Entrevista a Aldo Salvini

5. Made in Perú

En tu trabajo has pasado por miniseries, telenovelas, publicidad, por todo. ¿Cómo trabajas en esa área con los actores?

En publicidad he hecho de asistente hasta en dos comerciales nomás. Con los actores me llevo bien, además son mis patas, a mí me vacila incluso hacerme amigo de ellos porque es mucho mejor además para la hora de trabajar. Jamás he gritado a un actor.

¿Y cómo es el sistema de producción en la televisión? ¿Más restrictivo?

Claro, es por el tiempo, o sea la televisión, la telenovela, es fast food, comida rápida ¿no? Por eso es que tratas, en todo caso, en la medida de lo posible, de hacer el mejor fast food, no McDonald’s sino Bembos pues (risas), un poquito más, por lo menos. Claro que llega un momento en que al final termina siendo McDonald’s, porque treinta escenas al día de lunes a sábado, o sea llega un momento en que después de dos meses ya no. Como los actores ya agarran el personaje, ya no tienen nada que inventar, o sea en las telenovelas no tienes nada que inventar, pero por lo menos cuando tienes personajes nuevos estás creando con ellos algo nuevo pero después ya no. Pero te restringe mucho también por el tiempo.

Pero a pesar de esto, en las cosas que has hecho siempre has puesto tu sello

En la medida de lo posible, en las escenas con personajes que me gustan, pero lo importante en una novela es que te da oficio, te puede dar manías también, sobre todo a los actores, los llena de vicios, pero te da oficio como mierda y eso es bueno porque estás todo el día solucionando.

Además no puedes vivir del cine

Acá no, olvídate, no se puede, yo no quisiera trabajar en otra telenovela, pero yo ahorita ya llevo cerca de cuatro meses sin chamba y si me llaman para una novela por más que no quiera voy a decir que sí porque no tengo chamba, y eso es lo malo de esta huevada. Y por un lado meterte en una novela que son cinco, seis meses, puta, esclavo y tienes que dejar de hacer un montón de cosas, o sea ya no puedes escribir porque llegas a tu jato y no tienes cerebro para eso, y ese es el problema. Si uno fuera millonario, bacán pues ¿no?

He hecho ya como once novelas. Del cine nunca vives, nunca he hecho plata con el cine. Con Bala Perdida no cobré ni un sol, además puse plata incluso para unas huevadas porque ya no había, y en los cortos de Inca lo que te pagaban, digamos bacán, pero para una chamba de dos meses mientras escribes el guión, filmas en dos o tres días pero después editas, tampoco es que sea billete, o sea en verdad donde hay plata es en la televisión.

Pero a pesar de eso ¿Crees que las cosas han mejorado con relación a como eran antes?

Bueno, se produce más cine, lo que es increíble porque antes tenías sólo a Lombardi, Chicho Durand que hacían cosas, pero ahora ya tienes más gente o sea están Josué Méndez, Fabrizio Aguilar, este pata Eduardo Mendoza, y hay nueva gente que está haciendo cortos e incluso largos en digital. Pero hay un problema, porque hay un chico de la Universidad de Lima -Gustavo Zaferson- que hizo un largo, Ángeles Salvajes, con Aristóteles Picho y se quedó allí, nadie lo ha visto, no sé si lo ha podido circular. Y creo que hay gente en Ayacucho, en Arequipa, en Puno que están haciendo y esos patas me parecen más alucinantes que acá, porque allá con qué medios hacen estos patas, con unas cámaras VHS ¿no? Y se mandan a hacer.

Y aparte de la cantidad, ¿Qué te parece la calidad de lo que se está haciendo?

Yo si creo que lo que ha hecho Josué es de la puta madre. Días de Santiago es un peliculón, a mí me encanta. No he visto lo de Eduardo Mendoza pero he visto lo anterior TQ-1992 y después vi este corto 303, que es uno de los mejores cortos hechos acá en el Perú, me encantó. Creo que ellos dos pueden hacer cosas de puta madre. Fabrizio ha hecho algo distinto con Paloma de papel, de repente más naif, pero es un tipo que está haciendo y que cuenta su historia, no tiene tropiezos en contarla y está ahí. Además Álvaro Velarde que hizo una comedia bacán, una cosa bien particular, es una cosa media Lubitsch. Creo que hay gente acá que lo puede hacer bien bacán.

¿Con relación a toda la generación de cineastas de la Ley 19327 hay un cambio de estilo, de formas para abordar ciertas cosas?

Sí, es otra generación. La generación del videoclip, de los videojuegos, tiene el ojo pulido de otra manera que la gente de los 60 y los 70, y lamentablemente muchos se quedaron: Annichini, Portugal que ha hecho videos, pero eran directores de la puta madre y que ahí se quedaron. Los que siguen son los de siempre: Lombardi, Chicho y bacán que sea gente que siga haciendo cine, a uno le puede gustar o no gustar pero están ahí.

¿Y en el caso de Robles Godoy?

Bueno, Robles, yo creo que a nivel gramatical el pata era un capo, o sea de verdad me parece que es un tipo muy cinético, sabe pues de cine, pero a mí particularmente su tipo de cine no me gusta, esa cosa medio poética. No tengo problemas con las cosas medio raras, lo de Rocha por ejemplo, pero Rocha es de una violencia y una fuerza que te sacude, entonces uno puede decir es un pajero, pero por lo menos es un pajero violento pues ¿no?, pero Robles es un pajero así todo light. No es un cine que me atraiga mucho el de Robles a pesar que le reconozco cosas. Sonata Soledad no me gustó a pesar de que trabajé ahí, no sé, ya cuando él mismo es el protagonista, o sea ni Scorsese sale haciendo una película de él pues, que sí sería interesante ver ¿no? (risas)

Pero Scorsese ahora no está en buen nivel.

A pesar de que las dos últimas son bacanes no son de lo mejor. A mí sí me gustaron Pandillas de Nueva York y El Aviador, pero creo que es demasiado Hollywood ya, a pesar de que el pata no se ha traicionado porque el final de El aviador es recontra pesimista, un final fuerte, no es un final Hollywood.

Parece que quiere buscar su nuevo De Niro con Di Caprio.

Lo que quiere buscar es su Oscar, pero no se lo dan, ni a palos se lo dan. Le van a dar el honorario, ese le van a dar. Le dieron a Robert Redford por Gente como uno compitiendo con Toro Salvaje, mucha huevada ¿no?

Pero Hollywood ya no es una referencia.

Hay cosas bacanes, porque incluso hay películas antiguas que han ganado el Oscar y son alucinantes, obras maestras, pero ya no, ahora las hacen y dices puta esta huevada.
Además están hechas así a propósito para el Oscar, por ejemplo Mar adentro de Amenábar que es un buen director pero a mí particularmente me llegó, puta salí más enojado de la película.

Filmografía:
Cortometrajes:
El llanto de la luna (1987)
Un tesoro para Flor del Cielo (1990)
El gran viaje del capitán Neptuno (1991)
La misma carne, la misma sangre (1992)
Carta del apóstol San Juaneco a la ciudad del mal (1992)
El pecador de los siete mares (1992)
Kentishani y Chaavaja (1996)
Los milagros inútiles de Demeryat (1997)

Película para televisión:
Bajo el mismo cielo (1995)

Largometrajes:
Bala perdida (2001)
El caudillo pardo (2004)

Premios:
Premio Especial del Jurado en el IV Festival Internacional de Clermont-Ferrand, Francia por “El gran viaje del capitán Neptuno”
Festival Internacional de Tampere (Finlandia)
Festival de Prisoner (Berlín, Alemania)
Primer Premio en el Primer Festival de Cortos de Chile por “La misma carne, la misma sangre”
Premio de la Crítica del Quinto Encuentro Latinoamericano de Cine por “Bala Perdida”.

1. Deconstruyendo a un outsider
2. Making-off
3. Cinefilias y cinefobias
4. Una home movie de terror
5. Made in Perú

2 comentarios

  1. 17 de febrero de 2006 at 23:42 — Responder

    Excelente la entrevista, con sus temáticas y respuestas lúcidas.

    :)

  2. Gary
    21 de octubre de 2006 at 12:19 — Responder

    la misma carne y la misma sangre es genial

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back