Los escenarios colosales de Shutter Island

Martin Scorsese es uno de los cineastas que más admiro y quiero. La isla siniestra, lamentablemente, me ha dejado un sinsabor, creo que es una de las películas menos logradas de su autor y un aviso preocupante de agotamiento expresivo, luego de un filme como Infiltrados, que ya tenía sus altibajos.

El diseño de producción exuda laboriosidad, la edición busca el estrépito, el despliegue de dirección artística y locaciones se esfuerza en crear una atmósfera recargada, llena de misterio y locura, en la que proliferan las conspiraciones y se puede desconfiar de todo(s). La penumbra se instala en dormitorios, salones, fachadas, arrecifes, faros, autos, celdas y pasadizos, y es subrayada por el elemento externo de la emergencia climatológica.

Precisamente, ese es el problema, quizás provocado hasta cierto punto por el doble rol de Denis Lehane, autor de la novela Shutter Island (2003) y productor ejecutivo de la cinta. El look de “gran producción” estorba mucho, porque carga la puesta en escena de algunos efectismos que, hace tiempo, han convertido buena parte del thriller y el terror hollywoodenses en una masa de estridencias sin pausa que se aplican de modo intercambiable y mecánico. Scorsese se contagia de ese tratamiento, por lo que en esta ocasión queda menos distante de las coordenadas del mainstream y su sello autoral se desvanece como la conciencia del personaje de Leonardo DiCaprio.

Ojo con los spoilers. Para un director del nivel de Scorsese, no es una leve deficiencia la acumulación de referentes de contexto como la Segunda Guerra Mundial, el Holocausto y la atmósfera persecutoria de los años 50; el enredo artificial del relato y la resolución de simples anagramas de nombres y apellidos; la voltereta de la demencia por la lucidez; la permuta de hechos claves de la vida del protagonista. Son viejas maniobras narrativas que, más que trucos, ya saben a vicios, a recursos que se sacan del sombrero para suplir la falta de claridad en el tratamiento del proyecto y la dificultad de encontrar su esencia.

Shutter Island. Dir: Martin Scorsese | 139 min. | EE.UU.

Intérpretes: Leonardo DiCaprio (Teddy Daniels), Mark Ruffalo (Chuck Aule), Ben Kingsley (Dr. John Cawley), Michelle Williams (Dolores Chanal), Patricia Clarkson (Rachel), Max Von Sydow (Dr. Naehring), Jackie Earle Haley (George), Emily Mortimer (Rachel).

Estreno en España: 19 de febrero 2010.