Flags of Our Fathers
Dir. Clint Eastwood | 132 min. | EEUU

Intérpretes: Ryan Phillippe (John “Doc” Bradley), Adam Beach (Ira Hayes), Jesse Bradford (Rene Gagnon), Barry Pepper (Mike Strank), Jamie Bell (Ralph “Iggy” Ignatowski), John Benjamin Hickey (Keyes Beech), John Slattery (Bud Gerber), Melanie Lynskey (Pauline Harnois), Neal McDonough (Capitán), Paul Walker (Hank Hansen), Robert Patrick (Coronel Chandler Johnson).

Estreno en Perú: 25 de enero de 2007

Videos

Críticas

Juan José Beteta: “Este filme narra la historia de los soldados que aparecieron en la famosa foto que constituyó una de las piezas claves de la propaganda de guerra norteamericana en los años finales de la segunda guerra mundial. No sólo muestra los padecimientos de la guerra, sino que también penetra en la destrucción que ésta genera en la vida de los sobrevivientes. Sin un final patriótico, la película describe la campaña mediática en que estuvieron embarcados los presuntos protagonistas de la foto y muestra que todo fue una farsa, como irracional y salvaje lo fue dicha batalla. Una notable película de quien ya va siendo considerado como el último “clásico” del cine estadounidense.” Sigue leyendo la crítica.

 
Orlando Ohmke: “En La conquista del honor, Ryan Phillippe (John “Doc” Bradley), Adam Beach (Ira Hayes) y Jesse Bradford (Rene Gagnon) interpretan a tres de los seis soldados que protagonizaron la famosa fotografía tomada en Iwo Jima, imagen que fue marketeada como un símbolo de la valentía americana y que marcó un giro durante el conflicto que mantuvo Estados Unidos con Japón. Basada en el libro de James Bradley y llevada al cine por el veterano de 76 años, Clint Eastwood, La Conquista del Honor fija su atención en la batalla moral y emocional que cargan los tres soldados que, elevados al incómodo título de héroes, aceptan recorrer Norteamérica con el fin de recaudar fondos para la guerra.” Sigue leyendo la crítica.

Jorge Esponda: “El episodio de la Batalla de Iwo Jima perennizado en la famosa fotografía de los soldados levantando la bandera triunfal es el motivo que dispara este ambicioso y cuestionador proyecto de Eastwood, quien fiel a sí mismo nos presenta la historia detrás de la creación del mito, del tan exaltado acto patriótico. Es el inicio de un film complejo y hasta cierto punto fracturado (como no veíamos en Clint desde Midnight in the Garden of Good and Evil), una nueva mirada melancólica y desencantada que somete a cualquier auténtico grito de romántica victoria. En su parte americana, la mirada que nos ofrece Eastwood sobre el enfrentamiento en la lejana isla, sus consecuencias en los participantes y la escritura de la leyenda para ser memorizada por el pueblo norteamericano guarda solamente una sombra decepcionante. He allí que el titulo original aluda a las dos banderas que se izan y que habrán de representar lo opuesto la una de la otra: la primera verdaderamente heroica y de breve ondeo mientras que la segunda es una representación, una farsa que habrá de quedar registrada ante la mirada de la gran mayoría como símbolo mismo de la perversión de las “grandes causas” y que marcará para siempre las vidas de los padres y la nación..” Sigue leyendo la crítica.