A propósito de “Locos de amor”, le damos una mirada a las películas musicales de Bollywood, Hollywood y demás

¡Levante la mano quienes consideran el género de musicales como uno de sus favoritos!¿No? ¿Nadie?¿Solo yo? Entonces soy la única persona emocionada (e igualmente preocupada) por el primer musical peruano (propiamente dicho) que lanzará Tondero: Locos de amor.

Los musicales son un género que me entusiasan, habiendo crecido con Disney; no solo con los clásicos noventeros, sino con los Silly Symphonies, y todas las cintas como Los Tres Caballeros, La Canción del Sur, Mary Poppins, y la serie de videos musicales de Disney Sing-Along Songs con el búho que te enseñaba a cantar.

ProfessorOwl-sing-along-song

Cuando hablamos del musical, hablamos de diálogo cantado (o corriendo alrededor de los árboles) y no una película de baile tipo Save the Last Dance, Center Stage, Make your Move o la exitosa serie Step Up.

La verdad es que a mí me entró el bichito de los musicales cuando se estrenó Moulin Rouge! y se revivió el género para la audiencia mainstream (sin contar Disney) – le siguió “Unconditional Love” de P.J. Hogan, la ganadora del Oscar “Chicago”, el bodrio juvenil de From Justin to Kelly, nuestra primera degustación fusión con Bride & Prejudice de la inglesa Gurinder Chadha, De-Lovely y Beyond the Sea de los Kevin (Kline y Spacey, respectivamente), esa otra versión de El Fantasma de la Ópera, y todas esas adaptaciones cinematográficas de los musicales de Broadway; Los Productores, Rent – Vidas Extremas, Soñadoras, Sweeney Todd: El Barbero Diabólico de la Calle Fleet, Hairspray (que fue primero película, luego Broadway, y volvió a las películas).

Por ahí hubo un Across the Universe, aunque para finales de la década ya jalábamos con Mamma Mia!, Fame, y -admitámoslo- murió con el fracaso de Nine. Desde ese entonces solo se han estrenado unos cuantos musicales exitosos como la adaptación más actual de Los Miserables, la mixta La Era del Rock, En El Bosque, Annie, y estuvimos tan sedientos que hicimos de Frozen todo un fenómeno, además de catapultar a Anna Kendrick junto a las Acabelles y la bendita canción de las tazas en Pitch Perfect.

cinencuentro-musicales-modernos

Por las Europas no hubo mucho cambio, se lanzó 8 Mujeres de François Ozon, España se aportó con 20 Centímetros, y Christophe Honoré lanzó dos; Les Chansons d’Amour y Les Bien-aimés, ambas con Louis Garrel, Chiara Mastroianni y Ludivine Sagnier. Francia también apoya a Taiwán y se lanza The Wayward Cloud de Tsai Ming-liang, la China continental aporta Perhaps Love, Corea del Sur con The Fox Family, y Japón con Princess Raccoon, Memories of Matsuko, la reciente Lady Maiko — tributo al musical My Fair Lady, y For Love’s Sake de Takashi Miike.

Esa es la historia mundial del musical contemporáneo sin contar el territorio del subcontinente asiático que con Lollywood (sí, la industria pakistaní en Lahore también le da a los musicales), Bollywood, Kollywood, Tollywood y todas las industrias regionales de la India han seguido utilizando al musical desde sus inicios con la cinta muda (hay una escena de música, aunque no hay sonido) de 1913 Raja Harishchandra, la primera película hecha y procesada en la India, o 1931 cuando la cinta (ahora perdida) Alam Ara hizo su debut como la primera cinta india parlante, con música y todo. Fue el momento de El Cantante de Jazz de la industria.

El director Ardeshir Irani reconoció la importancia que tendría el sonido, acelerando la producción de Alam Ara, adelantándose a las otras 27 cintas parlantes (23 en hindi, 3 en bengali, 1 en tamil y 1 en télugu) que se estrenaron ese año. Para el año 1940, la música en la India se había convertido en parte muy importante de la industria, lanzando recordadas canciones como Main Kya Jaanu Kya Jaadu Hai o So Ja Rajkumari So Ja de K. L. Saigal en Zindagi de P.C. Barua, Madabhari Rut Jawaan Hai de Pankaj Mullick en Nartaki de Debaki Bose, o la música de Bandhan de N.R. Acharya [Jukebox].

En el año 1945 ya se lanza la carrera de la cantante y la perdurable voz de Lata Mangeshkar que debutó como cantante playback en la cinta Badi Maa de Master Vinayak, y que continúa su memorable carrera con exitazos como Yeh Zindagi Usi Ki Hai de Anarkali en 1953, Chand Phir Nikla de Paying Guest en 1957, Lag Jaa Gale de Woh Kaun Thi en 1964, extendiendo su carrera hasta los años 80 con su participación en cintas como Himmatwala, Chandni de Yash Chopra y Maine Pyar Kiya, cementando su fama en los 90 con Lamhe, Darr, 1942: A Love Story, Hum Aapke Hain Kaun, Maachis, Dil Se, Hu Tu Tu, Dil To Pagal Hai y la icónica Dilwale Dulhania Le Jayenge.

Acá el link directo al playlist.

Por supuesto, su carrera continuó en el nuevo milenio, aunque con una considerable disminución, considerando a Veer-Zaara y Kabhi Khushi Kabhie Gham sus más grandes proyectos. Así como en Estados Unidos, se pasó de los “éxitos de radio” a los “éxitos de club,” que usualmente se centran en los ritmos pegajosos y bailes cada día -a veces- más sugestivos, en Bollywood (y otras industrias) se da paso a títulos como Desi Girl de Dostana o Pappu Can’t Dance de Jaane Tu… Ya Jaane Na en el 2008, Dhan Te Nan de Kaminey o el Remix de Hadippa de Dil Bole Hadippa! en el 2009, llegando al número más ejemplar con el súper hit Sheila Ki Jawani de la cinta masala del 2010 Tees Maar Khan, que catapultó a la “actriz” (porque aún tiene que demostrar que actúa) Katrina Kaif.

Ya para el cambio de década, cuando el avance y acceso a la tecnología permite la democratización del medio cinematográfico, también diluyendo la línea divisoria entre el cine comercial y paralelo (lease: independiente o de corte artístico), conectando a todo el mundo y popularizando el marketing masivo en línea, y más adelante en redes sociales. Fue en ese entonces cuando los fans (no solo) del cine indio compartían clips musicales de sus películas favoritas, entre otras cosas como el soramimi de Kalluri Vaanil de la película tamil Pennin Manathai Thottu que se convirtió en uno de los primeros hit virales bajo el nombre de Benny Lava.

Poco a poco, las empresas musicales y fílmicas empezaron a utilizar YouTube como herramienta principal en el marketing de sus películas, no solo colocando los primeros avances y clips de sus nuevos proyectos, sino como las disqueras occidentales (a regañadientes), se empezó a publicar clips bastante completos de los números musicales de la película para la promoción de la misma. Es por eso que meses antes del estreno, hay eventos de lanzamientos de afiches, trailers, canciones y clips musicales, que te enganchan y están instantáneamente disponibles para comprar como sencillos digitales en sitios como iTunes (sí, también iTunes Perú) y portales indios como Gaana.com.

Por ejemplo, casi tres meses antes del estreno de Dil Dadhakne Do, el 5 de junio de este año, se lanza el único trailer de la película, seguido un mes después de los clips casi completos de todas las canciones como la titular o Gallan Goodiyaan, y a la semana se lanzan sus versiones en el ahora popular formato Lyric Video [1][2], que antes los fans hacían con Windows Movie Maker. Todo esto se complementa con apariciones en radio y televisión, además de eventos con fans e inclusiones de no solo el trailer en los avances del cine, sino también de las canciones. Ya a la semana del estreno, se lanzan todas las versiones completas de las canciones, lo que sencillamente pone a disposición del público -que pudo o no haber visto la cinta- por lo menos 20 minutos ella, incluyendo la versión Jukebox que contiene todas las canciones en un solo link.

Mientras tanto de la última adaptación de Annie solo tenemos este recopilatorio… aunque a Disney le va mejor con algún clip de Into the Woods y audios completos, además de una creciente librería hits pasados como Supercalifragilisticexpialidocious.

Y aunque Dil Dhadakne Do no alcanzó las cifras de un blockbuster, la cinta de Zoya Akhtar ya llegó en formato DVD/BR, y se espera su estreno en línea por medio de la plataforma EROSNOW, que incluso ya subió las escenas que no llegaron a la pantalla, además de un Making Of de 20 minutos. ¿Mientras tanto? Se espera con ansias el lanzamiento de Bajirao Mastani, que ya presentó su primer avance, se prepara para el lanzamiento de una serie web, y lanzó su primer audio con Gajanana a propósito del festival hindú de Ganesh Chaturthi que celebra al dios Ganesha.

Pero antes del estreno de la épica de Bhansali, se viene en octubre la muy esperada cinta comercial Shaandaar [Trailer] del director Vikas Bhal, quien dirigió el éxito de taquilla sorpresa del año pasado, Queen, por la que se llevó el trofeo de Mejor Director en los premios Filmfare y el Premio Nacional. Las promociones de la cinta están a todo trote con el lanzamiento de Shaam Shaandaar y Gulaabo, con la participación de Shahid Kapoor que se encuentra en lo alto de su carrera luego del éxito de Haider, además de la actriz (casi nueva) Alia Bhatt que lleva el éxito crítico y comercial de sus tres cintas del año pasado; Highway, 2 States y Humpty Sharma Ki Dulhania.

¿Cuál será el destino de la peruana Locos de Amor?¿Qué estrategias utilizarán para marketear no solo la cinta, sino también la música?¿Habrá algún lanzamiento de soundtrack?¿Estará disponible en Spotify antes de la película?¿Se podrá comprar por iTunes?¿Se escuchará por radio? ¡Me emociono!

¡¿Podrán pasar algunas canciones en los avances de otras películas?! ¿Pondrán las canciones en YouTube para jalar a la gente, así como en Bollywood? ¿O se irán por el camino gringo y no van a compartir nada porque por todo se debe pagar?

Veremos cómo lo trabaja Tondero Films en los meses por venir.

Artículo anterior
Paolo Guerrero: Tondero prepara la película biopic del futbolista
Artículo siguiente
Ella & Él: Entrevista con Vanessa Saba y Frank Pérez Garland

1 comentario

  1. teresa pita iturrizaga
    12 de Noviembre de 2015 at 12:51 — Responder

    El genero musical es todo un reto, Felicito a Tondero que sumara otro exito mas a su laureada taquilla peruana y extranjera, De hecho a mi me gusta el género los amantes de musicales vamos a estar de placemes. Primer musical en cine WEST SIDE STORY , espectacular!!!!!
    Recuerdo a Los Miserables que ha sido todo un musical y la verdad me encanto pense que me iba a levantar e irme,pero no me envolvio TODO.
    Felicidades y muchos exitos a PRODUCCIONES TONDERO por esta nueva apuesta. Gracias.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

A propósito de “Locos de amor”, le damos una mirada a las películas musicales de Bollywood, Hollywood y demás