Una buena noticia ha recibido hoy el cine peruano, y en particular el cortometraje y la producción regional. El corto Q’eros, hombres de altura, del realizador trujillano Róger Neyra, ha sido incluido en la selección del Short Film Corner del Festival de Cannes, entre más de 1500 trabajos provenientes de más de ochenta países.

Es un importante logro, pues se trata de un espacio donde convergen directores, distribuidores, programadores de festivales y compradores de cortos, donde se realizan talleres y mesas redondas en torno del desarrollo de la producción del cortometraje en el mundo. Otros cineastas peruanos ya han tenido acceso a él en anteriores ediciones, como en el año 2008, donde uno de ellos fue Diego Vega, quien junto a su hermano Daniel hicieron el corto Interior bajo izquierda y que este año van a estrenar su primer largo Octubre.

Q’eros, hombres de altura, que se proyectó por primera vez hoy domingo 16 y volverá a exhibirse el jueves 20 en el Palais F de Cannes, retrata la visión y el sentir de los Q’eros, pobladores que viven en Cusco a más de cinco mil metros sobre el nivel del mar, mostrando su relación con la tierra y los Apus, y el rechazo de los indígenas a la invasión y la explotación de la minería en esas tierras.

Previamente, Neyra presentó esta obra en el Concurso de Cortometrajes Conacine 2009, y en el sexto Festival Internacional de Cortometrajes del Cusco (FENACO), donde obtuvo tres premios, incluido mejor corto documental nacional y la compra de derechos por parte de Radio y Televisión de Portugal (RTP). Además, es uno de los trece cineastas iberoamericanos becados por el Fondo Ibermedia para participar en el III Diplomado Internacional en Documental de Creación “Mirada de Dos Mundos”, organizado por la Universidad del Valle, en Colombia.

“Estoy muy contento de participar en el principal festival de cine del mundo. Me encantaría que el Perú tenga un stand con nuestras producciones, que promueva nuestra cinematografía como lo hacen los demás países de nuestro continente. Creo que el cine peruano vive un gran momento, necesitamos una ley que nos una y represente, es el tiempo de potenciar nuestro cine”, declaró el realizador.

Actualización 18 mayo: El Comercio informa que otros dos cortos dirigidos por peruanos están participando en el Festival de Cannes, pero representan a otros países. En primer lugar, figura la producción norteamericana I Didn’t Know Who I Was, que explora en 25 minutos la influencia de la sociedad estadounidense en las parejas de inmigrantes. El autor es Santiago Vitteri, que también es de Trujillo y forma parte del Short Film Corner.

El otro trabajo tiene pasaporte inglés, y se llama The Boy Who Wanted to be a Lion, una animación de ocho minutos que compite en la Semana de la Crítica con películas de Brasil, Dinamarca, Reino Unido, Australia y Francia. Lo dirige nuestro compatriota Alois di Leo.

“Esta cinta animada trata sobre un niño sordo que vive en los años 60 y que un día se pasea por el zoológico y ve a un león por primera vez. Ahí nace una relación especial con este animal. Este es mi primer corto y no puedo estar más feliz que esté en Cannes”, declaró Di Leo, graduado de la National Film and Television School de Londres. Vean un fragmento: