A propósito de Beijing 2008: un vistazo a “Olympia” de Leni Riefenstahl

Mientras continúan las Olimpiadas de Beijing 2008, inauguradas con el espectáculo realizado por uno de sus mayores cineastas, Zhang Yimou, y salpicadas de críticas de la comunidad internacional al gobierno de China por las restricciones a los derechos de su población y el tema del Tíbet, vale la pena recordar un célebre caso de acercamiento cinematográfico a la justa deportiva. En 1936, el poder de Adolf Hitler crecía y la organización de los Juegos Olímpicos de Berlín era parte de él. No faltaba mucho para que estallara la segunda gran guerra, en 1939. Entonces, la directora y actriz Leni Riefenstahl, quien ya había dirigido el soberbio documental El triunfo de la voluntad, alegórica propaganda nazi, recibió el encargo de hacer Olympia, con un enorme despliegue de recursos y la impronta de un régimen totalitario y avasallador. Veamos un fragmento.

Artículo anterior
Festival de Lima 2008: Radio Corazón (2007)
Artículo siguiente
Festival de Lima 2008: Entrevista a Lucrecia Martel en El Comercio

5 comentarios

  1. Antonio
    9 de agosto de 2008 at 17:10 — Responder

    Por favor, no se sumen a la huachafería de llamar Beijing a una ciudad que se llama PEKÍN. Corrijan el título de su entrada por favor.

  2. 10 de agosto de 2008 at 13:38 — Responder

    Mira, no es huachaferia.

    El favor que te hacen para que puedas leerlo… si quieres hablar de nombres oficiales… su nombre es

    北京

    que en Mandarin se lee con el pinyin Bei Jing. En Mandarin, que ha sido el idioma OFICIAL por a~nos, no existe el sonido PE ni KIN.

    Si el logo es para la China, tienen todo el derecho de colocar el pinyin de 北京, que en realidad seria bĕi jīng.

  3. Antonio
    10 de agosto de 2008 at 14:08 — Responder

    Muy bien, pero no estamos en China ni leemos esos caracteres; y siempre se ha conocido el nombre de esa ciudad como PEKÍN. Bastará con que abras cualquier diccionario, enciclopedia o libro y te darás cuenta. No es huachafería como tú dices; simple sentido común.

  4. 10 de agosto de 2008 at 15:02 — Responder

    Miralo como una pelicula~

    The Dark Knight es el nombre oficial, pero tambien puedes utilizar El Caballero de la Noche, si alguien de habla hispana decide llamarlo por su nombre en ingles, no es porque no tenga sentido comun.

    Lo mismo aqui, el nombre oficial es Beijing de acuerdo al pinyin de los caracteres, y muchos pueden utilizar Pekin, pero si utilizamos Beijing, no es porque no tengamos sentido comun. Solo queremos llamarlo por su nombre oficial.

  5. Antonio
    10 de agosto de 2008 at 21:56 — Responder

    Hay casos (como éste) en el que más se aplica el nombre popular y universalmente reconocido; que termina por despalazar el nombre “oficial”. Por poner un ejemplo referido al cine, basta recordar “Breakfast in Tiffany’s”; bautizada en su estreno como “Muñequita de lujo”; pero que el gusto pupular ha devuelto a su verdadero (y literal) nombre: “Desayuno en Tiffany’s”.

    Y la sede olímpica seguirá siedo PEKÍN, quieras o no.

    Saludos a todos.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

A propósito de Beijing 2008: un vistazo a “Olympia” de Leni Riefenstahl