Cannes 2009: Gaspar Noé vuelve al ruedo con “Enter the Void”

gaspar-noe

A pesar de todas las reacciones negativas que provocó su recordada Irreversible, el argentino-francés Gaspar Noé fue seleccionado para participar otra vez en la competencia de Cannes. Él, ni corto ni perezoso, aceptó aún cuando Enter the Void, su nuevo trabajo, no está concluído. Al respecto, el propio director se ha referido a su película hasta como una creación de Miguel Ángel, que “es no-finita”. Esta cinta rodada en Japón narra -aparentemente en el mismo estilo aberrante- la historia de dos hermanos sobreviviendo en el país del Extremo Oriente. Huérfanos desde niños y reunidos en su mayoría de edad, convertidos uno en un dealer y la otra en una stripper que termina enredada con un gangster. Lo que sigue a partir de entonces es un descenso, todavía mayúsculo, en los infiernos.

“No creo que sean personajes miserables. O al menos me parecen más miserables los que requieren sus servicios. Ellos son seres normales que luchan por sobrevivir como cualquier otra persona… Hay pocas personas que tengan una vida suave de principio a fin”, fue lo que dijo Noé sobre esta película que llega cargada de tantas ambiciones como efectismos. Al igual que el archimentado caso de Antichrist, las reseñas detallan varios momentos de descarado impacto visual que atraviesan las dos horas y media del metraje: cámara agitada todo el tiempo, miserabilismo, nauseabundas presentaciones de ambientes hospitalarios, baños, y hasta la presentación de un coito desde adentro de una vagina.

Al igual que con Irreversible, fueron muchos los que abandonaron la sala durante la proyección. Aún así, la discusión posterior también tuvo a quienes calificaron el film como uno de las más arriesgados e innovadores del festival. Mike Goodridge de Screen Daily dice sin reparos que “Enter The Void es claramente el trabajo de una mente visionaria, que se sumerge literal y temáticamente en la oscuridad… Las escenas que presenta- desde un gráfico aborto hasta el uso generalizado de drogas, violencia y sexo explícito– se traducirán en una limitada distribución y muchas calificaciones y censuras… El filme desafía las convenciones del cine en todos sentidos. Es casi como un juego de video para adultos, sin reglas… Una cosa es cierta: con todos sus trucos, efectos de sonido, e invenciones tecnológicas a su disposición, Enter The Void es un trip.”

Un dato para los melómanos es que la música y los efectos de sonido -que seguro son muchos- han corrido por cuenta de Thomas Bangalter (Daft Punk).

(Vía La Tercera)

Artículo anterior
Cannes 2009: "The Imaginarium of Doctor Parnassus", Gilliam y Ledger en la mira
Artículo siguiente
Cannes 2009: Ganadores de la Semana de la Crítica

1 comentario

  1. […] son los premios a Splice, del canadiense Vincenzo Natali, a los mejores efectos especiales, y Enter the Void, del aberrante Gaspar Noé, a la mejor […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Cannes 2009: Gaspar Noé vuelve al ruedo con “Enter the Void”