Nueve directoras de cine que debemos seguir de cerca

“Y aquí, todos los hombres nominados…”. Con esta frase en la premiación al Mejor Director en los Globos de Oro, Natalie Portman hizo notar algo más que evidente: la lucha por la igualdad de género en la industria cinematográfica no debe detenerse.

Cada año que escuchamos las listas de nominados a Mejor Dirección en los diferentes premios de la temporada, encontrar el nombre de una mujer resulta complicado, por decirlo menos. Y no se trata de que estos premios deben estar obligados a cumplir con una cuota para complacer a los demandantes, es que la realidad nos reafirma que las realizadoras mujeres son igual de capaces que los varones para entregarnos obras de calidad y en claras condiciones para competir de forma equitativa por este tipo de reconocimientos.

Los Premios Oscar, por ejemplo, solo han nominado, a lo largo de su historia, a cuatro mujeres: Lina Wertmuller (“Seven Beauties”,1976), Jane Campion (“The Piano“, 1993), Sofia Coppola (“Lost in Translation“, 2003) y Kathryn Bigelow (“The Hurt Locker”, 2010), quien es la única que ganó y la última mujer que ha optado por el premio desde hace ocho años.

Además de las mencionadas, en los últimos años, otras directoras han conseguido ganarse poco a poco un nombre en la industria, como son los casos de las norteamericanas Ava DuVernay, nominada al Globo de Oro por “Selma” y que este año estrena “A Wrinkle in Time” para Disney; Patty Jenkins, quien ganó popularidad gracias a ese fenómeno taquillero llamado “Wonder Woman”; la neozelandesa Niki Caro, conocida por la notable “Whale Rider” y encargada de dirigir la versión live-action de “Mulán”, Anna Boden, directora y guionista de las recomendables “Sugar” y “Mississippi Grind” (en colaboración con Ryan Fleck) y próxima directora de “Captain Marvel”; Valerie Faris, conocida por dirigir esa joya indie titulada “Little Miss Sunshine” en colaboración con su esposo Jonathan Dayton; y Angelina Jolie, dos veces nominada al Globo de Oro a Mejor Película en Lengua Extranjera; así como las europeas Susanne Bier, quien estuvo detrás de la serie “The Night Manager”; la británica Andrea Arnold, ganadora del Premio del Jurado de Cannes por “American Honey”; la española Icíar Bollaín (“También la lluvia”), ganadora del Goya a la Mejor Dirección en 2011; y la escocesa Lynne Ramsay, alma detrás de las galardonadas “We Need to Talk about Kevin” y “You Were Never Really Here”.

Esta vez, revisamos el trayectoria de nueve de las directoras con mayor proyección de los últimos años, mujeres que, más pronto que tarde, podrían convertirse en la nueva cara del cine, tanto en el circuito independiente como en las producciones de estudio:

Dee Rees (EE UU, 1977)

Ya había conseguido atención del público gracias a Pariah”, su primera obra de ficción, una cinta parcialmente autobiográfica en la que Rees contaba la historia de una joven afroamericana que busca su lugar en el mundo, mientras acepta su identidad como mujer homosexual a sus cortos 17 años. Adepero Oduye, la protagonista, consiguió una nominación a los Independent Spirit Awards, y Rees recibió varios reconocimientos entre los circuitos de críticos afroamericanos y de defensa de la población LGTB. Pero su mayor logro llegaría con Mudbound, cinta que recurre a temas como la discriminación racial y los traumas del pasado una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, que fue estrenada el año pasado en Sundance y actualmente es una de las que parte como favorita para conseguir varias nominaciones a los Premios Oscar, incluyendo Mejor Director y Mejor Guion Adaptado para Rees. No se conoce algún proyecto en el que esté trabajando actualmente, pero no debería tardar en aparecer.

Dee Rees podría ser nominada al Oscar este año por escribir y dirigir “Mudbound”

Julia Ducournau (Francia, 1983)

La parisina Julia Ducournau debutó como cineasta con el corto “Junior” (2011), que cuenta la historia de una joven que se despoja de su piel, como si fuera serpiente, tras infectarse con un insecto estomacal. El corto le valió un reconocimiento especial en el Festival de Cannes de ese año. A continuación dirigió la cinta de TV “Mange”, la historia de una mujer con problemas de bulimia que busca venganza en su universidad. Sin embargo, el éxito le llegaría con “Raw”, cinta del 2016 en la que vuelve a explorar los problemas juveniles y el horror, como en sus anteriores filmes, formando una trilogía interesante. “Raw” sigue a una “cachimba” de veterinaria de tendencia vegetariana que, tras probar carne animal por primera vez durante un rito de iniciación universitaria, descubre un voraz apetito por la carne, incluida la humana. La cinta causó polémica por, supuestamente, causar desmayos en varias personas durante su proyección en el último Festival de Toronto, debido a lo explícitamente sangrientas que resultan algunas escenas. Sin embargo, la crítica y el público que la vio después ha aprobado la cinta. Esperamos conocer más del nuevo proyecto de Ducournau, que ya es vista como una de las caras más prometedoras del cine de horror.

Ducournau ha desarrollado una interesante trilogía sobre mujeres e identidad con base en el horror.

Deniz Gamze Ergüven (Turquía, 1978)

Directora turco-francesa que ganó mucha popularidad gracias a su cinta debut, Mustang”, nominada a varios premios, como los Oscar, los Globos de Oro, César, Goya y los BAFTA. En una mezcla de crítica social, autobiografía, retrato de la adolescencia femenina y una historia sobre el heroísmo y la rebeldía, “Mustang” nos presenta a cinco hermanas adolescentes turcas, quienes tras pasar el día en la playa con sus amigos varones, son obligadas a recluirse y prepararse para ser amas de casa, madres y esposas. Sin embargo, al no estar dispuestas a cumplir con esas estrictas reglas, gradualmente se rebelarán contra las ya anticuadas tradiciones turcas. Según la propia Gamze Ergüven, era necesario mostrar una imagen de la sociedad turca que se niega a desaparecer a pesar de la lucha de los grupos feministas, y que se esconde detrás del reciente crecimiento económico del país. Su segundo proyecto, el primero en inglés, titulado “Kings”, protagonizado por Halle Berry y Daniel Craig, aborda una serie des disturbios en Los Ángeles tras la liberación de policías acusados de agredir a ciudadanos afroamericanos. Se estrenó en el último Festival de Toronto, con críticas mixtas, pero estamos todos a la espera de más reacciones.

En “Mustang”, Gamze buscaba mostrar una realidad presente hasta hoy en el país turco.

Elizabeth Wood (EE UU, 1983)

La joven realizadora estadounidense Elizabeth Wood se basó en su pasado como estudiante universitaria para escribir y dirigir White Girl estrenada en el Festival de Sundance en 2016, con excelentes comentarios por parte de la crítica y el público asistente, quienes han llegado a compararla con Kids” (1995), el clásico film de Larry Clark, por su intenso acercamiento a la juventud en crisis de identidad, en medio de un mundo de adicciones e injusticia. La película, de perfil semiautobiográfico, sigue la historia de Leah, una joven universitaria que con la intención de sentirse verdaderamente mayor, busca placer desenfrenado en el sexo, la cocaína y la música. En el camino se enamora de un puertorriqueño vendedor de drogas, y cuando él es capturado por la policía, ella buscará la forma de sacarlo de prisión, encontrándose con cosas una realidad social que, a diferencia de lo que vivió antes, sí la ayudarán a crecer como persona. La directora ya prepara otra cinta del mismo corte llamada “Spiritual Crisis”, una cinta de amor psicodélico, además de una serie de TV y ya se rumorea su ingreso por todo lo alto a las cintas de los grandes estudios (el año pasado fue candidata para dirigir “Captain Marvel”). Atentos a los que nos puede otorgar.

Wood ha tomado su vida como fuente de inspiración de sus historias.

Jennifer Kent (Australia)

Kent ganó fama internacional gracias al suceso de crítica en el que se convirtió su primera película, “The Babadook”, cinta de horror y terror psicológico estrenada en 2014 y que fue catalogada como una de las mejores películas de terror de la década, al lado de las taquilleras “It Follows” y “El Conjuro”, con premios en los Festivales de Sitges y por parte del Circuito de Críticos de Nueva York. “The Babadook” cuenta la historia del enfrentamiento de una mujer y su hijo contra un ser sobrenatural que se alimenta de sus miedos, y sin la necesidad de ser sangrienta, muestra una emotiva historia acerca de la superación del ser perdido y la relación de comprensión entre familiares. Kent rechazó un par de propuestas para dirigir en Estados Unidos y prefirió seguir produciendo en su natal Australia. Su nueva cinta, “The Nightingale”, que se estrena este año, es un drama histórico situado en la Tasmania de 1829, y sigue a una mujer que, acompañada de un aborigen australiano, buscará vengarse de los soldados que asesinaron injustamente a su esposo e hijo. Este alejamiento del cine de horror demostrará que tan polifacética puede llegar a ser Kent, quien ya es una de las principales cartas del nuevo cine australiano.

Kent ganó popularidad gracias al éxito internacional de The Babadook, su ópera prima.

Reed Morano (EE UU, 1977)

Tras una larga trayectoria como directora de fotografía en más de 50 películas y series, generalmente en circuito independiente, Morano debutó como directora en 2015 con el drama “Meadowland”, protagonizado por Olivia Wilde y Luke Wilson, con unánime recepción crítica y diferentes reconocimientos, incluyendo una nominación a los Independent Spirit Awards. Eso le permitió ser convocada para dirigir episodios de las series “Billions” y “Halt and Catch Fire”, pero lo mejor vendría cuando se encargó de los tres primeros episodios de la galardonada serie The Handmaid’s Tale (2017) de la cadena Hulu, que le valido entre otros importantes premios, un Emmy a la Mejor Dirección de una Serie de Drama. Actualmente tiene dos proyectos cinematográficos que pronto verán la luz. El primero, ya terminado, se llama “I Think We’re Alone Now” (2018), con Elle Fanning y Peter Dinklage, como dos desconocidos que deberán colaborar al descubrir que son los únicos sobrevivientes de de un ataque apocalíptico de origen desconocido. La segunda, actualmente en filmación, se llama “The Rhythm Section”, thriller sobre una mujer (Blake Lively) que busca venganza contra quienes ocasionaron la muerte de su familia. Morano es, sin duda, una de las directores de temática feminista más prometedoras de nuestro tiempo.

Morano acaba de ganar el Emmy a Mejor Dirección gracias a su participación en la serie “The Handmaid’s Tale”.

Gina Prince-Bythewood (EE UU, 1969)

Debutó como directora en el año 2000 con la cinta Love & Basketball, y tras eso se dedicó a producir, escribir y dirigir varios episodios de series de televisión basada en personajes afroamericanos, como “Everybody Hates Chris”, “The Bernie Mac Show”, entre otras. Volvió al cine en 2008 con la película “The Secret Life of Bees”, protagonizada por Dakota Fanning y Queen Latifah, una cinta sobre niña afectada por la soledad y el rechazo, y que busca conocer los secretos de su madre fallecida. Pero el reconocimiento de la industria y el voto positivo de la crítica vendrían gracias a Beyond the Lights”, drama romántico estrenado en 2014, que cuenta la historia de Noni Jean (Gugu Mbatha-Raw), una talentosa cantante que, abrumada por la fama repentina, intenta suicidarse, siendo salvada por Kaz (Nate Parker), un oficial de policía con aspiraciones políticas. Ellos inician un romance en contra de las opiniones de sus círculos profesionales, pero será su cercanía la que los ayude a encontrar la forma de alcanzar sus objetivos. La película le ha valido reconocimientos importantes, sobre todo por el guion de Gina y la interpretación de Gugu Mbatha-Raw. El próximo proyecto de Prince-Bythewood será el mundo de los superhéroes Marvel, con “Silver and Black” (2019), una buddy movie basada en las historias como equipo de dos conocidas villanas del mundo comiquero del Hombre Araña, Silver Sable y Black Cat.

El próximo proyecto de Prince-Bythewood está relacionado con el mundo de los superhéroes femeninos.

Marielle Heller (EE UU, 1979)

Tras una mediana carrera como actriz, Marielle Heller dio el salto que se merecía cuando escribió y dirigió “The Diary of the Teenage Girl en el año 2015. La película era una adaptación de la novela gráfica “The Diary of a Teenage Girl: An Account in Words and Pictures”, escrita por Phoebe Gloeckner, y sigue la historia de Minni Goetze, interpretada por la joven Bel Powley, una adolescente de 15 años que busca amor, aceptación social y liberación sexual, iniciando con ese fin una relación con el novio de su madre. Una comedia honesta, que no juzga a sus protagonistas y explora el despertar íntimo de una adolescente con prudencia y un humor muy certero. A pesar de haber sido un fracaso en taquilla, la película obtuvo varios reconocimientos importantes, que incluyeron el Premio a Mejor Película en la 14plus section del Festival de Berlín, y el de Mejor Ópera Prima en los Independent Spirit Awards, donde consiguió dos nominaciones más: Mejor Guion para Heller y Mejor Actriz para Powley. La directora tiene actualmente cuatro proyectos en curso, siendo el más interesante “Can You Ever Forgive Me?” (2018), cinta basada en la vida de la conocida biógrafa Lee Israel, interpretada por Melissa McCarthy. Muchas ganas por verla.

Heller ya tiene en camino cuatro proyectos distintos para los próximos años. El primero llega este 2018.

Greta Gerwig (EE UU, 1983)

No necesita mayor presentación. Guionista desde 2007 (sus créditos incluyen “Hannah Takes the Stairs”, “Frances Ha”, “Mistress America”, entre otras) y conocida por la su extensa lista de participaciones en cintas independientes de tipo mumblecore, generalmente en colaboración con Joe Swanberg y Noah Baumbach. Tras su debut detrás de cámaras al lado de Swanberg, con “Nights and Weekends”, ha sido Lady Bird, cinta basada en su vida adolescente y estrenada el año pasado, la que la ha puesto a puertas de conseguir el reconocimiento que su carrera tanto merece. “Lady Bird” es una comedia coming of age protagonizada por una joven de tendencias artísticas que busca salir de la sombra de su estricta madre para forjar su propio camino. El éxito le ha sonreído desde el estreno, con crítica y taquilla a sus pies, y decenas de reconocimientos, que incluyen posiciones en los Top 10 de National Board of Review y el American Film Institute, dos Globos de Oro (Mejor Comedia y Mejor Actriz de Comedia para Saoirse Ronan, su protagonista), y muchas posibilidades de conseguir varias nominaciones en la próxima ceremonia de los Premios Oscar, incluyendo obviamente a Gerwig en las categorías de Director y Guion Original. No hay noticias de proyectos inmediatos en su papel de directora, pero el éxito de “Lady Bird” podría traerle más de una propuesta interesante a corto plazo.

Gerwig está cerca de convertirse en la quinta mujer en optar por el premio Oscar a la Mejor Dirección.
Artículo anterior
Festival de Rotterdam 2018: Destacada selección de películas latinoamericanas
Artículo siguiente
[Crítica] "El pasajero": Liam Neeson salva el día

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

Nueve directoras de cine que debemos seguir de cerca