Rossana parte a estudiar un Máster en Cine en el Goldsmiths College de la Universidad de Londres. Si bien en un comienzo pensó irse a Nueva York o California, la curiosidad por vivir en Londres pudo más, alimentada también por una ingenuidad natural: “quería volverme famosa y juraba que allá iba a ser única en mi especia, ¡una directora judía latinoamericana mujer que le gusta el humor! [Pero] nada que ver, allá tienes que lucharla porque todos van pensando lo mismo”.

Dos años después, Rossana terminó su maestría y volvió al Perú. Ahora, intenta buscar un balance entre su economía y sus proyectos personales, formando parte por un lado del equipo de directores de publicidad de la Casa Realizadora Bazuka, y por otro, desarrollando el guión de lo que sería su primer largometraje, ‘Jesús se vuelve judío’. “Estoy tratando de combinar lo que me gusta con la rentabilidad del negocio, crear pero sin olvidar cómo sería eso en un modelo financiero. Me gustaría ser parte de una industria como las hay en países más desarrollados pero aquí en el Perú. No caer en la frase común que se suele escuchar acá, que cuando se gana plata con arte entonces el producto no es arte. Creo que hay que encontrar el balance en eso para que todos los artistas se puedan sentir tan orgullosos como el economista de la Universidad del Pacífico, y ser buenos postores y que no siempre nos cataloguen como misios y bohemios o nos digan ‘qué loco eres’. Aún no hemos logrado un equilibrio entre películas con rollo propio y taquilla. Pero en cuanto más se haga, más nos vamos a acostumbrar como público a ver la oferta de cine peruano. Me gustaría que las películas peruanas compitan entre sí, que uno vaya al cine y elija entre una comedia peruana o una historia de amor peruana o una de dibujos peruana. Que haya una gran cartelera de cine peruano y no sólo ‘la’ película peruana que se está presentando en un momento determinado”.

(Este artículo forma parte del especial “Diez directoras para el Nuevo Cine Peruano”)

Artículo anterior
Mirando Cines: Cinemark Lima Sur
Artículo siguiente
Preestrenos del cine argentino 2009, en Bs. Aires

17 comentarios

  1. salma
    3 de marzo de 2009 at 17:39 — Responder

    mmmm, ahora sale cada niña que se quiere hacer famosa haciendo cine…pobre chica

  2. Yolo
    3 de marzo de 2009 at 22:56 — Responder

    ¿Q pasa Salma? Q clase de comentario es este? Monseeeeeeeeeeee… Lo único q puedo decir (como antes dije),es q EGO me pareció una de las mejores cosas hechas acá (mejor q Paloma de Papel, las de Chicho y las de Tamayo). La de 1, 23 hagan chis No me gusto

    yolo

  3. RBC
    3 de marzo de 2009 at 23:53 — Responder

    Personalmente creo que EGO tiene algunas deficiencias pero innumerables virtudes. Y quizas algunas de las escenas más intensas del cine peruano amateur de los úlltimos años. Recuerdo perfectamente el rostro desfigurado de Paloma Yerovi a través de la cortina del baño, revelándonos su fobia por las feas y por los cholos, mientras persiste en acicalarse obsesivamente. O la escena de la sala del director y la misma Paloma, con el paneo por los retratos de los maestros del cine. Diálogos vibrantes, llenos de vida y talento. O la escena casi póstuma de Ricardo Fernández desempolvando una vieja foto de juventud.
    EGO. Una de esas raras pelas que es necesario volver a revisar.

  4. Salma
    4 de marzo de 2009 at 10:02 — Responder

    Yo no he visto ni EGO ni 123, pero decir que se va a Londres o a cualquier otra ciudad, para hacerse famosa solo por ser judia peruana, me parece un concepto limitado, bien infantil y de un EGO estremecedor… 123 achis

  5. maria eugenia
    4 de marzo de 2009 at 14:14 — Responder

    los comentarios de “ego” son de lo mas interesantes, como podria ver esta pelicula? felicito a rossana por “hacer” arte en un medio tan dificil.(es muy facil criticar sin haber hecho nada). Claudia Llosa lamentablemente tiene razon cuando dice que el peor enemigo de un peruano es otro peruano.

  6. Juan
    4 de marzo de 2009 at 14:33 — Responder

    Concuerdo con Salma.

  7. Pepe
    4 de marzo de 2009 at 14:58 — Responder

    Salma, lee bien, es un chiste, es obvio que se esta burlando, no es que se jure asi, guarda tu bilis para claudia llosa!

  8. Yolo
    4 de marzo de 2009 at 16:07 — Responder

    Si pes, en eso tienes razón Salma… eso de irse a Londres para hacerse famoso… como que no es…

    yolo

  9. Diego
    4 de marzo de 2009 at 17:58 — Responder

    se dan cuenta de las cojudeces que escriben es este foro. de los 8 comentarios de arriba.. solo uno o dos se ocupan del contenido y de lo deberia ser importante.. el resto como casi todos los que llenan la lista de correo de cinemaperu, solo escriben porke no saben y no pueden hacer nada mas.
    ya quisieran estos “criticos” tener la mitad del valor, coraje y talento de estas chicas que si se mandan a hacer algo…

  10. Majo
    4 de marzo de 2009 at 18:39 — Responder

    Totalmente de acuerdo con Diego! xq no pueden hacer algo mas de criticar y darse cuenta de lo que en verdad tiene valor

  11. celmira robles
    13 de marzo de 2009 at 0:41 — Responder

    disfruté mucho la película ego en el centro cultural de la católica. rossana tiene mucho talento y estoy segura dará mucho que hablar.
    pd también recuerdo las escenas de paloma yerovi en la ducha o llorando junto al gran ricardo fernández. escenas impresionantes, pequeñas joyas del cine peruano, me quedo con el trabajo de los dos.

  12. Raffo Ubillus
    22 de julio de 2009 at 16:32 — Responder

    …, a veces los comentarios de estos forum son tan colosales, jaja, llenos de admiracion por su puesto,algunos, pero tambien llenos de envidia y sentimientos encontrados. Me parece que Rossana es un ejemplo por q demuestra lo profecional q quiere ser, sin importar su raza, religion o todas las demas cojudeces q algunos acomplejados mencionan, pero, solo me queda decirles a los asiduos criticos, ….Gracias porque de sus actitudes, van a seguir dandoles temas a Rossana o todos los que quieran hacer algo de cine en el Peru, sigan con sus complejos y traumas sociales o sexuales q los necesitamos para ver cine en el Peru.

  13. txemo
    2 de agosto de 2009 at 14:23 — Responder

    veo varios infiltrados del tipo de peruano q odia a los otros peruanos que hacen las cosas como le gustan y dicen las cosas que piensan, si ella quiere ser famosa en china o uk o brasil, que tiene de malo?? y haciendo lo que le gusta que es el cine en buena hora por ella, si sus pelis les gustan o no es cuestion de cada uno, (por cierto ni siquiera las han visto) pero andar criticando de esa manera es bien tercermundista, la tipica del latinoamericano que no tiene huevos para salir y valerse por si mismo sacando adelante proyectos personales con mucho esfuerzo, mejor es quedarse en el refugio de criticones pseudointelectuales que no soportan “conceptos limitados” fuiiiira! ;-) sigan nomas cambiando el mundo en sus mesitas de chingana o rajando con los intelectuales de quilca mientras otros HACEN cosas.

    • ninanina
      20 de julio de 2011 at 12:10 — Responder

      Txemo, por si no sabes, en los países no “tercermundistas” (para usar el apelativo que tú empleas, a pesar de lo problemático que resulta) también hay críticos de absolutamente todo. No veo a nadie diciéndole a los críticos de cine del New York Times, por ejemplo, que sólo critican las películas de Hollywood porque están celosos o porque no quieren ver a sus compatriotas triunfar.
      El cine, al igual que el resto de la industria cultural, se compone tanto de la creación como de la crítica y no porque uno critique un trabajo quiere decir que no quiere que su autor no tenga éxito, al contrario: una buena crítica (constructiva digamos) señala aquello que podría mejorarse en la obra así como sus puntos fuertes.
      Decir que los críticos son “pseudointelectuales” de Quilca cuando los países más industrializados (del “primer mundo”) –EEUU, Alemania, Francia, entre otros–son harto conocidos por sus intelectuales, académicos, críticos y filósofos, ESO sí es totalmente tercermundista!
      Además créeme, no todos queremos triunfar en el mismo sentido: algunos quieren hacerlo de la manera más convencional (ser una celebridad al estilo Hollywood y ganar millones) y a otros les basta con hacer un buen trabajo y que este tenga algún impacto, por pequeño que sea.
      Saludos.

  14. […] esta ocasión contaremos con la presencia de las cineastas Rossana Alalú, Rosario García Montero (en la foto) y Valeria Ruiz, quienes nos hablarán sobre sus experiencias […]

  15. Frida de Arce
    31 de octubre de 2009 at 9:43 — Responder

    Saludos, Quisiera hacer una critica sin prejuicios. Acabo de ver el cortometraje 1-2-3 chiiiis; y mi impresion fue que las tres actrices deberian haber trabajado mas en su voz- me dio la impresion de que la voz es vital en un personaje y les faltaba ese ALGO. Alguien mas sintio lo mismo? En actuacion les pondria un regular; mas aun asi, fue un corto divertido.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

[10 directoras peruanas] Rossana Alalú