2008 (Antolín Prieto)

¡Que se acaba el 2008!“, me escribe Laslo, para que me apure con mi balance; que sino cierra el kiosco y no lo publica. Bueno, ahí vamos.

Lo primero que hay que decir es que el 2008 deja una mejor impresión que el 2007. Mejores películas, una competencia más ajustada en el Festival de Lima, más (aunque no mejores) películas peruanas en los cines, y más actividad en el circuito cultural. El reto será mantener o mejorar las marcas en el 2009.

Dicho lo dicho, ahora sí, hablemos de la cartelera y sus películas. Las que me gustaron fueron, en su mayoría, cintas que pasaron como estrellas fugaces por las pantallas; cintas por las que había que estar atento porque la dinámica de blockbusters apenas les dejaba asomar póster en los cines, y ocupar salas por una semana o dos. Una práctica que seguirá siendo costumbre el año que viene.

paranoid park

La que decididamente me gustó más fue Paranoid Park, Gus Van Sant no hace una película sobre adolescentes con paltas morales, él es un teenager más subido en su skate, registrando todo con su cámara Hi8 y su iPod con música de Nino Rota. Mucha, mucha sensibilidad.

There will be blood me dejó la impresión de que el capitalismo, y las almas que lo abrazan, son más negras que el combustible que lo anima. Y que Daniel Day Lewis es de los más grandes actores vivos. Quizá vista ahora, después de la crisis financiera, la cinta tenga una lectura más oscura.

Dueños de la noche fue un policial que no quiere atrapar a los malhechores, si no a los afectos perdidos en una familia de policías. Joaquin Phoenix se puede retirar del cine después de esta película, sabe que lo echaremos de menos.

El Asesinato de Jesse James, western crepuscular, sin duelos, con disparos a quemarropa y/o a traición, el oeste con lodo y sin glamour, visto con astigmatismo y sin embeleso. La escena: el asalto al tren.

Luz silenciosa, una película para creer en algo, en el amor, en el cine, o en el amor al cine. Un Reygadas depurado, que vale la pena repetir de la lista del 2007.

Batman: El caballero de la noche fue el mejor blockbuster y el mejor filme de cómics. ¿Por qué? Porque no quiso ser un blockbuster ni una filme de cómics. Nolan nos contó lo que quiso: Batman es el villano y Joker sólo quiere demostrarnos que la naturaleza del hombre es el mal.

Una guerra de película, me recordó que no hay nada sagrado, ni Apocalipsis Ahora, mientras me desternillaba de risa en la butaca.

También me gustaron: Una Novia Errante, Michael Clayton, Sin Lugar Para los Débiles, Desapareció una Noche, Sweedney Todd, 4 Meses, 3 Semanas y 2 Días, Luces al atardecer, Relaciones peligrosas y El orfanato.

Las que tengo por “peores” son pocas, sólo esas de las que uno reniega o se indigna por días: El Amor en los Tiempos del Cólera y Ceguera destrozaron dos grandes libros. Mañana te Cuento 2 pensó que el chiste rápido era éxito de taquilla y fórmula para hacer cine. Pero la peor de todas fue Buscando un Amor (My Blueberry Nights), yo esperaba una cinta de Wong Kar Wai y era una película de Corin Tellado.

En el Perú, Dioses tuvo más estilo, más propuesta y más aire que el resto; ¿Por qué las demás se encerraron en cuatro paredes y se asfixiaron (Un cuerpo desnudo, Pasajeros, El Acuarelista)? Alienados de Rafael Arévalo fue una película alternativa, hecha en video, estrenada en CAFAE, que con (y a pesar) de sus errores y faltas despierta interés, al igual que muchos de los cortos nacionales que vi este año.

Pude ver muy poco cineclub y cine en festivales este año, así que casi todas las cintas de esta parte del recuento se concentrarán alrededor del Festival de Lima. La mejor de todas sin dudas: En la ciudad de Sylvia, y (su contraparte Unas fotos en la ciudad de Sylvia) que pude ver antes del festival gracias a Laslo que la trajo de contrabando del BAFICI, y luego repetí, en 35mm, después de conversar con su director José Luis Guerín.

La mujer sin cabeza, la película latinoamericana del año, que trajo más de un debate al blog; y por la que aún no nos ponemos de acuerdo con Juan José.

Tambien destacaron en esos días de agosto: Te acuerdas de Lake Tahoe, El cielo la tierra la lluvia, Tony Manero, Intimidades de Shakespeare y Victor Hugo, Tigre de papel, Flandres.

En DVD, vi dos animaciones que nunca llegaron al cine: Persépolis y A Scanner Darkly.

Alguna cinta más me impresionaron, pero se escaparán a este recuento. Estas son las que recuerdo en este instante, mientras ya van saliendo los créditos del 2008, y esperamos por el estreno del 2009.

Artículo anterior
Juno (2007)
Artículo siguiente
Trailer de "Street Fighter: The Legend of Chun-Li", la chica del gremio en acción

3 comentarios

  1. Alberto_
    29 de Diciembre de 2008 at 6:26 — Responder

    Bueno, yo no estoy tan de acuerdo con los detractores de ”Buscando un Amor”, si bien es una obra menor de Kar Wai, creo que varios cineastas esperaban ver cosas parecidas como In the Mood of Love o 2046, pero la pelicula es buena como tal.

    Entre lo mejor del año esta Paranoid Park, con las imagenes fugases de un adolecente con problemas, y Petroleo Sangriento, con un inmenso Day Lewis.

  2. Rafael
    29 de Diciembre de 2008 at 8:55 — Responder

    Coincido totalmente con tu top ten… tuve la suerte de ver todas en pantalla grande excepto la q más me gustó del año: Paranoid park. Una maravilla de película q, por idiota, flojo y despistado, dejé de ver como se debe ver el cine. Nunca más.

  3. Eduardo
    2 de Enero de 2009 at 8:27 — Responder

    ¿¿¿Y donde está WALL-E, la mejor de animación del año???

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

2008 (Antolín Prieto)