Memorias de la década (2000-2009), de Amy Wong

En esta nueva oportunidad le pido a Laslo que me dé la oportunidad de publicar mi década de filmes. No pretendo haber visto todas las películas habidas y por haber, y las memorias de estas películas no son inventadas, sólo tengo una peculiar habilidad para recordar cosas al azar.

Ya hice mi lista de mejores filmes de la década en The Auteurs, así que esta lista se basará en recuerdos de la experiencia de ver películas, y cómo ha cambiado mi manera de verlas.

2000 – Comenzamos con un empate.
crouching tigerCrouching Tiger, Hidden Dragon, de Ang Lee. No era muy común ver algo chino en los cines en esas épocas, asi que les pregunté a algunos de mis amigos si querían ver el film, pero bueno, digamos que estábamos en secundaria, por lo que no les interesó mucho mi propuesta.

Antes que mis amigos de la escuela de cine me hubieran malacostumbrado a ver películas en grupo, yo no tenía problemas en asistir sola. Así que llegué a las salas de UVK en Larcomar, me senté, y noté que había bastante gente, pocos asientos desocupados. El hombre que se había sentado a mi lado no me dejaba apoyar el brazo en la silla, pero eso no fue lo que me molestó.

La película ya había terminado, y los créditos pasaban mientras algunas personas salían. Yo no lo podía hacer, porque generalmente veo los créditos, y porque aún si hubiera querido irme, el señor me bloqueaba el camino. Fue cuando lo oí comentar sobre lo aburrido que había sido la película, sin nada de acción, y luego añadió que ¡mejor hubiera visto una película de Jackie Chan!

Dancer in the Dark, de Lars von Trier. Yo fui la generación Björk, crecí viendo los videos de Venus as a Boy, Big Time Sensuality y It’s Oh So Quiet en lo que antes era el canal Music21, entonces no me faltaron ganas de ver Dancer in the Dark cuando se estrenó por estos lares. Luego del incidente de Crouching Tiger, no le pregunté a nadie si querían ir a verla conmigo, por lo que terminé viéndola con mi señor padre en la última función de Cinemark del Jockey Plaza.

No había mucha gente, pero una pareja decidió sentarse detrás de nosotros. A mitad de la película, empiezo a sentir que alguien golpea el respaldar de mi asiento, pero prefiero ignorarlo. La segunda vez, le pido por favor. La tercera fue la vencida, volteo ligeramente y los veo en medio besuqueo. Considerando que “Dancer…” es mi película favorita de todos los tiempos –por valor sentimental– me pareció tremenda falta de respeto. La sorpresa es que, a pesar de eso, no me arruinaron la película.

2001 – All About Lily Chou Chou
Riri Shushu no Subete, de Shunji Iwai. Este filme no se estrenó en muchos países, y obviamente no la vi ese mismo año, ni en el cine. Sin embargo, la película es un hito porque marca la diferencia en mi forma de ver películas. Antes de ver Lily Chou Chou, no tenía interés en el cine asiático, más allá de la última película de alguna serie de anime. Lily Chou Chou también me introdujo al trabajo de Shunji Iwai, a la voz de Salyu (que es Lily en el film) y al talento de Yu Aoi.

2002 – ¡Alarma en Cinemark Vancouver!
In America, de Jim Sheridan. Yo solía asistir al Cinemark en Vancouver porque quedaba muy cerca del lugar donde estudiaba. Y cuando mis clases comenzaban después del mediodía, solía llegar más temprano para poder asistir a las funciones de “Early Bird” a mitad de precio.

Pues esa mañana, con la sala medio vacía (soy pesimista), la función empezó. A los 40 minutos de la película, la alarma de incendio del centro comercial empezó a sonar. Al comienzo, todos los asistentes la estaban ignorando hasta que nos empezamos a mirar unos a otros, preguntándonos si deberíamos movernos o dejarlo pasar porque queríamos seguir viendo el filme. Si hubiera sido un incendio real, creo que ninguno de los 15 gatos de la sala hubiera salido vivo. Sin embargo, cortaron la película, un representante nos dijo que había sido una falsa alarma y que Cinemark nos daría entradas gratis por la molestia. Terminamos de ver la película, nos dieron dos entradas gratis, y ningún muerto ¡Salimos ganando!

2003 – Otro empate
Finding Nemo, de Andrew Stanton. Algo curioso pasó cuando intenté ver Finding Nemo la primera vez. No recuerdo porque decidí ir a SilverCity Cinema, en lugar de downtown, pero recuerdo que le pedí a la chica que vendía los tickets una entrada para ver Finding Nemo. Mi entrada decía el horario, la sala y el nombre de la película bien claro. Me senté, y me sorprendí de la cantidad de gente que había en la sala. Después de todo, Nemo ya había estado en cartelera bastante tiempo cuando decidí verla.

Comenzó la película con el logo de Disney, qué curioso pensé. Fue ahí cuando sale tremendo logo de Pirates of the Caribbean. ¡Hey! ¡Esa no es la película que quería ver! Aún no sé que pasó, pero como disfruté ver a Johnny haciéndola de Jack Sparrow, no me quejé.

Al día siguiente fui a un cine en downtown a ver Finding Nemo.

Kill Bill: Vol. 1, de Quentin Tarantino. Llegué a ver Vol. 1 dos veces en el cine. La primera vez fue un sábado que supuestamente teníamos clase de actuación. Era final de bimestre, y teníamos que dar un monólogo grabado en cámara como examen final. No hace falta decir que la mitad de la clase no asistió porque prefirió ir al cine a ver Kill Bill.

No se preocupen, mi clase la pasé con un 85/100. Y la segunda vez que vi Kill Bill (con mis amigos en Lima), nadie faltó a clases.

2004 – ¡La clase termina antes! Y la audiencia norteamericana es distinta.
Harry Potter and the Prisoner of Azkaban, de Alfonso Cuarón. Yo llegué a ser super fan de Harry Potter en estas épocas, y más aún siguiendo el trabajo de Cuarón. A diferencia de mi experiencia con Kill Bill, esta vez no faltamos a clase. Era la tarde del viernes, clase de dibujo. La función iba a comenzar 10 minutos después del final de la clase por lo que mis amigos y yo decidimos abandonar la clase con otros 10 minutos de anticipación.

La mitad de la clase se paró de la nada, y guardamos nuestros drawing pads en el estante. El profesor nos miró y nos preguntó qué estábamos haciendo. Nosotros sinceramente le dijimos que íbamos a ver Harry Potter. Y bueno, ese profesor no fue tan comprensivo como el de actuación. Por suerte fue nuestro último curso con él.

Fahrenheit 9/11, de Michael Moore. Parece que siempre veo películas los días que tengo que viajar. La experiencia de ver Fahrenheit fue distinta con la audiencia en Vancouver. La sala estaba repleta de gente joven entre los 17 y 30 años que reían cada vez que Moore decía algo irónico.

En Lima, luego de mi fallido intento de verla en el CCPUCP (¿Festival de Lima?), terminé viéndola cuando finalmente se estrenó en las salas. ¡Qué diferencia! Unos 15 gatos entre los 40 y 60 años en la función más seria grabada en mi memoria. Ninguna de las bromas irónicas de Moore causó mucha gracia en este grupo de gente. Me pregunto ¿que habrán pensado del documental?

2005 – Larry Kent y lo típicamente canadiense
The Hamster Cage, de Larry Kent. Una pequeña película filmada en Vancouver, que fue publicitada en los trailers del cine de Fifth Avenue. Hamster Cage estaba orgullosa de haber sido vetada en el Festival de Shanghai, y nosotros ya estábamos ahí para verla.

Era el viernes del estreno, nos sentamos en la pequeña sala cuando uno de los trabajadores del cine sale para decirnos que Larry Kent había llegado al cine para un pequeño Q&A después de la función. Vimos la pela, conocimos al director y nos habló del film. Todos felices.

Para todos aquellos interesados en verla, como me comunicó algún involucrado en el proyecto: “De manera típicamente canadiense, Hamster Cage no tiene distribuidora de DVD.” Aún sigo esperando.

https://www.youtube.com/watch?v=3qggpqjhrdc

2006 – Kiraware Matsuko no Issho
Memories of Matsuko, de Tetsuya Nakashima. La traducción literal es algo así como “Junto a la Odiada Matsuko”. He escuchado decir que la gente u odia la película o la adora. La primera vez que la vi, la describí como Amelie se encuentra con Moulin Rouge! y con Sin City.

No hay ninguna anécdota en esta, solamente que la vi el 2008 por computadora, y ahora la tengo en DVD. Si tan solo mi cuenta bancaria me permitiera comprar más películas importadas.

2007 – La Môme
La Vie en Rose, de Olivier Dahan. Oh, mi querida Marion Cotillard. La primera vez que la vi en pantalla grande fue en Jeux d’Enfants (Love me if You Dare). Ya me había resignado a ver La Vie en Rose cuando pudiera en línea, quién hubiera pensado que la iba a ver en un cine de Estocolmo con subtítulos en sueco. Decirles que entendí la mitad del filme sería mentirles a medias.

En realidad no me di cuenta que la película estaría en francés (en esa época no entendía ni pío) con subtítulos en sueco hasta después de comprar la entrada junto con mi amiga Julz. Me dijo que era una pena porque ella entendía ambos idiomas. Sin embargo, vi el filme, me conmoví sin importar las palabras. Julz y yo estuvimos más que emocionadas de verla ganar el Oscar.

2008 – Låt den Rätte Komma in
Let the Right One in, de Tomas Alfredson. ¿Porqué decidieron llamarla Criatura de la Noche en Lima, en lugar de usar la traducción mexicana de Déjame Entrar? No sé. Pero LtROi es posiblemente el mejor filme de vampiros de la década, dejando de lado el estereotipo del vampiro vestido de cuero que hace derretir a todos y todas (hablo de uds., fans de Underworld, y fans de Edward), para contarnos la historia de Eli. Más que un film de terror, LtROi es un drama con vampiros.

En esta película tampoco hay alguna memoria en especial, ¿se nota que he dejado de ir al cine?

2009 – El film animado del 2009 que nadie ha visto
Mary and Max, de Adam Elliot. Todo el mundo ha visto Up, Coraline, Rain with a Chance of Meatballs, The Princess and the Frog, y tal vez Ponyo y Fantastic Mr. Fox. Pero nadie ha visto Mary and Max, a pesar de los nombres en su lista de cast como Toni Collette, Philip Seymour Hoffman y Eric Bana.

Mary and Max es lo que deberíamos estar buscando en el rubro de animación que no es solo para niños, sin embargo ha sido completamente obviada en los premios principales de críticos en Nueva York, Los Ángeles, Chicago, los Critics Choice, los Globo de Oro, e incluso en los Annie Awards (premios a la animación).

Con poco presupuesto para promocionarla fuera de su nativa Australia, Mary and Max puede ser vista en línea, o pueden esperar a que salga en DVD. Si ocurriese un milagro, y el filme es nominado al Oscar, podría recuperar mi fe en la Academia.

Artículo anterior
Revisando la década (2000-2009), según Antolín Prieto
Artículo siguiente
Los 50 filmes de la década (2000-2009), de Rodrigo Portales

12 comentarios

  1. Carlos
    28 de diciembre de 2009 at 11:44 — Responder

    Por Dios, pones a Harry Potter en tu lista y… ¿¿¿Dónde está “El señor de los anillos”???

  2. 28 de diciembre de 2009 at 12:03 — Responder

    eh… parece que no sabes leer?

    memorias de la decada no tiene nada que ver con mejores de la decada. no tengo ni una memoria en especial de ver el sr. d los anillos… a menos q sea ver a todos los fans disfrazados haciendo su cola para el retorno del rey… pero eso no es unico, considerando q tmb los fans d matrix fueron disfrazados para ver reloaded.

  3. 28 de diciembre de 2009 at 19:56 — Responder

    Memories of Matsuko es una de las peliculas inolvidables de la decada, evidentemente no es muy conocida pero tiene esa capacidad de robarte el alma en cada escena, en cada fotografia y con una de las actuaciones mas impresionantes del cine japones contemporaneo….

  4. 28 de diciembre de 2009 at 21:05 — Responder

    Valio el sufrimiento de Miki Nakatani junto con Tetsuya Nakashima. Ese Okaeri final siempre me llega al corazon xD

  5. Carlos
    29 de diciembre de 2009 at 16:16 — Responder

    eh… te estás haciendo la ofensiva??

    Me parece un poco ridículo que tu lista sea de recuerdos en vez de las mejores de la década. Como mencioné en un comentario a otra de las listas, la biografía fílmica personal no tiene nada que ver con las mejores películas de la década, así que tu post está bastante fuera de lugar si de recuentos se trata.

  6. 29 de diciembre de 2009 at 17:31 — Responder

    Que la lista que mencionas no haya incluido Lord of the Rings tampoco, no tiene nada que ver.

    Los recuerdos de tus experiencias viendo films te parecen ridiculos? No te parece q la experiencia de ver esos films junto con otras personas y con diferentes audiencias es parte importante de la experiencia de ver films en general?

    A las finales, si todos hicieramos Lo Mejor de la Decada terminariamos nombrando peliculas de auteurs similares, como lo son Cache, In the Mood for Love, Brokeback, City of God…

    como dije en algun otro post de mejores del 2009, xq tanta hostilidad? Porque mejor no posteas tus Top10 d la decada.

  7. Carlos
    30 de diciembre de 2009 at 0:25 — Responder

    Nunca dije que “los recuerdos de las experiencias viendo films me parezcan ridículos”. La biografía fílmica de cada persona me parece algo apasionante y denota sus cinefilias y disgustos; pero si los redactores de Cinencuentro están haciendo un recuento de las mejores películas de la década, me parece que se debería separar lo afectivo (igualmente importante) de lo artísticamente valioso. Van mis disculpas si no supe expresar esa idea con claridad.

    Saludos a todos y Feliz año.

  8. G-Dragon
    30 de diciembre de 2009 at 10:30 — Responder

    El trabajo de Shunji Iwai es extraordinario y concuerdo contigo sobre la película de Tomas Alfredson. Mi hermana me llamó una madrugada desde España y me dijo que había visto una obra maestra, la mejor película de vampiros y también me recalcó que nada tiene que ver con crepúsculo, de plano pensé que exageraba, de tanta insistencia vi la película de Alfredson por obligación, después de verla todavía tengo fe en las buenas películas especialmente si se trata de vampiros.

  9. 30 de diciembre de 2009 at 12:21 — Responder

    Hola Carlos, cada colaborador de Cinencuentro tiene la libertad de realizar su lista con el criterio que le parezca más importante. Asi veras que, por ejemplo, en mi lista tambien presento una seleccion desde lo emotivo asi como desde lo artistico, segun mi parecer.
    http://www.cinencuentro.com/2009/12/26/decada-2000-2009-laslo-rojas/
    Y si te animas, dejanos tu lista de lo mejor de la decada.
    saludos!

  10. 30 de diciembre de 2009 at 13:10 — Responder

    Carlos, para eso estan los comments ;P
    Feliz 2010

    G, q raro es dirigirme a G-Dragon LOL, cual es tu film favorito de Iwai?

  11. G-Dragon
    2 de enero de 2010 at 0:07 — Responder

    Mi favorita es Pikunikku “Picnic”, todo en esta película es poesía, Shunji Iwai y Lee Chang Dong son uno de mis directores preferidos.
    Creo que no deberían pelear en realizar dos listas, si les gustan ciertas películas pues deben colocarlas sin importar de qué tipo sean, si son comerciales o no.
    Feliz Año 2010.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Memorias de la década (2000-2009), de Amy Wong