Crítica: “Travesuras del amor”, el regreso del gran Peter Bogdanovich

Peter Bogdanovich es un veterano y versátil hombre del cine. Además de dirigir, producir, escribir y editar, ha sido un constante actor –aunque sin llegar al estrellato, su primer oficio artístico– y especialmente un estudioso pertinaz que ha dedicado importantes publicaciones a maestros como John Ford, Fritz Lang, Orson Welles y una larga lista de intérpretes y creadores de Hollywood.

Criaturas de las tablas, y de Peter Bogdanovich.
Criaturas de las tablas, y de Peter Bogdanovich.

Después de trece años, Travesuras del amor (She’s Funny That Way) es su nueva entrega en pantalla grande, una comedia ambientada en el mundo de Broadway, entre personajes que pasan de la realidad a la actuación con un solo paso o se quedan en ambiguos intervalos. Todo gira en torno de Arnold Albertson (Owen Wilson), director teatral de prestigio y gran generosidad que, sin ser consciente de ello, se cruza en un pagado encuentro nocturno con una joven actriz que termina yendo, inmediatamente después, a la audición del nuevo montaje que él está preparando para encarnar, precisamente, a una dama de compañía.

Comedias de enredos hay muchas y la semejanza con Woody Allen salta a la vista, incluso compartiendo a Owen Wilson, en tono similar al de su rol en Medianoche en París. Pero Bogdanovich, con la frescura de explorar el formato como si fuera nuevo, transmite un notable dominio personal de conocidos códigos, como la accidentada sociedad matrimonial y artística del creador, la cándida actriz que recién empieza, el colega traicionero que aprovecha la situación, la terapista que se enreda entre los conflictos, el agrupamiento de clientes de la fémina que usa seudónimo.

El timing de un talentoso artista de más de medio siglo de experiencia no tiene precio. Bogdanovich logra un relato ágil y pícaro, un divertimento de gran calidad y una celebración del universo escénico en el que la emoción entra en las tablas y sale de ellas como del corazón la sangre.

(Esta es una versión ligeramente modificada del texto publicado originalmente el 16 de agosto en el Diario El Peruano.)

Artículo anterior
Festival de Lima 2015: El Top 5 de Amy Wong, miembro del jurado APRECI
Artículo siguiente
Festival de Lima 2015: "Solos" de Joanna Lombardi: La broma perfecta

1 comentario

  1. 14 de Diciembre de 2015 at 15:22 — Responder

    A mi si me gusto la película, la trama tambien me parece interesante como sin querer queriendo por decirlo así se mete en unos líos aparte de que la película es de mi tipo me gustan por que son del genero comedia y verlo con amigos es para matarse de risa.

Deja un comentario

Back
COMPARTIR

Crítica: “Travesuras del amor”, el regreso del gran Peter Bogdanovich