Revisando el cine de Armando Robles Godoy

Rescatamos un grupo de críticas, no siempre favorables, de cuatro de los seis largometrajes de Armando Robles Godoy que en diferentes momentos hemos publicado en Cinencuentro, hace bastante tiempo ya. Vean unos fragmentos a continuación.

En la selva no hay estrellas, por Antolín Prieto. “Un ambicioso hombre roba el oro recolectado por una tribu amazónica, pero su huida será el comienzo de un viaje de reconocimiento de su propia vida y una lucha por su supervivencia en medio de la tupida selva. Segunda película de Robles inspirada en un cuento homónimo de su propia autoría, que sorprende gratamente ya que está contada con fuerza y solvencia.”

La muralla verde, por Jorge Esponda. “La historia se ubica en los años de la república previos a la dictadura militar cuando se lleva a cabo la campaña de colonización de la selva. Un hombre (Julio Alemán) y su familia lo dejan todo por esta aventura que muchos penosos y desesperantes tramites les han costado.”

Espejismo, por Jorge Esponda. “Espejismo es tal vez la película de Armando Robles Godoy que se presenta como la más ambiciosa. Más radical que en La muralla verde, acá el afán rupturista apenas nos permite vislumbrar (cual espejismo ciertamente) una historia de herencia maldita en un pueblo iqueño.”

Sonata Soledad, por Jorge Esponda. “Sonata soledad es una película hecha a tres tiempos, musicales como se quiere. En toda ella, Robles Godoy deja salir más que un lado personal, un lado confesional. El cineasta radicaliza más su postura de autor así como comienza a decrecer cada vez más el interés que despertó en algún momento.”

Artículo anterior
El cine peruano de luto. Falleció Armando Robles Godoy
pecados de mi padre
Artículo siguiente
Festival de Lima 2010: Pecados de mi padre

5 comentarios

  1. 10 de agosto de 2010 at 19:36 — Responder

    Hay personas como Robles Godoy que uno quisiera que fueran eternas para llenarnos siempre con su espíritu innovador y contestatario.

  2. Carlos
    11 de agosto de 2010 at 12:05 — Responder

    Es preciso que quienes han asistido a sus talleres hagan un recuento de las enseñanzas del maestro y puedan seguir difundiendo su ideología cinematográfica. Tarea pendiente, es más: perentoria.

  3. Jorge Perez
    11 de agosto de 2010 at 15:40 — Responder

    Yo solo me quedo con ESPEJISMOS, lo demas redunda, personaliza, experimenta…

    • Anónimo
      11 de agosto de 2010 at 17:54 — Responder

      EXPERIMENTA…..COMO DEBE SER. LO QUE TODO VERDADERO ARTISTA HONESTO E INTELIGENTE HACE Y NO SE QUEDA CON EN EL USO DE FORMULITAS COMPLACIENTES.

  4. Peruska Chambi
    12 de agosto de 2010 at 9:26 — Responder

    Este patriaca del cine nacional merece todo nuestro agradecimiento por las enseñanzas y el legado de su obra, que por cierto merece ser reeditada, publicada, para que las nuevas generaciones las aprecien. peliculas que son motivo de coleccion obligatoria para todo cinefilo peruano.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Revisando el cine de Armando Robles Godoy