Las ideas del médico de salud pública Noel Nutels y las filmaciones en 16 milímetros que realizó de los pueblos indígenas brasileños que visitó entre los años 1940 y 1970 son los principales insumos de “El indígena rosa contra la bestia invisible: la batalla de Noel Nutels”, documental concebido mediante la técnica de found footage, y que construye un relato envolvente, reflexivo y de denuncia sobre la masacre histórica contra las comunidades nativas de la Amazonia. 

La película pone en foco un material inédito que abarca veintiuno registros filmados sin sonido por el médico en sus expediciones atendiendo a poblaciones indígenas, rurales y ribereñas del interior del Brasil, como parte de campañas de vacunación, de detección y control de enfermedades endémicas como la disentería o la tuberculosis. 

El hombre de la cámara también aprovechaba sus viajes para filmar costumbres y modos de vida de los lugares que visitaba. Pero más allá del interés por recuperar un archivo rico en diversidad cultural, su valor como obra radica en la forma en que estos elementos han sido trabajados en el proceso de edición.

Las imágenes de estilo amateur se intercalan con el audio de un discurso dado por Nutels en 1968 ante una comisión parlamentaria sobre la situación indígena. En él hace un balance sincero y autocrítico de su trabajo, y reflexiona sobre los devastadores efectos provocados por el contacto entre el progreso y la civilización occidentales con las milenarias culturas originarias de su país. 

Aquella voz que se escucha a lo largo del documental no solo otorga contexto a los registros, ayuda también a reformular y cuestionar lo filmado. Lo oficial queda en entredicho desde la mirada humanista de un servidor público disidente. 

Al metraje se agregan imágenes del archivo familiar del doctor y de otros filmes de época, acompañadas de una banda sonora de aliento lírico y sombrío que se despliega en cantos nativos, sinfonías europeas y brasileras, y sonidos ambientales. 

“El indígena rosa contra la bestia invisible” es el primer largometraje de Tiago Carvalho, ganador en el Festival de Biarritz 2020 de los premios del público y del jurado estudiantil. Es un ejemplo cabal de las posibilidades del cine de metraje encontrado como fuente de memoria, revelación de verdad y que formula una alerta válida para los tiempos pandémicos actuales.

Esta crítica forma parte de nuestra cobertura especial del 2° Festival de Cine Latinoamericano en Lenguas Originarias, que se realiza del 11 al 15 de marzo del 2021.