sonar-no-cuesta-nada

Soñar no cuesta nada, de Rodrigo Triana

A pesar de los avatares políticos y la zozobra de la guerra, la cinematografía de Colombia sigue recibiendo apoyo gubernamental y acelera su desarrollo. En Latam Cinema leemos que, según anuncio del Ministerio de Cultura de ese país, un total de 17 largometrajes, terminados, oleados y sacramentados, competirán por el Premio Nacional de Cine, en distintos rubros artístico-técnicos y con un jurado internacional. Hay variedad de estilos y niveles, que incluyen a los Triana, padre e hijo, y al dúo Trompetero-Carrillo por partida doble. Las categorías en las que concursarán son: película, dirección, guión, actor y actriz protagonistas y de reparto, fotografía, música original, arte, montaje y diseño de sonido.

Los largos en competencia son: Al final del espectro, de Juan Felipe Orozco; Apocalipsur, de Javier Mejía; Bluff, de Felipe Martínez; Buscando a Miguel, de Juan Fisher; Dios los junta y ellos se separan, de Harold Trompetero y Jairo Carrillo; El ángel del acordeón, de María Camila Lizarazo; Entre sábanas, de Gustavo Nieto Roa; Esto huele mal, de Jorge Alí Triana; Karmma, de Orlando Pardo (de sorpresivo estreno comercial en el Perú); La ministra inmoral, de Celmira Zuluaga; Las cartas del gordo, de Dago García y Juan Carlos Vásquez; Muertos de susto, de Harold Trompetero y Jairo Carrillo; Paraíso Travel, de Simon Brand; Perro come perro, de Carlos Moreno; Satanás, de Andrés Baiz; Soñar no cuesta nada, de Rodrigo Triana; y Yo soy otro, de Óscar Campo.

Pero eso no es todo. Hace algunas semanas se dio a conocer que, para sacar todavía más cuerpos de ventaja, el cine colombiano cuenta ahora con una fuente privada de inversión que le permitirá captar recursos organizada y sistemáticamente. Se trata del Fondo de Capital Privado de Cine Hispanoamericano I (FCPCH I), proyecto realizado por la gestora Dynamo Capital y la Fiduciaria Bancolombia, que consiguió en un primer momento 6 millones de dólares, monto proveniente de cinco inversionistas institucionales, con la meta de llegar a los 15 millones de verdes a principios de noviembre, al cierre de la captación.

Dynamo Capital evalúa cada proyecto con un equipo directivo multidisciplinario y un comité asesor. Luego, aplica sus recursos y su experiencia en la estructuración, cierre y acompañamiento de la inversión, reduciendo al máximo el riesgo de ésta, protegiendo los intereses de quienes la realizan, y buscando una alta rentabilidad. Por su parte, Fiduciaria Bancolombia es la responsable de la administración de los recursos captados, de acuerdo a las decisiones tomadas por Dynamo Capital.

En Colombia, la asistencia a los cines está en permanente ascenso. Pasó de 17 millones 86 mil espectadores en 2003, a 20 millones 219 mil en 2006, con un aumento del 18.3%. En 2007 subió a 20 millones 700 mil, y en el 2008 esperan alcanzar los 22 millones. Justamente, dos de las películas que compiten por el Premio Nacional de Cine, Soñar no cuesta nada y Paraíso Travel, han obtenido excelentes recaudaciones en su país.