chicago

Seis Siete es el número de las representantes. Veintiséis es el número de las ediciones en los que este festival viene difundiendo la cultura latinoamericana. El Festival Latino de Chicago es el más antiguo en Norteamérica dedicado a este rubro; sus varias ediciones ya lo acercan a la tercera década de vida.

De los representantes peruanos, Ojos que no ven y Mariposa Negra, de Pancho Lombardi, son los de mayor tiempo atrás, 2003 y 2006, respectivamente. El motivo de esta revisión es porque su director será condecorado con el Premio Gloria por su aporte al cine latino. En Caretas habla sobre este reconocimiento en una entrevista.

Las películas restantes son de estreno último e inclusive una aún inédita en Perú, la muy recorrida Contracorriente, de Javier Fuentes León. De ollas y sueños, de Ernesto Cabellos, estará también, pues esta parada es parte de su gira por Norteamérica.

Las dos últimas son el documental Translatina, de Felipe Degregori, que “ofrece un retrato de los conflictos, alegrías, esperanzas y miserias que se dan desde México hasta Chile” por medio de ciudadanos trans, profesionales de salud, autoridades y activistas; e Illary, de Nilo Pereyra, que se estrenará finalmente en Lima el 10 de junio próximo.

Actualización 25 abril: En comentarios hechos a esta noticia, el director Alberto Durant nos hace notar una omisión en la nota original. Su película El premio también participó en el festival en Chicago, donde se proyectó el sábado 17 y el lunes 19 de abril. Son así siete en total los filmes peruanos presentados en dicho festival.

La programación y descripción de las películas las pueden ver en la página del festival.

Mal que bien, la etiqueta “cine peruano” sigue saliendo de gira, dando la cara al mundo.